Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

Primer contacto: Skoda Kodiaq

El jefe de la manada

02.12.2016

Nos ponemos al volante del Kodiaq, el primer todocamino de Skoda que llegará al mercado en marzo y el cual ofrece además de espacio, un comportamiento muy digno. Estas son sus principales cualidades.

Kodiaq, un nombre extraño pero fácil de recordar. Así es como se llama el primer SUV de la historia de Skoda. Denominación que implica poderío, robustez, grandiosidad, ya que la marca checa se ha inspirado precisamente en Kodiak, una subespecie de oso pardo que habita en las costas del sur de Alaska y al que también se le conoce como oso gigante de Alaska, ya que puede llegar a tener una altura de 2,85 metros en posición bípeda. Con referencias como estas, es normal que Skoda haya decidido bautizar a su primer todocamino con este particular nombre.  

Un vehículo que nosotros ya hemos conocido y probado, aunque para ello no hemos tenido que desplazarnos hasta la costa noroccidental de Estados Unidos, sino que estamos en otra isla más cercana y conocida: Palma de Mallorca. Allí, por sus sinuosas y estrechas carreteras es por donde hemos exprimido todas sus cualidades dinámicas.

Robustez parda

Pero antes de entrar en su comportamiento, merece la pena analizar cómo es, porque otra cosa no, pero carrocería hay para ‘aburrir’. Concretamente, el Kodiaq cuenta una longitud de 4,70 metros que le permite situarse en uno de los puestos más altos de su segmento. De hecho, si lo comparamos con sus primos hermanos, el SEAT Ateca y el Volkswagen Tiguan, con quienes comparte la plataforma MQB del Grupo Volkswagen, el checo es nada menos que 22 y 34 centímetros más largo, respectivamente. Cota que se completa con una anchura de 1,91 metros y con una altura de 1,68 metros.

Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

Todo ello se encuentra ‘enfrascado’ en un diseño moderno, robusto y elegante, muy en la tónica de los últimos Skoda. Del conjunto destaca el morro, heredado casi del Superb, con una amplia parrilla, un capó voluminoso y la doble iluminación delantera, donde los antiniebla se han colocado ligeramente por debajo de los principales, los cuales por primera vez en un Skoda, pueden adoptar la tecnología LED en todas sus fases. Tecnología que también se aplica a los grupos ópticos traseros, más perfilados e integrados en un portón trasero amplio que, en opción, cuenta con apertura eléctrica y función manos libres, es decir, que solo tendremos que pasar el pie por debajo del parachoques para abrirlo.

Gusto por el espacio

Las dimensiones exteriores antes mencionadas, nos sirven para conocer cómo serán los futuros Ateca y Tiguan de batalla extendida… al menos en lo que a habitabilidad se refieren. Sí, porque el Kodiaq es el primero de los tres que opta por una configuración interna de hasta siete asientos, una posibilidad que acabará llegando al español y al alemán, al igual que la checa contará a finales de año con un SUV más compacto, el cual, adoptará el nombre de Yeti, significando así la segunda generación del modelo.

Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

En nuestro protagonista, dicha batalla es de 2,79 metros, es decir, 11 y 15 centímetros más larga que la del Tiguan y Ateca, respectivamente, lo que no solo permite albergar dos plazas más –una opción que cuesta 800 euros-, sino que todos los ocupantes traseros gocen de un buen hueco para las piernas. Respecto a la tercera fila de asientos, decir que el Kodiaq ha optado por montar dos asientos ‘reales’ en los que dos adultos pueden viajar sin demasiados problemas. En este sentido, no llega quizá a la habitabilidad de un KIA Sorento, pero sí es muy superior a la de un Mitsubishi Outlander o un Nissan X-Trail. El único inconveniente que encontramos es que la butaca está demasiado cerca del suelo, circunstancia que nos obligará a llevar las piernas demasiado elevadas. Lo bueno es que cada asiento de la segunda fila puede desplazarse, individualmente, 18 centímetros en el eje longitudinal, así como ajustar la inclinación de cada butaca, mejorando así la habitabilidad de las dos últimas plazas.

Sentados en su segunda fila, el espacio resultante es más que holgado, compitiendo casi con el que ya ofrece el Superb, el gran referente de la maca. Los asientos recogen perfectamente, incluso el del centro, algo más estrecho pero igual de cómodo, mientras a lp ancho, no existe problema alguno para que tres adultos viajen cómodos.

Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

Si optamos por abrir el maletero, la primera expresión que se oirá será “¡guau!”, como consecuencia de estar observando un hueco de hasta 720 litros. Volumen que únicamente se logrará en las versiones de cinco asientos, ya que los que decidan montar la tercera fila, verán reducido dicho hueco hasta los 630 litros, que pese a ello le posicionan como uno de los más capaces. Si desplegamos los dos últimos asientos, la capacidad se reduce hasta los 270 litros mientras que si abatimos todos, el hueco resultante es de nada menos que de 2065 litros…, ahora entiendes nuestra expresión, ¿no? Por último, independientemente de la configuración interna escogida, todos los Kodiaq irán equipados con una rueda de repuesto que o bien será de galleta –en las versiones más básicas- o de tamaño normal –en las más equipadas-.

Ambiente tecnológico  

Si decidimos ocupar los puestos delanteros, además de ir colocados en unos asientos anchos y cómodos, estaremos rodeados de un entorno de calidad y bien cuidado. El salto de calidad dado por Skoda a nosotros ya no nos sorprende, pero sí puede que lo haga al cliente que entra por primera vez en uno de sus concesionarios y se sube a cualquiera de sus modelos. En el caso que aquí nos ocupa el todocamino representa, al igual que el Superb, máxima expresión del refinamiento de la marca. Materiales nobles, de buen tacto y con unos acabados sobresalientes definen un puesto de conducción elegante y moderno, muy moderno.

Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

Sí, porque el Kodiaq se encarga de estrenar la nueva pantalla central táctil de 8 pulgadas, con un diseño mucho más sofisticado en cristal negro y que suprime completamente los botones. Pantalla que se puede adquirir a partir del segundo nivel de acabado, Ambition, pues de serie, en el Active, se ofrece la misma pantalla de 6,5 pulgadas que hasta ahora. Igualmente, en el acabado más alto, Style, se pueden aumentar sus funciones opcionalmente equipando una memoria de 64 GB, un lector de DVD y un módulo LTE que facilita el acceso online a alta velocidad utilizando en puerto WLAN. Todo ello sin olvidar la nueva conectividad, con el Skoda Connect, el cual ofrece nuevas soluciones tanto en info entretenimiento, navegación como asistencia en carretera, gracias al Care Connect.

Y como no podía ser de otra forma el Kodiaq continúa con la filosofía Simply Clever con soluciones inteligentes que le desmarcan de la competencia, tales como los dos paraguas camuflados en las puertas delanteras, una protección de plástico en los bordes de las puertas para evitar los típicos picotazos en el resto de coches al abrirlas, el sistema de carga inductiva, el soporte para tabletas o unos reposacabezas especiales para dormir en viajes largos.

Para cualquier ámbito

Cinco propulsores, dos TDI y tres TSI forman la gama del Kodiaq. La dupla turbodiésel está formada por el bloque 2.0 TDI, que se desdobla ofreciendo dos niveles de potencia: 150 y 190 CV. Por su parte, los tres de gasolina comienzan con el 1.4 TSI, también con dos potencias, 125 y 150 CV, este último con sistema de desconexión de cilindros ATC, y finalizan con el 2.0 TSI de 180 CV.

Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

Durante la toma de contacto pudimos probar tanto el 1.4 TSI de 150 CV como el 2.0 TDI de 190 CV. Ambos estaban asociados a la caja de cambios automática de doble embrague DSG, de seis y siete relaciones, respectivamente. Transmisión que también repartía la fuerza de diferente manera, a las ruedas delanteras el primero y a las cuatro el segundo. Con cualquiera de los dos bloques, el Kodiaq se mueve de forma contundente, acelerando rápidamente y ofreciendo un tacto de conducción exquisito. Como es normal, el refinamiento del motor de gasolina es mayor, ya que apenas se percibe el ruido mecánico, mientras que el empuje del diésel era mucho más contundente. Del mismo modo, el funcionamiento del DSG nos pareció estar mejor ajustado en el diésel que en el gasolina, ya que en relaciones cortas, los tirones eran casi inexistentes.

Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

Si pasamos al apartado dinámico, durante la prueba echamos en falta algún tramo off-road donde poder comprobar, además de sus cualidades, el programa adherido al mismo nombre, con control de descenso incluido, que solo está disponible en las versiones 4x4. En su defecto, la marca nos introdujo por las sinuosas carreteras de la Sierra de Tramuntana, un hábitat poco natural para este tipo de vehículos. Sin embargo el Kodiaq volvió a sorprendernos con un chasis muy bien ajustado que no ofrecía casi balanceos de la carrocería ni grandes inercias, circunstancia a la que también ayuda el modo Sport de la suspensión adaptativa DCC, que sujeta mucho mejor el conjunto. Solo en las horquillas más cerradas, el radio de giro de la dirección no nos permitió ‘colocarlo’ en la trazada, teniendo que invadir parte del carril contrario para seguir la escalada.

Amplia gama

Un hecho que no empaña el buen hacer del Kodiaq, el nuevo SUV de la marca que dispone de un sinfín de argumentos positivos con los que Skoda pretende seguir sumando clientes. Para ello, las primeras unidades ya se podrán empezar a pedir a través de la web comercial o de los concesionarios, aunque las primeras unidades no llegarán hasta finales del mes de febrero.

Galería: Primer contacto Skoda Kodiaq

En este sentido, como te hemos comentado, la gama se compondrá de tres acabados, Active, Ambition y Style, aunque el año que viene está previsto que lleguen tanto el Sport como el Laurin & Klement, así como una variante más todoterrenera denominada Scout. En cualquier caso, quien quiera acceder al nuevo todocamino checho podrá tendrá que ir preparando, de partida, 25.140 euros si se decanta por un gasolina, o 30.740 euros si lo hace por uno diésel. Valores que no contemplan las acciones comerciales de la marca que pueden llegar a suponer un ahorro, en el mejor de los casos, de hasta 4.800 euros si decidimos financiarlo.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.