Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Seat Alhambra

Primer contacto: Seat Alhambra

El conquistador

17.09.2010

Seat sigue contando con un gran potencial de ventas para conquistar Europa entera. Este impulso expansionista viene respaldado por sus productos, dado que los de Martorell cuentan con una creciente gama realmente atractiva. La última apuesta es el monovolumen Alhambra de siete plazas que, a partir de octubre de 2010 y con la última tecnología VW a precios atractivos, hará sobre todo las delicias de los padres de familia.

Cabe mencionar de antemano que el Alhambra es en gran medida idéntico al VW Sharan. Tan sólo el frontal, con su diseño típico de Seat, logra conferirle un aspecto diferente. Por lo demás, el configurador de Seat ofrece algunas pinturas exclusivas como el rojo Salsa o el marrón Boal que no están disponibles para su hermano del Grupo VW. Pese a la igualdad tecnológica, el monovolumen de Seat tiene un precio mucho más atractivo. En el caso de la motorización que tuvimos la oportunidad de probar, y que resulta sumamente recomendable, el motor 2.0 TDI de 140 CV, la diferencia de precio con respecto a un Sharan con la misma mecánica es de aproximadamente 1.500 euros.

Como ya lo hiciera el Sharan, el Alhambra transmite una agradable sensación de calidad tanto por dentro como por fuera. Este monovolumen, que como opción se puede pedir con siete plazas, ofrece el clásico diseño de su segmento sin demasiadas florituras, acentos dinámicos o un diseño de vanguardia de efectos futuristas, como ocurre con el Renault Espace. El monovolumen de Seat gusta más bien por sus líneas bien definidas y sus proporciones armónicas, que prometen sobre todo mucho espacio interior.

Más de 2.400 litros

Con sus 4,85 metros de longitud y sus 1,90 metros de ancho, el Alhambra es capaz de cumplir de forma evidente lo que su exterior promete. Al igual que el primer Alhambra, la segunda generación también ofrece espacio en abundancia. El habitáculo del modelo fabricando en Palmela (Portugal) dispone de cinco plazas de serie, por lo que su maletero presenta una capacidad de carga de 885 litros. Los asientos de la segunda fila resultan cómodos, incluso para los acompañantes más corpulentos, y los asientos exteriores están disponibles, de forma opcional, con el asiento para niños integrado.

Galería: Primer contacto Seat AlhambraAdemás, los tres asientos que conforman la segunda fila se pueden plegar y desplazar fácilmente y por separado. Con sólo una maniobra se pliega el respaldo hacia adelante y, al mismo tiempo, la superficie del asiento baja hasta integrarse en el suelo del maletero (completamente plazo), lo que da lugar a un plano de carga más bajo. La capacidad máxima tras el portón trasero, que por cierto se puede accionar eléctricamente si así se desea, asciende a 2.430 litros.

Asiento del copiloto con respaldo reclinable

De serie también se puede abatir el respaldo del asiento del copiloto, ofreciendo así la oportunidad de cargar objetos de hasta 2,90 metros de longitud. Hay que contar además con un gran número de huecos bajo el suelo y soportes para bebidas.

Galería: Primer contacto Seat AlhambraNo obstante, al contrario que su predecesor el nuevo Alhambra no permite una retirada total de los asientos. Aunque los nuevos asientos abatibles resultan más prácticos y fáciles de manejar, el modelo anterior era casi 20 cm más corto y ofrecía unos 180 litros más de capacidad de carga con los asientos desmontados.

Un habitáculo acogedor

Los que transporten más pasajeros, en lugar de tanto equipaje, podrán pedir como opción (por 1.660 euros) una tercera fila de asientos con dos asientos individuales que también se pueden integrar en el piso del maletero. Con la tercera fila de asientos, la capacidad máxima del maletero se reduce a 2.300 litros. El acceso a las plazas traseras es relativamente amplio, dado que los asientos exteriores de la fila intermedia se pueden desplazar cómodamente hacia adelante y, además, las puertas correderas presentan una gran apertura hacia la derecha, que como opción también se pueden solicitar con activación eléctrica como el portón trasero. En los asientos seis y siete se pueden realizar viajes largos con total comodidad, siempre y cuando los adultos que viajen en ellos no tengan una envergadura excesiva. En la parte trasera, la comodidad de los pasajeros acaba una vez superados los 1,70 metros de altura.

Galería: Primer contacto Seat AlhambraLos pasajeros que ocupen las plazas delanteras también se sentirán muy a gusto. Junto con una buena oferta de espacio (la única limitación en esta zona es el margen de maniobra de la rodilla derecha del conductor), el Alhambra convence gracias a una calidad típica de la marca de Wolfsburgo. Asientos duros, reposabrazos cómodos, plásticos agradables al tacto, el Alhambra ofrece todo en calidad «premium». Sin embargo, nuestro vehículo de prueba no respondía a la versión básica, de manera que tuvimos la oportunidad de disfrutar de algunos extras de confort que, no obstante, se ven más que reflejados en el precio de adquisición.

Un motor económico de gran potencia

En nuestra primera toma de contacto, la variante menos potente de los motores diésel disponibles en un principio mostró su mejor cara. Este propulsor, de 140 cv, disponible a partir de 31.800 euros, desarrolla a 1.750 vueltas unos nada despreciables 320 Nm que deben impulsar 1,8 toneladas de peso. Esto es algo que logra sin problemas y, en combinación con un cambio manual de seis velocidades muy preciso, se muestra sumamente eficaz y ágil. La aceleración de 0 a 100  km/h transcurre en 11 segundos, la velocidad máxima alcanza los 194 km/h y el consumo, en situación ideal, no supera los 5,5 litros. Nuestro ordenador de a bordo registró más o menos los mismos valores durante la prueba.

Galería: Primer contacto Seat AlhambraEl cómodo cambio automático DSG de seis velocidades alcanza, en combinación con el mismo motor diésel, una velocidad máxima algo inferior (191 km/h) y registra un decilitro más de consumo. En este sentido, el cambio de doble embrague, cuyo precio empieza en 38.000 euros, sólo es recomendable si uno no tiene ganas de esforzarse en cambiar de marcha. Temporalmente, el Seat Alhambra se presenta además con un motor 2.0 TDI de 170 CV, que resulta muy atractivo gracias a su vigoroso impulso, así como un gasolina 1.4 de 150 CV que destaca sobre todo por su suavidad de marcha. En total aún están pendientes de estrenar cinco variantes más.

Un chasis flexible

Galería: Primer contacto Seat AlhambraEl reglaje del chasis merece un elogio especial. El Alhambra de nuestra prueba rodaba sobre llantas de 16" (las más recomendables), registrando un consumo alegre y con un nivel de ruido bastante bajo. En general, la conducción del Alhambra se asemeja a la de un turismo normal, ofrece una dirección homogénea y su balanceo se mantiene en todo momento dentro de la zona no crítica. Gracias a la flexibilidad de su estructura, con este monovolumen resulta incluso divertido trazar de vez en cuando alguna curva que otra a una velocidad más elevada, aunque su comportamiento siempre previsible contrarresta cualquier conducción extrema con una clara tendencia al subviraje. En cualquier caso, las reacciones más molestas son absorbidas por el ESP de serie que forma parte de un sólido equipamiento de seguridad.

El precio del Alhambra arranca en 30.300 euros correspondientes a la variante 1.4 TSI de 150 CV en su línea de acabado «Reference». El 2.0 TDI de 140 CV cuesta casi 2.000 euros más. El equipamiento de serie del Alhambra es completo. De fábrica, el monovolumen español incluye poco más que una radio, elevalunas eléctricos, un sistema de aire acondicionado manual y el sistema Start-Stop. En la comparativa interna, el Seat Alhambra ofrece una ventaja de 1.500 euros en el precio sobre el VW Sharan. En comparación con algunos competidores como el Peugeot 807, el Ford Galaxy y el Renault Grand Espace, este modelo español resulta algo más caro a igualdad de equipamiento.

Conclusión

El Seat Alambra es un monovolumen de siete plazas ideal con una enorme capacidad de convicción. Los materiales elegidos para el acabado interior son excelentes. Uno de sus puntos fuertes es la gran oferta de espacio que muestra una variabilidad digna de elogiar. Todo se puede plegar y desplazar fácilmente y el diseño de su interior se puede modificar para satisfacer los requisitos de transporte más exigentes. Las puertas correderas laterales también son mejores que las de su predecesor. Finalmente, el motor diésel sometido a la prueba de conducción sorprendió con unas buenas prestaciones y un consumo bajo. Sin embargo, el modelo Alhambra sólo se puede calificar de ganga en comparación con el Sharan. Los modelos de otros fabricantes de la competencia suelen ser, por norma general, más baratos.

Galería: Primer contacto Seat Alhambra

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.