Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Seat Leon SC

Primer contacto: Seat Leon SC

Más que un tres puertas

06.06.2013

La época en la que los tres puertas eran simples cinco puertas con dos accesos menos hace tiempo que pasó a la historia. Hoy en día, estos derivados poco prácticos suelen ser modelos independientes y versionados en formatos deportivos o coupé. Seat aúna ambas cosas, lo denomina Leon SC –por Sport Coupé– y no se cansa de decir lo diferente que es con respecto al cinco puertas.

De hecho, es evidente que los diseñadores españoles se han tomado mucho más en serio la concepción del Leon SC que sus colegas de Wolfsburgo la del Golf de tres puertas. Si bien ambas variantes del rey de los compactos alemanes apenas se diferencian el Seat presenta un aspecto mucho más deportivo.

Menor distancia entre ejes, maletero idéntico

Galería: Primer contacto Seat Leon SCLa distancia entre ejes es 35 mm más corta que en el cinco puertas, algo que también ocurre en el A3 de Audi. Tanto el faldón delantero, como el capó y las aletas son idénticos a los del Leon normal, mientras que todas las demás piezas de la carrocería han sido adaptadas. Llama la atención, sobre todo, la línea de techo 15 mm más baja y la luneta trasera claramente más plana. A esto cabe añadir unos hombros más robustos que otorgan al Seat una imagen más dinámica ya en parado.

Y lo mejor es que a pesar de que la carrocería es claramente más compacta, el maletero sigue teniendo la misma capacidad que el del cinco puertas. Su volumen es de 380 litros y a partir de la segunda línea de equipamiento el banco trasero se puede abatir de forma asimétrica (en la versión básica de una pieza). En cambio para los pasajeros la parte trasera resulta un poco más estrecha, el techo está más cerca de las cabezas y las rodillas chocan con mayor facilidad contra el respaldo del asiento delantero. Y, pese a contar con el sistema Easy Entry, el acceso a las plazas traseras requiere una cierta dosis de agilidad.

Poco práctico pero bonito

Galería: Primer contacto Seat Leon SCIncluso con una carrocería bonita el tres puertas sigue siendo la variante menos práctica, pero está claro que para estar guapos hay que hacer concesiones. Incluso aceptar el hecho de que ni siquiera resulte práctico echar la ropa al banco trasero. Incluso para eso el trajín con el asiento resulta demasiado pesado a la larga.

Pero estamos seguros de que los compradores del SC son conscientes de estos pequeños inconvenientes, ya que nadie se decantaría por un tres puestas por ahorrarse los 500 euros de las dos puertas adicionales. No, el SC es un coche que se compra por su aspecto deportivo, que no solo hace que la mayoría de sus competidores parezcan viajas glorias de la carretera, sino que también es capaz de hacerle sombra a sus dos hermanos de plataforma: el A3 y el Golf.

Un peso ligero

De los tres hermanos desarrollados sobre la plataforma modular transversal el Seat es además el más ligero, y el tres puertas pesa incluso 20 kilos menos que el Leon normal. En el mejor de los casos la báscula no llega a marcar ni siquiera 1,1 toneladas. Y esto es algo que se le nota al modelo español: la estética promete y la maniobrabilidad confirma lo prometido.

Galería: Primer contacto Seat Leon SCEl Leon rueda ligero sobre el asfalto y gracias a una configuración relativamente rígida del chasis y a una dirección precisa anima a pisar el acelerador a fondo. Como ya es habitual en el grupo VW, en el Seat (con equipamiento FR) también se puede adaptar la respuesta a la aceleración y respuesta de la dirección con tan solo pulsar un botón. Y a los que el modo deportivo les resulte demasiado directo pueden optar por el modo Eco que también regula el sistema de aire acondicionado.

Viejos conocidos entre los propulsores

En el apartado de los motores Seat no nos tiene preparada ninguna sorpresa ya que los nueve propulsores son viejos conocidos no solo de la gama Leon sino de todo el Grupo VW. Los cinco gasolina abarcan desde el 1.2 de 86 y 105 CV, pasando por un 1.4 (de 122 y 140 CV) hasta llegar al 1.8 TSI de 180 CV de potencia. En lo que respecta a los diésel los compradores podrán elegir entre un 1.6 (de 90 y 105 CV) y un 2.0 TDI de 150 o 184 CV.

A excepción de las dos respectivas motorizaciones básicas, todos los diésel y gasolina están equipados con sistema automático de parada y arranque. De serie hay disponibles cambios de cinco o seis velocidades y algunos de los propulsores se pueden equipar con DSG. Los diésel y gasolina de 105 CV, así como el 1.8 TSI disponen de siete marchas, mientras que el 2.0 TDI de 150 CV solo de seis.

Diésel eficientes

Con consumos que oscilan entre los 3,8 y los 4,4 litros los diésel se muestran bastante eficientes, aunque no por ello menos divertidos en su conducción. Sobre todo los modelos de dos litros, con pares motor de 320 y 380 Nm ofrecen suficiente empuje e impulsan al Seat en aproximadamente 8 segundos hasta los 100 km/h. Más rápido se puede ir con el gasolina tope de gama equipado con DSG que firma un tiempo de aceleración de 7,1 segundos, aunque no es capaz de superar la velocidad máxima de 228 km/h registrada por el diésel más potente.

Sin embargo, para el día a día resulta más que suficiente el 1.4 de gasolina, tanto en la versión de 122 CV como en la de 140 CV. Aunque más importante que la diferencia de potencia son los 50 Nm de par motor que le saca el propulsor más potente (250 Nm) a la variante menos dotada. En ambos casos la fuerza máxima está disponible por debajo de las 2.000 revoluciones, algo que proporciona a los motores de explosión una progresión similar a la de un diésel e invita a mantener un estilo de conducción sin muchos cambios de marchas.

Reservas suficientes

Galería: Primer contacto Seat Leon SCEn ciudad el motor de 140 CV cuenta siempre con suficientes reservas como para moverse ágilmente entre el tráfico y para cruzar los semáforos todavía en verde con una potente aceleración intermedia. Y en autopista su potencia le permite realizar maniobras de adelantamiento de forma relajada y sin demasiada antelación. El único inconveniente de los motores turbo con reducción de cilindrada es, por desgracia, el incremento habitual del consumo homologado. Incluso a los conductores con menos pretensiones deportivas les resultará complicado mantener los 5,2 litros de consumo a los 100 km que anuncia la casa. La realidad que marca en este caso el ordenador de a bordo se acerca más a los ocho litros.

Además de un ordenador de a bordo, todos los modelos SC disponen de asientos deportivos, elavalunas eléctricos, espejos exteriores eléctricos calefactados (aunque esto último no en la versión básica) y siete airbags. Por encima de las líneas de equipamiento Reference (1.700 euros más) y Style (1.600 euros más) hay disponible otra denominada Line-up y otra completamente equipada con el nombre FR (1.600 euros más).

Navegador a buen precio

En cualquier caso sigue habiendo algunos componentes extra, como los grupos ópticos completamente en LED (990 euros), el dispositivo de ayuda al aparcamiento (500 euros) o el sistema de navegación por los que hay que pagar aparte. Éste último viene asociado a una pantalla táctil de 5,8 pulgadas con el control por gestos ya consolidado dentro del Grupo VW, una interfaz Bluetooth para el teléfono y el audio en streaming, así como control por voz por un precio muy económico de tan solo 690 euros. Cabe señalar, no obstante, que la resolución no es tan brillante como en el modelo de VW.

Para poder disfrutar de estos y otros extras de equipamiento es necesario encargar al menos la línea de equipamiento Style y ésta no está disponible ni para el gasolina básico (a partir de 14.890 euros) y para el diésel de acceso (17.850 euros). En este caso habría que invertir al menos 19.240 euros que es lo que cuesta el gasolina de 105 CV o 22.040 euros en el TDI de igual potencia. El precio de los motores más potentes –solo disponibles en la variante tope de gama FR– asciende a 25.540 euros (1.8 TSI) y 26.760 euros (2.0 TDI).

Conclusión

Con el Leon Seat se ha anotado una gran victoria que le permite sacar pecho ante las otras dos variantes: el Golf y el A3. En el apartado estético el modelo español supera con creces a sus dos hermanos de plataforma e incluso en lo que respecta a los acabados tampoco se deja meter miedo por estos. Tan solo el tacto de algunas piezas de plástico no llega a convencer del todo, pero en algún sitio tendrían que estar las diferencias.

En cambio donde sí convence totalmente el Leon es en su buena maniobrabilidad que logra que en el Leon los motores resulten un pelín más ágiles que en el Golf o en el A3 a pesar de ser idénticos. El reglaje rígido hace el resto, pero no resulta en ningún caso incómodo. Máxima cuando además el Seat monta unos excelentes asientos deportivos que ofrecen suficiente confort de marcha. Al menos en la primera fila, ya que el banco trasero resulta simplemente demasiado estrecho, incluso en un tres puertas tan elegante como el Leon.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.