Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Renault Espace

Primer contacto: Renault Espace

Nuevas ideas a bordo

22.04.2015

El primer Renault Espace, el de 1984,  cabía en cualquier garaje. Con sus escasos 4,25 metros de longitud, la primera generación de este icono del espacio francés fue calificada incluso como un “minibús” por algunos medios. De alguna forma, “el padre de todos los monovolúmenes” siempre ha representado la idea de comodidad en el sector del automóvil. Ahora, el Espace se encuentra en su quinta generación y su diseño tiene algunas influencias de los crossover. Ya hemos podido conducirlo…

Tres motores, única cilindrada

Galería: Primer contacto Renault EspaceEl diesel de acceso es un 130 cv que está disponible desde 29.350 euros y que nos convenció en cuestión de dinámica. Ya conocido en el Scenic, este propulsor ofrece 320 Nm de par y su gestión se realiza a través de una caja manual de seis marchas. Se trata de un excelente propulsor para ser un motor de entrada a la gama.

Por encima de este hay otro motor diesel más potente (160 cv y 35.450 euros) y un gasolina turbo de 200 cv de potencia que está disponible desde 34.450 euros, los cuales son bastante más ágiles aunque presentan también inconvenientes. Los tres motores, por cierto, parten de una cilindrada común de 1.6 litros. En el caso del gasolina, el consumo es el principal afectado de la alta potencia, ya que a la hora de mover los 4,86 metros de longitud a plena carga el ordenador de a bordo subirá la cuenta al menos un par de litros (6,2 en ciclo mixto según la ficha técnica).

Un chasis robusto

Galería: Primer contacto Renault EspaceTanto la dirección como la suspensión tienen en esta generación un tacto mucho más dinámico y preciso que en los modelos anteriores. El nuevo programa “Multi-sense” permite variar algunos parámetros de conducción entre los modos “Eco”, “Comfort”, “Neutral” y “Sport”, introduciendo así un aspecto dinámico que es insólito en el Espace. El motor en el modo “Sport” responde notablemente más rápido, las marchas se apuran un poco más y la suspensión se vuelve más dura a la vez que la dirección gana un poco de precisión.

Una vez en zona de curvas, el Espace entra con bastante agilidad ayudado por su sistema de dirección en las cuatro ruedas. Básicamente es el sistema que ya había utilizado en modelos pasados como el Laguna y consiste en dar un poco de giro a las ruedas traseras para que el coche gane un poco en agilidad (a baja velocidad gira en sentido inverso a las delanteras) o bien en estabilidad (giran hasta un grado y medio en el mismo sentido que las delanteras).

En el uso que hemos podido darle, la ventaja más clara no se produce en autopista, sino en el manejo por ciudad, ya que la maniobrabilidad del coche es excelente. Es absolutamente recomendable si vamos a aparcar con frecuencia en plazas pequeñas o vamos a atravesar calles estrechas por el centro de la ciudad.

Precio de entrada elevado

Renault ha puesto el listón bastante alto y parece querer competir con marcas Premium como Audi o BMW. Por eso ha puesto en el equipamiento de acceso Life cosas como luces con tecnología LED, pantalla de 8,7 pulgadas, sensores de luz y lluvia y navegador. También está incluido, por supuesto, el parabrisas panorámico que aporta esa sensación inconfundible de espacio y da esa atmósfera familiar tan típica de los anteriores Espace.  

Galería: Primer contacto Renault EspaceEn el segundo nivel de equipamiento (Zen) ya se incluirían opciones más avanzadas como el detector de vehículos en ángulo muerto, asientos delanteros con ajuste eléctrico y memoria, etc. Por último, las versiones de 160 y 200 cv pueden llevar asociado un equipamiento top llamado “Initiale Paris” que incluye alerta por cambio involuntario de carril, asistente de luce de cruce y carretera, cámara de visión trasera y el comentado sistema de dirección en las cuatro ruedas, entre otras cosas. Este equipamiento, asociado al motor diesel de 160 cv, cuesta un mínimo de 42.950 euros.

Por cierto, la tercera fila de asientos es opcional y cuesta unos 900 euros. Son dos plazas bastante limitadas, pero cumplen su función de forma ocasional. En versión de siete plazas el Espace ofrece un mínimo de 614 litros, mientras que en las versiones de cinco el volumen es de 680.

Ahorro en peso y en altura

El diseño del nuevo Espace es bastante atractivo y ha partido del concepto de “caja monovolumen” para añadirle algunas pinceladas de la estética SUV, como una mayor altura libre al suelo (+4 cm). Por otro lado, es más eficiente en términos de aerodinámica gracias a que la altura de la carrocería es hasta 14 centímetros menor que en la generación anterior (1,68 metros exactamente).

Sin embargo, donde no han ahorrado los franceses es en la calidad de los materiales, ya que abundan las superficies acabadas en piel, los plásticos de buen tacto, mandos giratorios y mejor botonería en general que en su modelo predecesor.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.