Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Peugeot 2008

Primer contacto: Peugeot 2008

Apto para séniors

07.06.2013

En este caso, Peugeot ha optado de nuevo por eliminar el modelo familiar denominado SW y ofrecer en su lugar un pseudo-SUV con la combinación de números 2008. Y los concesionarios están encantados, ya que lo que están viviendo en la actualidad no es algo que ocurra muy a menudo. Nos referimos al hecho de que el nuevo modelo se vende bien a pesar de que la gente que se decanta por él no lo ha tocado y sobre todo no lo ha conducido jamás.

Cuando un automóvil tiene el aspecto del 2008, es decir, aptitudes todoterreno a pesar de no estar equipado para ello, se trata –según la actual jerga del sector– de un todocamino, una mezcla entre familiar y SUV sin tracción integral. Peugeot va un poco más allá y coloca la palabra «urban» delante de la denominación 2008 ya que la mezcla creada por los franceses ha resultado ser tan compacta que es capaz de abrirse paso sin problemas por la jungla de la gran ciudad y además no resulta difícil encontrar aparcamiento con él.

Una posición de asiento más elevada

Galería: Primer contacto Peugeot 2008En comparación con el Peugeot 208, sobre el que se basa el 2008, este pseudo-SUV de 4,16 de longitud y 1,56 metros de altura ofrece 2,5 cm más de distancia al suelo y, gracias a sus 10 cm adicionales de altura, también una mayor libertad de movimiento a la altura de la cabeza. Sin embargo, según las estimaciones de Peugeot su clientela –que tira más a la tercera edad que a la veintena– agradecerá sobre todo que la posición de asiento sea 5 cm más elevada y que el chasis piense ahora más en el confort de los ocupantes.

Este conjunto apto para conductores sénior se completa con un puesto de conducción ordenado y un compartimento de carga de tamaño suficiente y que, además, se puede ampliar. Su capacidad mínima des de 360 litros, aunque con el banco trasero abatido ésta aumenta hasta los 1.194 litros. El hecho de que sus futuros propietarios puedan dejar el equipaje a una altura de 60 cm es otro punto a su favor.

Un duro trabajo para el tres cilindros

Galería: Primer contacto Peugeot 2008En el momento de su llegada al mercado el 2008 dispondrá de cuatro motorizaciones. La oferta diésel del 2008 desarrolla 92 o 115 CV siempre a partir de 1,6 litros de cilindrada y con la ayuda de cuatro cilindros. En el apartado de los gasolina la potencia asciende a 120 CV en las mismas condiciones. Según la división de marketing de la casa francesa la mayoría de los encargos no tendrán como objetivo el turbodiésel, un motor que libera sus par motor máximos de 230 o 270 Nm a 1.750 revoluciones, ni tampoco el potente gasolina (160 Nm a 4.250 r.p.m.), sino sorprendentemente el seguidor de la tendencia hacia la reducción de cilindrada: el nuevo tres cilindros de 1,2 litros y 82 CV de potencia.

Este motor es capaz de hacer grandes cosas, pero el propulsor ideal para un automóvil de 1.210 kg de peso no es precisamente éste. Al menos cuando el camino es empinado. Al SUV francés no le gustan mucho las cuestas y por este motivo el conductor tendrá que cambiar con ahínco y, además, tendrá que aguantar que este pequeño motor –que a 2.750 revoluciones por minuto apenas moviliza 118 Nm– emita un sonido demasiado penetrante al indicar lo mucho que le cuesta realizar su trabajo.

Por debajo de los cuatro litros

Galería: Primer contacto Peugeot 2008En cambio en zonas planas este propulsor de Mini no tiene que esforzarse tanto y, en circunstancias especialmente idóneas, podría incluso registrar un consumo de 4,9 litros de gasolina súper a los 100 km. En el caso del segundo gasolina la cifra es exactamente un litro más, mientras que para los HDI Peugeot anuncia consumos de 3,8 y 4,0 litros a los 100 km.

Sin embargo, el diésel menos potente solo firma la cifra más baja cuando el cambio automatizado toma el control. Éste, al igual que el cambio manual del turbodiésel de 115 CV, presenta seis relaciones, mientras que el resto de la oferta del 2008 ha de conformarse con cinco.

A partir de 14.900 euros

Galería: Primer contacto Peugeot 2008Equipado con motor gasolina de 1,2 litros y en su línea de equipamiento básica –que según Peugeot no se encargará muy a menudo– el 2008 tiene un precio de 14.900 euros. En este caso el futuro propietario contará con seis airbags y multitud de opciones de seguridad, entre las que se encuentran la luz de conducción diurna en LED, un programador de velocidad con limitador y un banco trasero abatible dividido en la proporción 40:60. Tanto el sistema de aire acondicionado como el de sonido son extras, aunque se venden en un paquete alrededor de 1.300 euros.

La siguiente línea de equipamiento (que aumenta el precio del conjunto en unos 1.800 euros) incluye sistema de audio, climatización y alguna que otra cosa más. Y llegados al nivel del Allure podríamos hablar de un poco de lujo. Esta variante se reconoce sobre todo por la iluminación ambiente que brilla en torno a los instrumentos, en la zona baja de la consola central, debajo del cuadro de instrumentos y en la zona de los pies, y que incluso ilumina el techo –siempre y cuando se haya encargado el techo panorámico acristalado. Además, la versión Allure del 2008 está equipada de serie con sensores de aparcamiento en la zaga, un espejo interior antideslumbramiento automático, sensor de lluvia, luz de curva (no autoadaptable), activación automática de la luz de cruce y un climatizador bizona.

Control de agarre solo para el Allure

El hecho de que cada vez más clientes se decanten por la línea tope de gama, que en el caso del 2008 -y dependiendo de la motorización– cuesta entre 18.000 y 21.000 euros aproximadamente es precisamente lo que quieren tanto fabricante y como concesionarios, ya que aumenta la facturación y los beneficios. Y, dicho sea de paso, también hay un motivo práctico para invertir tanto dinero: Peugeot solo permite a los compradores de la versión Allure incorporar el paquete «Grip Control» por unos 300 euros. Una inversión muy útil ya que permite elegir varios modos de conducción en los que la electrónica del ESP de serie es capaz de dosificar las fuerzas de propulsión de tal manera que el 2008 no resulte ridículo al intentar hacer aquello para lo que parece estar dotado: comportarse como un verdadero SUV sobre una superficie resbaladiza.

Conclusión

Los todocamino están en auge y las marcas que aún no tiene uno se están apresurando a lanzar un modelo propio, ya que este concepto mixto entre familiar y SUV sin tracción integral gusta mucho a los compradores y parece relegar a un segundo plano los monovolúmenes tan de moda hace unos años. Estos modelos, que además de una posición de conducción más elevada también ofrecen más espacio, se consideran ya el nuevo coche familiar.

E incluso la clientela de mayor edad parece preferir subirse a un automóvil con capacidad para evadirse del día a día, aunque no esté equipado para ello. Sin embargo, este pequeño engaño es tan importante, ya que al menos sobre carreteras asfaltadas la tracción integral resulta en la mayoría de los casos prescindible. Parece que Peugeot se dio cuenta de ello hace tiempo, por lo que no tiene previsto incorporar esta técnica adicional –que además aumenta el consumo de combustible– ni en el 2008, ni en el 3008 ni en el 5008.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.