Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Primer contacto: Peugeot 308 GTI

Primer contacto: Peugeot 308 GTI

Domando a la fiera

21.11.2017

Los 3,85 kilómetros del Circuito del Jarama han sido el lugar escogido por Peugeot para dejarnos solos ante la dinámica y el poderío que atesora el nuevo 308 GTi. ¿Conseguiremos domarlo? Sigue leyendo si quieres saber más.

Primer contacto Peugeot 308 GTIGalería

Bajo un sol de justicia más típico de época primaveral que otoñal y sin una nube en el cielo, a primera hora del día por el paddock del Circuito del Jarama se escuchaban rugidos similares a los de un león enjaulado, preparado para salir al ruedo y demostrar de lo que es capaz. Suena a símil, pero es la cruda realidad.

Peugeot nos ha invitado a probar por el trazado madrileño todas y cada una de las virtudes que han hecho del nuevo 308 GTi el mejor Peugeot jamás fabricado. Ataviado con una carrocería bicolor en azul y negro, llantas de 19 pulgadas con pinzas de freno de cuatro pistones en rojo o un difusor trasero al más puro estilo de las carreras, el 308 GTi nos daba la bienvenida a través del borboteo procedente de la doble salida de escape.

Primer contacto Peugeot 308 GTI

Un rugido ronco y cautivador que proviene directamente del motor más potente jamás montado en un Peugeot: el 1.6 THP de cuatro cilindros, turbo, que desarrolla nada menos que 270 CV y un par máximo de 330 Nm, disponibles a 1.900 rpm. Combinado en exclusiva con una caja de cambios manual de seis relaciones, logra unas prestaciones de escándalo: 6 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y una punta, auto limitada, de 250 km/h.

¡Arrancamos!

Si la firma del León nos ha citado en el Jarama es para que demos rienda suelta a nuestros sentidos… y los del 308 GTi. Salimos del pit lane de forma tranquila y en cuanto el semáforo se coloca en verde, aceleramos a fondo para cerciorarnos de que el dato antes remitido es veraz… ¡y vaya si lo es! En menos de lo que pensamos ya estamos enfilando la curva Fangio con la duda de si meter cuarta o no. Y es que las tres primeras relaciones del cambio son cortísimas, como los verdaderos coches de competición, beneficiándonos de un par excelente desde que hundimos el pie en el acelerador.

Antes de entrar en Varzi (la segunda curva) hemos comprobado cómo la aguja del cuentarrevoluciones sube indiscriminadamente hasta las 6.000 vueltas (lo hace en sentido contrario, por lo que tendremos que adaptarnos al principio) sin dar síntomas de fatiga. El giro rápido a derechas nos permite comprobar lo rápida que es la dirección, pues solo hace falta un toque de volante para que los 4,25 metros de largo (el GTi solo está disponible con carrocería de cinco puertas), se coloquen con una facilidad pasmosa.

Primer contacto Peugeot 308 GTI

Afrontamos la zona lenta de Le Mans y Farina, poniendo especial énfasis en los frenos. Con unos discos delanteros ventilados, de tipo Alcon, de 380 milímetros, la potencia de frenada es excelente, deteniéndonos incluso antes de lo esperado. La dirección sigue sorprendiendo, primero por lo rápida que resulta, y segundo porque será necesario acostumbrarse para no girar más de la cuenta y caer en un temido subviraje que nos haga perder potencia y tiempo. Pero si conseguimos entablar una pronta simbiosis con la dirección (con un ajuste específico y asistencia variable en función de la velocidad), el 308 GTi circulará sobre raíles. En caso de que vayas algo más ‘colado’, el diferencial autoblocante mecánico de tipo torsen actúa sobre la frenada enviando más par a la rueda que lo necesite, saliendo como un tiro al final de la curva.

Durante las siete curvas restantes, con especial hincapié en la zona de la Hípica, el 308 consigue que esa sonrisa que ha aparecido al principio de la tanda, se mantenga casi de forma perpetua. En este sentido, hay que alabar la labor realizada por el departamento Peugeot Sport, quienes han metido buena mano en el vehículo para convertirlo en todo un bólido de carreras. Ofrece una agilidad encomiable, ensalzada por los escasos 1.360 kilos que presenta frente a la báscula y que, unidos a los 270 CV, consiguen una relación peso/potencia de 4,46 kg/CV.  

Primer contacto Peugeot 308 GTI

Para el día a día

Decir que todas estas impresiones se han producido con el modo Sport activado, que convierte al 308 GTi en un coche mucho más nervioso. Sin embargo, como Hulk o el Dr. Jekyll el compacto galo también tiene un punto noble que lo transforma en un vehículo especialmente apto para el día a día.

Con un habitáculo amplio, donde la segunda fila es apta para dos adultos y el maletero cuenta con un hueco de 420 litros, el 308 GTi es capaz de retener ese instinto primario de velocidad y brindarnos un vehículo divertido, confortable y con un punto ahorrador, al homologar un consumo medio de 6,l/100 km que es complicado de conseguir, pero no imposible.

Primer contacto Peugeot 308 GTI

A todo ello se suma un puesto de conducción moderno y cómodo, siempre comandado por el concepto minimalista generado por el Peugeot i-cockpit, con un volante de pequeñas dimensiones y un cuadro de instrumentos situado en una posición más elevada. Sin olvidarnos del apartado tecnológico, con la pantalla central táctil capacitiva de 9,7 pulgadas con sincronización móvil gracias al Mirror Link, ni del de la seguridad, con un amplio elenco de asistentes como el lector de señales, el detector de fatiga, el control de velocidad de crucero, el control del ángulo muerto…

En definitiva, el 308 GTi no es un gallo de pelea, es todo un león con unas garras tan afiladas que no es de extrañar que la competencia tiemble al pensar en intentar domarlo. Nosotros lo hemos conseguido durante un breve intervalo de tiempo, pero ya estamos esperando para tenerlo un poco más entre nuestras manos.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.