Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Opel Zafira Tourer Biturbo 2.0 CDTi

Primer contacto: Opel Zafira Tourer Biturbo 2.0 CDTi

El niño que llevamos dentro

07.03.2013

¿Qué era lo que tenía que hacer un hombre para ser completo? Ah, sí, ya me acuerdo: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Todo esto suena muy bien, ¿pero dónde queda el juguete preferido del hombre? Efectivamente, brilla por su ausencia. Opel ha decidido poner fin a esta injusticia presentando para todos los padres de este mundo –y para aquellos que lo quieran ser– el Zafira Tourer 2.0 CDTi BiTurbo, un monovolumen familiar muy, muy divertido.

Para que los vecinos no se den cuenta Opel ha ocultado el diésel BiTurbo de cuatro cilindros –que también montan el Astra y el Insignia– en un Zafira Tourer que resulta poco llamativo a la vista. Ni rastro de faldones, taloneras o logotipos deportivos de gran impacto visual. El tope de gama entre los Zafira Tourer tan solo se permite el lujo de montar unas llantas de aluminio de 17 o 19 pulgadas y un doble sistema de escape sorprendentemente discreto. Y eso que normalmente solo aquellos que tienen algo que esconder se muestran tan discretos...

Lo mejor de la tecnología

Galería: Primer contacto Opel Zafira Tourer Biturbo 2.0 CDTiEl hecho de que el tope de gama de los Zafira Tourer ofrezca más de lo que su exterior promete se debe a la exhaustiva revisión a la que han sometido a su mecánica diésel. Gracias a dos turbocompresores dispuestos de forma secuencial y a una inteligente refrigeración del aire de admisión, de los dos litros de cilindrada de esta mecánica los ingenieros de Opel han logrado sacar 195 CV. Son 30 CV más que el anterior Zafira Tourer 2.0 CDTi con tan solo un turbocompresor. Dado que el par motor ha aumentado hasta los 400 Nm este motor solo se puede asociar a una caja de cambios de seis velocidades bien escalonada que traslada la fuerza a las ruedas delanteras.

Para el Zafira Tourer todavía no hay disponible un cambio automático capaz de manejar fuerzas elevadas, algo que sorprende ya que en el Insignia BiTurbo sí podemos dejar que sea la técnica la que se encargue de jugar con relaciones de transmisión. Las demás modificaciones se limitan a unos frenos más grandes en el eje delantero y a una configuración algo más dura del tren de rodaje en combinación con una reducción mínima de la altura con respecto al suelo.

Rodar en lugar de volar

Galería: Primer contacto Opel Zafira Tourer Biturbo 2.0 CDTiCon las dimensiones de un VW Bus del año 85 y un peso de aproximadamente 1,7 toneladas las expectativas en cuanto a la dinámica son limitadas pese a sus 195 CV. Y es cierto que, incluso si papá pisa a fondo el acelerador, los 8,9 segundos que tarda el Zafira Tourer en alcanzar los 100 km/h garantizan que ninguno de sus siete ocupantes sufrirá dolores de cuello. Sin embargo, aunque su tiempo de aceleración puedas suponer una pequeña decepción, el Zafira Tourer todavía guarda un as en la manga en forma de un imponente par motor que desarrolla todo su potencial en autopista.

A partir de 1.250 revoluciones el motor entrega 320 newtons/metro, lo que otorga al conductor una evidente superioridad a la hora de realizar maniobras de adelantamiento. En lugar de darse por vencido, el conductor del Zafira Tourer simplemente pisará el acelerador y el BiTurbo comenzará a ganar velocidad en un abrir y cerrar de ojos. Y hasta una velocidad máxima de 218 km/h no surge nunca la necesidad de disponer de más potencia. ¿Y qué ocurre si necesitamos ir más rápido? En tal caso basta con reducir la marcha para que el cuatro cilindros se emplee a fondo –un resultado de la sobrealimentación y del corto camino que tiene que recorrer el aire de admisión.

Discreto pero no inaudible

Galería: Primer contacto Opel Zafira Tourer Biturbo 2.0 CDTiA excepción de una agradable presión en la espalda, a todos los sentidos de los ocupantes del Zafira Tourer esta tecnología de sobrealimentación pasará prácticamente inadvertida. Los turbocompresores funcionan de forma amortiguada e incluso si emitieran algún tipo de ruido seguramente lo harían a un nivel claramente inferior al del cuatro cilindros. Sin embargo, Opel no ha conseguido que este motor resulte del todo discreto montado en el Zafira Tourer. Sobre todo en circulación por ciudad llama la atención su penetrante ruido de rodadura, aunque éste no se traduzca realmente en una merma de confort.

La culpa la tiene la posición adelantada de los asientos delanteros, lo que hace que la distancia entre conductor y copiloto con respecto al vano motor sea muy pequeña. Lo bueno es que a medida que aumenta la velocidad este molesto ruido comienza a disminuir hasta que alcanzados los 80 km/h resulta prácticamente imperceptible.

Tren de rodaje confortable

Galería: Primer contacto Opel Zafira Tourer Biturbo 2.0 CDTiAdemás de su excelente propulsión, el tren de rodaje de configuración electrónica –disponible de forma opcional– también ayuda a que los desplazamientos sean más relajados. Si bien los antiguos modelos deportivos de Opel se caracterizaban por tener una regulación durísima, el Zafira Tourer ofrece un nivel de confort adecuado. Y los que tengan más prisa podrán recurrir a la configuración «Sport» que proporciona una respuesta más dinámica de los amortiguadores. Sin embargo, esta configuración sigue resultando demasiado blanda para trazar curvas a velocidades elevadas. Sobre todo con las ruedas de 17 pulgadas y a plena carga el Zafira Tourer BiTurbo tiende a transmitir claramente al conductor a través del volante la incipiente sobrecarga de sus ruedas motrices.

Una mala costumbre que seguramente se suavice con unas ruedas de 19 pulgadas. También la incorporación de la estructura claramente más dinámica del eje HyperStrut procedente del Astra GTC –en lugar del eje delantero McPherson utilizado– habría cortado de raíz este problema, pero las modificaciones necesarias en la carrocería del Zafira Tourer resultaban simplemente demasiado caras para el número de unidades que prevén vender.

La individualidad, su mejor baza

Galería: Primer contacto Opel Zafira Tourer Biturbo 2.0 CDTiMucho más importantes que los puntos débiles de su tren de rodaje son las ventajas de la carrocería extraordinariamente variable del Zafira Tourer, así como la amplia lista de opciones de individualización. Numerosos, y en parte llamativos, equipamientos opcionales (parabrisas panorámico, soporte para bicis FlexFix o todo un ejército de sistemas de ayuda) convierten al Zafira Tourer en un verdadero multitalento cuyos acabados han alcanzado un nivel capaz de competir de tú a tú con los modelos de la competencia.

Y pesar de que el manejo de los 52 botones y mandos giratorios individuales repartidos por todo el puesto de conducción exigirá un pequeño esfuerzo de adaptación al principio, la idea de poder seleccionar las funciones directamente no es mala. Al fin y al cabo, conducimos el coche todos los días y al final nos terminamos acostumbrando a este tipo de ergonomía.

La potencia y el lujo tienen un coste, también en Opel

Lo que ha terminado por convencernos de que el Zafira Tourer BiTurbo no pasará de ser un mero invitado en la cartera de productos de Opel es su lista de precios. Si bien el precio inicial de 30.235 euros podría parecer más o menos asequible, a medida que vamos avanzando a través de la lista de suplementos de 26 páginas éste aumenta de forma inevitable.

Si tenemos en cuenta los innumerables y tentadores componentes opcionales que nos ofrece la casa estamos seguros que ningún Zafira Tourer abandonará la cadena de montaje de Rüsselsheim con un precio inferior a los 40.000 euros. Menos mal que en funcionamiento el BiTurbo no parece generar unos costes demasiado elevados. En este sentido, y según datos oficiales, el consumo medio es de 5,6 litros a los 100 km.  Una cifra, que solo el día a día podrá confirmar o desmentir.

Conclusión

El Zafira Tourer BiTurbo es la solución ideal para cualquier padre que, aún teniendo una gran familia, no desee renunciar al placer de conducir. Las prestaciones cumplen las expectativas en todos los aspectos e incluso su eficiencia resulta adecuada. Sin embargo, si tenemos en cuenta el precio de adquisición de un Zafira Tourer BiTurbo bien equipado surge la duda de si nos quedará suficiente presupuesto como para dedicarnos a escribir ese libro y plantar ese árbol que nos falta para cumplir nuestro objetivo en la vida.

Para todos aquellos que valoren sobre todo el espacio del Zafira Tourer y su versatilidad, y que no necesariamente quieran un BiTurbo, Opel llevará a los concesionarios a principios de marzo de 2003 una versión ecoFlex.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.