Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Seat Mii

Primer contacto: Seat Mii

Indiscutiblemente urbano

01.12.2011

Según la literatura especializada, un producto «me too» es un producto de imitación. Mejor dicho, un producto que se diseña con multitud de características y prestaciones similares a las de un original innovador y que poco después llega al mercado. Y eso es precisamente lo que ha hecho Seat. En diciembre de 2011 la casa alemana VW lanzó al mercado el VW Up y en la primavera del próximo año le seguirá un modelo español prácticamente idéntico denominado Mii.

Galería: Primer contacto Seat MiiHay que reconocer que da un poco de pereza informar acerca de un automóvil que se parece a otro modelo como si fuera su gemelo. Y eso parece haberlo comprendido también Seat, ya que de lo contrario no se entendería la agradable brevedad de la conferencia de prensa celebrada para su presentación en sociedad. La verdad es que hay pocas novedades sobre las que informar, ya que hace pocas semanas que VW presentó el Up a bombo y platillo ante la prensa.

Y este nuevo Seat sólo se diferencia en unos pocos detalles del original procedente de Wolfsburgo. La marca española ha ideado un nuevo frontal para este pequeño utilitario de 3,55 metros de longitud que, según sus propias informaciones, le hace parecer más dinámico. En cualquier caso, es diferente. Todo lo contrario a lo que ocurre con el diseño de las ventanillas traseras, al que le falta frescura.

Pequeñas diferencias

Galería: Primer contacto Seat MiiTambién encontramos algunas diferencias en el portón trasero. En lugar de disponer de una gran superficie de cristal, como en el Up, la casa española ha utilizado el clásico portón de chapa. Tal y como afirman desde Barcelona, no se ha hecho porque resulte más barato, sino en un intento por dotar al nuevo Mii de una identidad algo más individual. Sin embargo, a la vista del triste paisaje de plástico duro de su interior no cabe la menor duda de que en este caso el ahorro de costes ha sido su principal prioridad. Y con eso habríamos acabado también con las diferencias.

Pese a todo, en Seat están completamente seguros de que no tendrán que lidiar con los clientes de VW. Al fin y al cabo, la clientela del Polo y del Ibiza tampoco es la misma, aunque en el caso de estos modelos ambos poseen características individuales bien distintivas. Además, también cuentan con que muchos de los antiguos propietarios del modelo Arosa llevan esperando a un sucesor desde su desaparición en 2004.

Buen papel dentro de la ciudad

Galería: Primer contacto Seat MiiEn este sentido, el clásico de los utilitarios tiene en el Mii un sucesor que con sus tres metros y medio de longitud es capaz de causar una buena impresión incluso en mitad de la jungla de una gran ciudad como Barcelona. Es capaz de aprovechar milagrosamente cualquier hueco que aparezca de repente entre el tráfico y, además, la visibilidad es buena en todas direcciones, de forma que ni los motoristas ni los peatones correrán peligro alguno y los aparcamientos también resultarán bastante sencillos, incluso sin sensores de aparcamiento.

Al igual que en el caso del Up, Seat ofrece como opción para el Mii el asistente de ayuda a la frenada «City». En colaboración con el ESP de serie, este sistema impide –hasta una velocidad de 30 km/h– cualquier posible choque frontal al iniciar de forma automática una frenada en seco. De esta forma es posible limitar los daños del accidente o incluso evitar del todo el choque.

Dos por tres

Galería: Primer contacto Seat MiiAntes de poder frenar, primero hay que poner en marcha al Mii. Este trabajo lo lleva a cabo, como no puede ser de otra forma, la versión española del gasolina de tres cilindros procedente del Up. Un grupo que desarrolla 60 o 75 CV a partir de una cilindrada de 999 centímetros cúbicos. También en el caso del propulsor de Seat las diferencias son sólo marginales. Según la casa, el consumo asciende a 4,5 y 4,7 litros, respectivamente. La versión más eficiente «Ecomotive», que ya ha sido anunciada, parece que consumirá 0,3 litros menos.

En circulación por ciudad, estas dos variantes de motor asociadas ambas a un suave cambio de marchas de cinco velocidades, llaman la atención por su arranque rápido. Esto hace que el tiempo de aceleración de 14,4 o 13,2 segundos sea algo secundario. Sólo aquellos que vayan a conducir más a menudo por autopista deberían decantarse por la versión más potente que, con una velocidad máxima de 173 kilómetros por hora, resulta 12 km/h más rápido que la variante inferior.

Ruidoso y duro

Galería: Primer contacto Seat MiiSin embargo, podemos decir con total seguridad que el Mii no está concebido para realizar largas distancias por carretera. Ya sólo el ruido de fondo que genera, que no es precisamente poco, le quita a uno las ganas de ir rápido. Por suerte este pequeño detalle resulta menos importante en ciudad. Pese a ello, lo que más molesta es su chasis sumamente rígido que, unido a una batalla de 2,42 metros, ofrece muy poco confort y permite que el Mii salte alegremente a la más mínima irregularidad de la carretera.

Tanto la calidad de los acabados como los materiales de escasa calidad que en el caso del VW Up dan lugar a duras críticas no parecen tan inapropiados en el Seat. No obstante, en el salpicadero del Mii encontramos de vez en cuando algunas uniones algo imprecisas y, además, no todas las superficies resultan agradables al tacto.

Práctico y amplio

Galería: Primer contacto Seat MiiEn cambio, su carácter práctico es indiscutible. Incluso los ocupantes más altos podrán viajar de forma más o menos cómoda en la parte trasera del Mii. Sin embargo, el acceso a dichas plazas resulta algo incómodo y los asientos delanteros no siempre vuelven a su posición original sin problemas. Esto se solucionará con la versión de cuatro puertas ya prevista para 2012.

Y si desean ocupar todos los asientos, los pasajeros deberán despedirse de llevar mucho equipaje, ya que sus 251 litros de capacidad no suelen ser nunca suficientes y, por lo tanto, si se quiere transportar algo más será necesario abatir el respaldo de las plazas traseras. Al menos, de esta forma dispondremos de 951 litros de volumen de almacenamiento que sí serán suficientes en la mayoría de los casos.

Desde 8.690 euros, pero…

Al menos en España el precio de salida del Mii es de 8.690 euros, a los que la práctica totalidad de los clientes deben sumar otros 700 en concepto de aire acondicionado. El que quiera una radio, elevalunas eléctricos (como ocurre con el Up, en el Mii tampoco se puede abrir la ventanilla del copiloto desde el puesto de conducción) o un cierre centralizado deberá pagar extra y seguramente llegará a invertir bastante más de 10.000 euros en un Mii bien equipado.

Conclusión

Galería: Primer contacto Seat MiiPor lo general, los productos «me too» suelen tener éxito si el original también lo tuvo. Y esto es precisamente lo que ha ocurrido con el VW Up, puesto que VW lo sigue manteniendo en su gama de productos. Resulta improbable que alguien se decante por el Seat tan sólo por su parrilla más elegante, si bien su precio más asequible podría granjearle algunos clientes de VW, por más que en Seat opinen que ambos modelos van dirigidos a clientelas diferentes.

Independientemente del modelo por el que uno se decante finalmente –en breve habrá que sumar un contrincante más, el Skoda Citigo– el comprador recibirá un utilitario sólido, suficientemente potente y con un interior práctico. Sin embargo, tampoco el Grupo VW ha logrado liberar al segmento de los utilitarios de los típicos puntos débiles como pueden ser el poco confort de marcha o algunos defectos de calidad.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.