Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Peugeot 208 GTI

Primer contacto: Peugeot 208 GTI

Al nivel de los grandes

10.04.2013

Pequeño, bonito y con fuerza, así es como el nuevo Peugeot 208 GTi demuestra ser un digno representante de la categoría de los mini deportivos. Aunque el motor lo tome prestado de su hermano mayor, el RCZ.

Donde el VW Polo GTI y sus hermanos de grupo se presentan con 180 CV, este pequeño provocador ofrece 20 CV más. De esta forma, el Peugeot 208 GTi se sitúa aproximadamente al mismo nivel de potencia que el Mini Cooper Works, el Opel Corsa OPC, el Renault Clio RS o el Citroën DS3 Racing.

Todo adaptado

Galería: Primer contacto Peugeot 208 GTITanto el chasis como la dirección, el sistema de frenos y la suspensión de esta pequeña máquina han sido revisados con respecto a los modelos normales del 208 a fin de adaptarlos a los requisitos deportivos y a las exigencias de un GTi. El equipamiento de serie del 208 GTi incluye un eje delantero McPherson, un eje de brazos compuestos en la parte trasera, así como una unidad de muelles y amortiguadores de configuración especial.

La dirección reacciona de forma mucho más directa, mientras que en lo relativo a la amortiguación los ingenieros han apretado bien los tornillos de ajuste, de forma que este pequeño portento traslada casi sin filtrar cualquier bache o irregularidad que presente el asfalto. Poco pueden hacer en este sentido los asientos deportivos duros y de excelente sujeción. Sin embargo, los que apuestan por un GTi no suelen ser blandengues y está claro que en su mente está el fanfarronear de su afinidad deportiva y, evidentemente, probarla en carretera.

Estética deportiva

Galería: Primer contacto Peugeot 208 GTILa imagen deportiva se basa en unas llantas de aleación de 17 pulgadas, pinzas de freno pintadas en rojo tanto delante como detrás, parrilla con moldura cromada y entramado negro, así como logotipo GTi sobre el maletero y tras las ventanillas posteriores. Naturalmente este tres puertas dispone también del inalienable doble tubo de escape cromado bien visible en la zaga, así como de unos pasos de rueda ensanchados. Ya en el interior, las molduras embellecedoras de las puertas, el volante en piel aplanado en su parte inferior con logotipo GTi, el borde LED de los instrumentos iluminados en rojo, así como las aplicaciones en ese mismo color ubicadas en el pomo de la palanca de cambios y los cinturones de seguridad ponen el acepto deportivo.

El volante de menor tamaño y situado en una posición más baja del 208 GTi se ajusta a la perfección al carácter de este pequeño deportivo. Al menos los conductores no demasiado altos disfrutarán de una postura excelente para sus dotes deportivas. La visibilidad de los instrumentos y sobre todo del tacómetro digital también es buena. Además, resulta conveniente controlar de vez en cuando la indicación de velocidad si queremos mantenernos más o menos dentro de las normas de circulación vigentes.

Arranque rápido

Y decimos esto porque su motor turboalimentado de 1,6 litros y 275 Nm de par motor a 1.700 vueltas esprinta de inmediato mientras las marchas se engranan con total facilidad sobre un trasfondo acústico discreto y antes de que uno se arriesgue a echar el primer vistazo al velocímetro seguramente ya habremos superado la marca de los 100 km/h. No nos cabe ninguna duda de la veracidad de los datos oficializados por la casa: tiempo de aceleración de 6,8 segundos y velocidad máxima de 230 km/h.

Galería: Primer contacto Peugeot 208 GTILas curvas limitarán el impulso de aceleración del 208 GTi, pero a cambio harán que aumente la diversión al volante ya que las prácticas dimensiones de este utilitario de apenas cuatro metros de longitud resultan perfectas para trazar las curvas de las estrechas y sinuosas carreteras montañosas. Y en caso de que tengamos que desacelerar de forma más rápida de lo esperado los discos de freno tanto delanteros como traseros no solo tienen un aspecto bonito con su pintura roja, sino que también desempeñan su trabajo de manera eficaz.

Falta un sonido rotundo

Lo que sí echamos un poco en falta fue un sonido algo más rotundo. No es que hubiera desaparecido del todo, pero en el interior, y con ello en el alcance auditivo del conductor, éste solo se hace notar en el rango superior de revoluciones –pero ni siquiera los conductores de un 208 GTi conducen siempre a plena carga.

Y, hablando de plena carga, huelga decir que si hacemos honor a su condición de deportivo de dimensiones reducidas y mantenemos un estilo de conducción consecuente, entonces el consumo se disparará más allá de los 10 litros. El consumo medio homologado de 5,9 litros es en este caso y sin ningún tipo de duda un valor teórico y un bálsamo para nuestra conciencia ecológica.

Conclusión

Con el 208 GTi Peugeot cuenta entre sus filas con una verdadera alternativa a modelos como el Polo GTI y compañía. Gracias a sus 200 CV de potencia este francés juega en la liga de los deportivos pequeños y, por consiguiente, resulta sumamente divertido de conducir. Que esto dispara el consumo es una consecuencia lógica, pero por suerte el precio base resulta bastante razonable.

Un precio fácil de incrementar gracias a la multitud de opciones que ofrece la casa. De esta forma, podemos mejorar el conjunto con luz de curva estática, adhesivos para techo y capó, pintura metalizada especial, así como un sistema de navegación y un sistema de ayuda al aparcamiento. Sin embargo, con semejante potencia no está muy claro que tengamos tiempo de disfrutar realmente de las vistas exteriores a través del techo panorámico también opcional. (mg/sp-x)

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.