Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Peugeot RCZ

Primer contacto: Peugeot RCZ

Una bonita excepción

16.04.2010

¡Ya está bien de modelos familiares, espaciosos y prácticos!. Peugeot, totalmente decidida a restar algo de mercado al Audi TT (el “rey de los cuatro aros”), se ha permitido una magnífica excepción dentro de su gama. Con motores de hasta 200 cv de potencia, soluciones aerodinámicas muy válidas y un precio inferior a los 30.000 euros, será difícil decantarse por el caro modelo de Ingolstadt que, a propósito, acaba de someterse a un ligero “facelift” (más...). ¿Será simple casualidad o es que temen realmente la llegada de este purasangre?…

A partir de este momento, la imagen de Peugeot ya no se verá desde el mismo prisma. Además de estrenar el nuevo León diseñado en la parrilla (señal de que llegan nuevos tiempos para la marca), con el RCZ hemos dicho adiós a los números para identificar un modelo.  Así, este nuevo coupé 2+2 con tintes deportivos debe ser considerado, ya desde sus inicios, como una excepción dentro de la gama. Ideado como concept-car allá por septiembre de 2007, el RCZ se confirmó en el último Salón de Ginebra de 2008. Un año más tarde ya nos hemos podido subir a él, ¡aunque no debemos haber sido los primeros!. Antes de la comercialización de este coche, Peugeot puso a la venta 200 unidades de la versión “Limited Edition” y el resultado fue realmente asombroso: ¡todo vendido en menos de 48 horas!.

Galería: Primer contacto Peugeot RCZArquitectura compartida

Aunque la arquitectura de este modelo pueda parecer a simple vista original y exclusiva, el RCZ comparte la misma estructura de modelos que no tienen nada que ver con él, como el 308(un compacto), 3008 (un SUV) o incluso el 5008 (un monovolumen). ¿Sorprendente, no?. ¿Quién diría que la base de este “deportivo” es la misma que la de un coche familiar?.

Herencias y parentescos aparte, el RCZ se caracteriza principalmente porque es bastante largo (mide 4,3 metros, más que un Audi TT) y por el doble abombamiento de su techo y parte de la luneta trasera, lo que de forma conjunta con sus medidas han propiciado un magnífico Cx aerodinámico de 0,32. Además, contribuyendo a mejorar este valor todavía más, se ha dotado al RCZ de un alerón trasero que puede variar su posición en función de la velocidad. Así, la primera posición (de 19 grados de inclinación) valdrá para velocidades comprendidas entre los 85 y los 155 km/h. La segunda, con 34 grados de inclinación, entrará en funcionamiento al superar ese límite, volviendo a su posición número uno al rebajar los 145 km/h.

Galería: Primer contacto Peugeot RCZDel resto de su imagen destacan los poderosos pasos de rueda, los difusores traseros y los pilotos de la zaga adornados con numerosos LED para las funciones de iluminación diurna. Mientras tanto, toda la anchura del coche ha quedado subrayada perfectamente en la parte delantera gracias a un capó en el que se integran parte de las aletas delanteras y que, además, cumple con una importante función de seguridad ya que, en caso de impacto contra un peatón, éste se levantará 55 milímetros gracias a un sistema pirotécnico para amortiguar el golpe. Sencillamente soberbio.

Galería: Primer contacto Peugeot RCZRealmente un biplaza

Ya nos lo habíamos imaginado y por eso no lo escribiremos en la lista de defectos: las plazas traseras del RCZ no son amplias, vale, ni el acceso a ellas es el mejor del mundo, pero sólo con subir al puesto de conducción es más que probable que se olvide tan nimio detalle. Y es que, al volante, una postura tan ergonómica como baja te recuerda lo más importante de todo: ¡voy a subirme en un deportivo!.

Una vez ubicados, encontraremos una pantalla de información para el conductor algo escasa de detalles, pero perfectamente válida y con todos los datos visibles. El equipamiento del RCZ es prácticamente cerrado (sólo se le pueden añadir algunos extras puntuales) así que da igual la versión en la que nos subamos: encontraremos en todas control de estabilidad desconectable, llantas de 18”, el capó activo arriba mencionado y el valioso sistema de seguridad Peugeot SOS Connect, que avisa inmediatamente al centro de emergencia en caso de accidente. De esta forma, lo único que queda a la elección del cliente son extras lujosos como asientos con regulación eléctrica, equipo de sonido de altas prestaciones, techo en fibra de carbono o arcos laterales en distintos colores.

Galería: Primer contacto Peugeot RCZSi la utilización va a ser como coche para dos personas, que será lo más normal, el maletero del RCZ resulta más que suficiente, casi ideal, con 321 litros, que es un poco menos de lo que ofrecen modelos compactos como el Golf, el Astra o el reciente Giulietta, y más de lo que se puede obtener en un Audi TT (que no llega a los 300). Abatiendo los asientos traseros, el volumen total también es mayor que el del modelo alemán y pasa a ser de 640 litros.

200 cv dentro del habitáculo

Aquellos que quieran de forma indiscutible la versión más radical, es decir la de 200 cv, tendrán que esperar hasta verano para poder subirse a ella, ya que el RCZ comienza a venderse con dos motorizaciones, una de gasolina (1.6 THP de 156 cv) y otra diesel (2.0 HDI de 163 cv). Todos cumplen la normativa Euro V de emisiones y con el segundo de ellos se pueden alcanzar unos niveles de consumo relativamente bajos para ser un deportivo (5,3 litros).

Galería: Primer contacto Peugeot RCZEl motor de gasolina de 156 cv ofrece unas prestaciones bastante buenas y una sensación al volante propia de un coche con más potencia. El empuje es bastante fuerte, sobre todo en la parte alta del cuentavueltas, mientras que el sonido que llega al habitáculo es agradable. Si lo que se busca es una aceleración muy rápida, se puede conseguir prácticamente lo mismo con la versión de gasolina como la de motor diesel (8 y 8,2 segundos respectivamente). Sin embargo, si lo que se busca es un coche  para recorrer bastantes kilómetros a menudo, la opción diesel es más recomendable por la diferencia de consumo (5,3 en lugar de 6,7). Así, ambos modelos garantizan sensaciones de un coupé deportivo que, si bien no cuenta con tracción total ni una regulación adaptativa del chasis, garantiza una estabilidad máxima debido al buen tarado de las suspensiones y a una rigidez del chasis magnífica. La dirección, por cierto, también es bastante precisa y permite maniobrar de forma fácil en una conducción agresiva.

eVote

 

En cuanto a la versión 1.6 THP de 200 cv, lo que más llama la atención es el poderoso sonido que se le puede arrancar al motor gracias al sistema “Sound System” que, a través de una membrana que vibra al accionarse el turbo, multiplica el nivel de sonoridad dentro del habitáculo. Sin duda es una opción a valorar si estamos dispuestos a llevarlo siempre presente en nuestros viajes, por largos que sean.  Lógicamente, es el motor que hace más rápido al RCZ, permitiéndole acelerar hasta los cien en 7,5 segundos a costa de 6,9 litros (muy poco más que la versión de 156 cv).

Todos los motores van asociados a un cambio manual de seis marchas, aunque a partir de verano se podrá adquirir un automático para la versión gasolina de 156 cv que supondrá 1.000 euros más en la factura.

Muy completo

El RCZ está a la venta desde 27.000 euros, una suma de dinero razonable para un coche de estas características, aunque es mucho más barato que un Audi TT ya que su intención es la de hacerse con todo el público potencial que no puede asumir los más de 32.000 euros que cuesta el germano. La versión diesel de 163 cv cuesta 29.200 euros, que es exactamente lo mismo que cuesta la variante más potente de gasolina (la de 200 cv).

Galería: Primer contacto Peugeot RCZDesde el modelo de acceso se incluyen sistemas como el asistente de arranque en pendiente, faros antiniebla, control de velocidad de crucero, ayuda en maniobras de aparcamiento y climatizador bizona, así como pedales deportivos, volante achatado por la parte inferior y llantas de 18”. Las opciones de personalización pasan por techo de carbono, un pack sport que incluye volante más pequeño y palanca de cambios más corta, pinzas de freno en negro, llantas de hasta 19” y rejilla del parachoques en negro brillante. Además, se pueden equipar faros bi-xenón, asientos de cuero eléctricos con calefacción o ayuda de aparcamiento trasera en diferentes packs opcionales.

Resumen

El RCZ es mucho menos tecnológico que el Audi TT, ya que no puede equipar elementos que influyen decisivamente en la conducción, pero su precio lo justifica totalmente. Es una opción claramente deportiva (no es simplemente fachada), con un buen equipamiento y con un motor de 200 cv capaz de hacer las delicias de todo aquel que busque fuertes sensaciones a toda costa. La excepción de la gama Peugeot, por el momento, tiene todos los argumentos para conquistar al público de este sector.  

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.