Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Porsche Macan

Primer contacto: Porsche Macan

Vale para todo

21.02.2014

Porsche sigue creciendo sin cesar. Después del récord de ventas globales de 2013, el logro que se espera para 2014 se llama Macan. El CEO de Porsche, Matthias Mueller, ya lo ha definido como " un coche adecuado a cada momento". Lo hizo en su discurso de bienvenida durante la presentación a la prensa internacional y justo antes de realizar una primera conducción oficial en Leipzig. En el fondo Mueller tiene razón: el Macan tiene apariencia y alma, dos características inconfundibles de la marca que inspiran a los ya conquistados y que también consiguen convencer a los nuevos “porschistas”.

Teniendo en cuenta sólo los medios visuales, el triunfo del Macan ya parece inevitable. Marcas como Infiniti han demostrado en los últimos años que, de una manera convincente, se puede emocionar de verdad con la silueta de un SUV. El Macan es a la vez un diseño arriesgado pero también sigue siendo un modelo muy Porsche, es decir, que no está para nada separado del resto de la gama. La línea del techo se inclina fuertemente al llegar a la trasera, los hombros Porsche sirven de distintivos en la parte trasera. Su presencia es realmente imponente independientemente de cómo vaya a ser usado, si como coche para llevar a los niños, como utilitario o como un coche deportivo.

Brutales 400 cv

Galería: Primer contacto Porsche MacanEl Macan se desenvuelve especialmente bien en el últimos de estos supuestos, es decir, en su faceta de coche deportivo. Su clímax en cuanto a dinámica longitudinal se consigue con la versión turbo, la más potente de tres motores. Los 400 cv están producidos por el motor 3.6 litros V6 twin - turbo. En principio esta versión sólo está disponible con el cambio de 7 velocidades y doble embrague PDK, el cual lleva entre otras cosas un control de lanzamiento si previamente hemos pagado el paquete Sport Chrono (unos 1.000 euros). Con este sistema, que se activa pulsando un botón Sport- Plus, se puede exprimir al máximo un sprint desde parado. El truco es el siguiente: el pie izquierdo pisa el freno a fondo, mientras el derecho hace lo mismo con el acelerador a la derecha. El coche está parado y la aguja del tacómetro se mueve alrededor de las 5.000 rpm. Una señal de aviso indica que todo está listo. Es el momento de retirar el pie del freno y simplemente disfrutar durante unos segundos.

Es como si un tifón golpeara de golpe las casi dos toneladas de peso, sin un sólo gemido o un chirrido procedente de las ruedas gigantes, que permiten un empuje brutal hacia adelante. La caja de cambios sube de marchas de forma prácticamente imperceptible hasta llegar más o menos a los 100 km/H. No son necesarios más de 4,6 segundos para alcanzar esta velocidad, pero lo mejor de todo es que sigue y sigue acelerando sin esfuerzo pasando ampliamente de los 200 km / h. En carreteras alemanas abiertas y sin límites de velocidad conseguimos tocar la impresionante cifra de 266 km/h. En este punto habrá que cuidar el indicador de consumo, ya que con tanta ansia de velocidad podemos hacer que los nueve litros especificados por Porsche se conviertan en el doble o incluso el triple.

5,5 litros de consumo

Galería: Primer contacto Porsche MacanPero cambiemos totalmente de escenario y pensemos en un viaje por carretera con el motor diesel alrededor de Leipzig. Esta unidad, el V6 de tres litros de Audi que se conforma con 258 CV y 580 Nm de par motor es motivo de orgullo para el fabricante. En comparación con la mayoría de los turbodiésel  de gran cubicaje, este motor es acústicamente perfecto, ya  que no tiene ese ruido ronco desagradable y no presenta vibración alguna. Este diesel es, además, bastante rápido: tarda 6,3 segundos en realizar el sprint, mientras la velocidad máxima de 230 km / h hace que sea un vehículo rápido en el carril izquierdo de la ‘autobahn’. El consumo de esta unidad puede ser bastante bajo si tenemos en cuenta su potencia. 5,5 litros es lo que marcó nuestro ordenador de a bordo, muy por debajo del consumo estándar reflejado en la ficha, que debe estar entre 6.1 y 6.3 litros según Porsche. Espectacular.

Muy bueno como coche deportivo...

Galería: Primer contacto Porsche MacanVamos con lo que de verdad importa. Sí, es posible conducir un Macan de forma deportiva y exigente. Por ejemplo, puede ser un coche con el que te diviertas de verdad en un circuito como el de la fábrica de Porsche Motodrome. Aquí el propulsor turbo saca a relucir su alta precisión, la información clara en la instrumentación, un motor feliz cuanto más sube de vueltas y un manejo tan fino como el perfil de los neumáticos. El comportamiento es más que sorprendente para ser un SUV, de hecho, es para nosotros el mejor ejemplo en el segmento.

Los amigos de la filosofía Porsche es probable que queden impresionados con el Macan, ya que la tracción en las cuatro ruedas permite realizar algún que otro sobreviraje en el modo más deportivo. El ESP es bastante tolerante y asegura la diversión del conductor en los momentos clave.

Valido como SUV…

Galería: Primer contacto Porsche MacanDespués de esto nos propusimos volver a coger el Macan diesel e ir en busca de aventura alrededor de las instalaciones de la fábrica de Porsche, donde podemos hacer una incursión off-road en diferentes escenarios. Armado con suspensión neumática y gomas para las cuatro estaciones, el Macan muestra un talento aparte, ya que no hay otro coche deportivo capaz de dominar los charcos profundos o las laderas escarpadas. No es comparable ni mucho menos a otros coches como el Clase G o el Land Rover Discovery, que juegan en otra liga, pero la generosa altura libre al suelo y la exquisita suspensión neumática convierten cualquier obstáculo en coser y cantar.

… o como coche de familia

Los propietarios de un Macan lucirán su pequeña obra de arte en cualquier situación, incluso cuando tiene que codearse con los monovolúmenes o todocaminos más prácticos del mercado. En este punto, la posición elevada del asiento, así como el generoso espacio para las cabezas y las piernas, hacen que este Porsche cumpla ahora con las duras exigencias de la familia.

La longitud de este SUV es de 4,70 metros y la capacidad del maletero comienza con un volumen de 500 litros que pueden triplicarse en caso de abatir los respaldos de la fila trasera de asientos. Aquí se presenta un pequeño problema, y es que no hay posibilidad de contar con un desbloqueo remoto de estos asientos, con lo que hay que presionar cada uno de los botones integrados en los respaldos. No podía ser todo perfecto.

Como siempre, el precio es lo peor

Galería: Primer contacto Porsche MacanNo es ninguna sorpresa que el alto nivel de calidad en el interior se corresponda con un precio elevado. Aunque el Macan deriva directamente del Audi Q5, con el que comparte innumerables piezas y también los motores, lo cierto es que los precios de uno y otro están bastante separados.  

El Macan está disponible desde algo más de 63.000 euros, un precio que corresponde a la versión S Diésel de 258 cv e incluye neumáticos mixtos. El Audi Q5 más barato cuesta en torno a 37.000 euros. El Macan S, con sus 340 cv, es la opción de gasolina más asequible y cuesta 5.000 euros más. Por último, el Macan Turbo parte de un precio inicial de 93.000 euros, pero es raro (casi imposible) que un cliente haga un pedido de esta versión y pague menos de 100.000 euros.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.