Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Renault Captur

Primer contacto: Renault Captur

Un poco de todo

26.04.2013

Por fin Renault ha jubilado al Modus. En lugar de este pequeño monovolumen ahora los franceses prefieren construir un todocamino sobre la base del Clio que ofrece suficiente espacio y se apunta al carro del segmento de moda: los SUV. Y además de todo esto resulta llamativo.

Este tercer derivado del Clio que llega tras el cinco puertas y el familiar no es un verdadero SUV. Aunque por su aspecto parezca que nada puede detener a este pequeño modelo francés fabricado en la planta de Valladolid, con anchos pasos de rueda, robustas protecciones de plástico y una distancia al suelo de 17 cm, un piso algo resbaladizo bien podría dejarle en dique seco ya que, como ocurre con el Clio normal, no se puede equipar con tracción integral. Esto sería, por un lado, demasiado caro y, por otro, parece que la demanda tampoco va a ser demasiado grande.

Abundante espacio

Galería: Primer contacto Renault CapturY sin embargo nadie la echará de menos, puesto que el Captur seguramente no pisará nunca una zona de campo abierto y es posible ni siquiera cruce con demasiada frecuencia los límites de la ciudad. Lo que sí es más importante es una posición de asiento elevada que facilite la entrada y salida del vehículo, así como su más que generosa oferta de espacio –tanto delante como detrás– en un utilitario de apenas 4,12 metros de largo. Si la visibilidad hacia atrás fuera magnífica, entonces la sería un conjunto redondo. Sin embargo, la realidad es que el Captur necesita los sensores de aparcamiento para no dejarnos la pintura en paredes, farolas y demás obstáculos.

Galería: Primer contacto Renault CapturDe serie, el maletero ofrece espacio para 377 litros, mientras que el modelo familiar 15 cm más largo es capaz de acomodar 443 litros y el modelo normal 300. Su capacidad de se puede ampliar de varias maneras: o bien desplazando el banco trasero 16 cm (455 litros) o abatiendo el respaldo del banco. En tal caso el volumen se incrementa hasta los 1.235 litros, dando cabida incluso a objetos de hasta 1,5 metros de longitud. En cambio, el respaldo del asiento del copiloto no se puede abatir. Un detalla práctico es la altura regulable del piso del maletero, que además se presenta reversible con una cara de moqueta y otra de goma. De esta forma resulta mucho más fácil limpiar la suciedad de las patas del perro o de los desechos del jardín.

Con guantera tipo cajón

Su interior bien acabado con un singular cuadro de instrumentos con relojes incrustados y tacómetro digital se asemeja en gran medida al del Clio. Entre las novedades que presenta encontramos las toberas de ventilación tipo persiana a derecha e izquierda de la consola central, así como los asientos de excelente sujeción con fundas extraíbles de varios colores. Si están sucias no hay más que echarlas a la lavadora. Otro componente nuevo es la guantera que en el caso del Captur adopta la forma de un pequeño cajón de fácil acceso y con una capacidad de 11 litros. Ésta pretende facilitar el acceso al conductor, que ya no tendrá que retorcerse desde su asiento para poder hurgar en las profundidades del salpicadero, aunque mientras está en marcha tampoco debería dedicarse a rebuscar en el cajón.

Galería: Primer contacto Renault CapturAl igual que el Clio, el Captur también se puede equipar con el sistema multimedia R Link que permite conectar el smartphone. De esta forma, y una vez que nos hayamos familiarizado con su nada fácil manejo, podremos utilizar diferentes aplicaciones del móvil. Además, Renault ofrece multitud de colores vivos con los que personalizar el Captur: perfiles de plástico cromáticos, adhesivos para el techo, pintura en dos tonos, llantas de 17 pulgadas en color, así como asientos multicolor completan el paquete.

Al menos 90 CV

Para el Captur Renault prescinde del gasolina y del diésel básicos de 75 CV de potencia y apuesta por el tres cilindros turbo de 0,9 litros de cilindrada y una potencia de 90 CV. Con un par motor de 135 Nm, este pequeño gasolina es capaz de alcanzar los 100 km/h en 13 segundos, desbancando incluso al diésel de 1,5 litros (220 Nm) e idéntica potencia. Ambos alcanzan una velocidad máxima de 117 km/h, una velocidad más que suficiente para la mayoría de los conductores de un Captur. Solo aquellos que realicen trayectos largos con relativa frecuencia deberían decantarse por el TCe 120 que pronto estará también disponible para el Clio.

Galería: Primer contacto Renault CapturEste cuatro cilindros sobrealimentado obtiene 120 CV de 1,2 litros de cilindrada, lo que le permite alcanzar los 192 km/h. En este caso, Renault cifra el tiempo de aceleración en 10,9 segundos. Además, con sus 190 newtons/metro el gasolina más potente también está mejor dotado que el modelo básico; en lo que respecta a la progresión no difiere en gran medida del diésel puesto que ambos arrancan de forma suficientemente rápida para tratarse de un utilitario. A cambio el gasolina más grande consumo 0,4 litros más en ciclo UE que el Captur de 90 CV que firma un consumo de cinco litros. El diésel se conforma con 3,6 litros a los 100 km.

Gasolina superior con cambio automático

Galería: Primer contacto Renault CapturUn aspecto que ayudará a las ventas del gasolina superior será seguramente su caja de cambios. En un principio será el único que equipe un cambio de doble embrague de seis velocidades, siendo la mejor opción para todos aquellos que no desean cambiar ellos mismos de marcha; a finales de verano de 2013 también estará disponible para el diésel. Para los dos motores de 90 CV Renault ofrece un cambio manual de cinco marchas bien escalonado, aunque algo terco, con una última marcha relativamente larga y sistema automático de parada y arranque. Lástima que estos no puedan asociarse al cambio automático.

Ya las dos variantes del Clio se presentan con una configuración de chasis no demasiado deportiva, un aspecto que Renault no ha mejorado en el Captur. En consonancia con una carrocería elevada en altura (1,57 metros), este modelo francés rueda cómodamente sobre cualquier superficie, balanceándose de forma perceptible en curva. Si acometemos el cambio de sentido con demasiada deportividad, entonces el Cross-Clio de aproximadamente 1,2 toneladas desafía descaradamente al ESP que le impide subvirar con demasiada vehemencia. Lo que también encaja con el reglaje general es su dirección no demasiado directa que, no obstante, ofrece una respuesta suficientemente buena al conductor.

Notablemente más caro que el familiar

El que decida hacerse con este pequeño todocamino tendrá que invertir al menos 15.290 euros –unos 1.500 euros más que por el familiar de acceso con motor más pequeño. En el equipamiento básico espartano el Diésel cuesta 17.090 euros, mientras que el TCe 120 ni siquiera está disponible para la línea básica. Éste comienza en la segunda línea de equipamiento por 19.390 euros, mientras que los otros dos motores se pueden mejorar hasta alcanzar ese nivel por unos 2.000 euros.

Una inversión que merece la pena, ya que el equipamiento incluye además llantas de aleación, aire acondicionado, radio CD, espejos exteriores y manetas de las puertas en el color de la carrocería, acceso sin llave y una lámpara para la guantera tipo cajón. El modelo básico solo ofrece como extras dignos de mención el programador de velocidad, el asiento del conductor regulable en altura, el volante regulable en altura y profundidad, así como elevalunas eléctricos en todas las puertas. Además, muchos de los extras destinados a la personalización del Captur, como las fundas de los asientos extraíbles (400 euros) o componentes de confort como la calefacción para los asientos (250 euros), no están disponibles hasta la segunda línea de equipamiento. En lo que respecta al equipamiento superior los precios aumentan en unos 1.500 euros.

Conclusión

Galería: Primer contacto Renault CapturUtilitarios con una posición de asiento elevada y mucho espacio. Las demandas de los clientes son cada vez más concretas y a la industria no le queda más remedio que reaccionar y satisfacer sus deseos. Y parece que Renault ha dado en el clavo con el Captur. Este Clio elevado en altura se muestra elegante, ofrece suficiente espacio tanto delante como detrás y, no solo por su banco trasero desplazable, también un generoso maletero.

Además, el Captur también satisface la demanda cada vez más apremiante de los cliente que reclaman una cierta dosis de individualismo en sus vehículos. Opciones tales como adhesivos para el techo, llantas multicolor e inserciones cromáticas en el interior ofrecen a los compradores margen para desarrollar su creatividad. Algunas ideas inteligentes como la guantera tipo cajón o las fundas de los asientos extraíbles y lavables hacen que resulte aún más llamativo si cabe.

Incluso la gama de motorizaciones es aceptable, sobre todo el gasolina más grande y el diésel resultan suficientemente potentes y relativamente eficientes, aunque para una conducción por ciudad el gasolina más pequeño también es suficiente. Resulta comprensible que debido al peso total del Captur Renault haya descartado las mecánicas menos potentes del Clio. Aunque quizá algún que otro conductor habría aceptado de buena gana uno o dos segundos más en el tiempo de aceleración y a cambio se ahorra 1.500 euros. Al igual que los compradores del TCe de 120 CV también se alegrarían de poder contar con un sistema automático de parada y arranque.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.