Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Peugeot 508 Facelift

Primer contacto: Peugeot 508 Facelift

La consolidación de un éxito

15.10.2014

En la jerga automovilística, el término “facelift” o “lavado de cara” hace siempre referencia a una restauración sin demasiadas complicaciones del aspecto estético y tecnológico de un vehículo. A veces, las diferencias son tan mínimas que es difícil distinguir el modelo actualizado del antiguo. En el nuevo Peugeot 508 esto no pasa ya que hay cambios muy evidentes. El más llamativo es la colocación del león en el centro de la parrilla y no en el capó como es habitual…

Galería: Primer contacto Peugeot 508 FaceliftEl cambio, a priori, va en consonancia con los mensajes de éxito lanzados por la marca. Hay que decir en este punto que, de acuerdo con el último informe de coches usados de Alemania GTÜ, el Peugeot 508 era el coche de clase media con menor cantidad de defectos e incidencias reportadas. Así, la marca francesa tiene un argumento sólido y demostrable para vender su producto con el complicado adjetivo de “premium”.

Esta edición del 508 comienza, como casi siempre, presentándose con un ligero retoque estético (pinceladas en la parrilla, nuevas luces LED y algunos retoques en el paragolpes) pero también con nuevas incorporaciones en materia de tecnología y sistemas de asistencia. En este punto, el nuevo modelo se puede pedir con Head-Up display y aviso de punto muerto, y ahora la consola central incluye una pantalla táctil de siete pulgadas que procede del 308. A través de ella se puede ver, entre otras cosas, lo que hay detrás del vehículo al meter marcha atrás. Esta cámara está reservada, sin embargo, al pack de equipamiento de mayor nivel.

Más equipamiento, menos motores

De forma paralela a la expansión de equipamiento, la línea de motorizaciones se ha visto reducida si lo comparamos con el modelo de 2011. El único gasolina es un 1.6 turboalimentado que ofrece ahora 165 cv en lugar de los 156 cv anteriores y que está disponible tanto con cambio manual de seis marchas como con un nuevo automático también de seis relaciones. Con ambas opciones de cambio, este motor consume una media de 5,8 litros.

Galería: Primer contacto Peugeot 508 FaceliftEn cuanto a los motores diesel, la oferta comprende potencias que van desde los 114 hasta los 181 cv, pasando por las versiones intermedias de 140 y 150 cv. El de mayor potencia va asociado a una caja automática. La variante más ahorradora es la de 114 cv de potencia, con un consumo homologado de 4,2 litros cada cien kilómetros.

Por último, existe también hay una variante híbrida que funciona combinando el motor diesel de 163 cv con una unidad eléctrica de 27 kW de potencia que puede recudir los consumos hasta los 3,3 litros (versión sedán) y 3,5 litros (versión station-wagon).  También seguirá disponible la versión RXH, dotada de tracción total y un equipamiento específico – y elevado- para circular de forma ocasional fuera del asfalto.

Desde 24.000 euros

Galería: Primer contacto Peugeot 508 FaceliftEl modelo Hybrid4 se ofrece exclusivamente con el acabado RXH, y su precio de partida es de 40.500 euros. Este modelo cuenta con tracción total y el sistema de reparto hace que el motor térmico se ocupe de las ruedas delanteras, mientras que el eléctrico sea el encargado de mover las traseras siempre y cuando se demande o se necesite.

El resto de la gama se compone de numerosas variantes en las que se combinan motores y equipamientos, empezando por el 508 1.6 e-Hdi de 114 cv (23.920 euros). Pasar de una carrocería sedán a una station-wagon supone 1.200 euros de diferencia. La versión más accesible del nuevo motor de gasolina de 165 cv es cuesta 26.170 euros y cuenta con el segundo nivel de equipamiento Active, en el que ya se incluyen climatización de dos zonas, llantas de 17 pulgadas y sensores de aparcamiento traseros, entre otras cosas.

A quién va dirigido

El nuevo 508 se pone a punto siguiendo las mismas líneas que el modelo anterior: ofrecer mucha calidad, buenas combinaciones de equipamiento y motores que pueden consumir poco combustible. En el caso del híbrido, Peugeot vuelve a insistir en la combinación de un motor diesel con otro eléctrico, aun cuando los clientes que se decantan por el acabado RXH han demostrado que siguen prefiriendo una única motorización diesel para equipar su vehículo. No obstante, el Hybrid4 es un broche de oro a una gama completa y un escaparate perfecto para que Peugeot muestre sus capacidades a nivel de desarrollo.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.