Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Skoda Yeti Facelift

Primer contacto: Skoda Yeti Facelift

SUV, en el buen sentido

14.11.2013

Es el segmento estrella en cuanto a ventas, de eso no hay duda. Sin embargo, el término SUV ha alcanzado en los últimos años un significado peyorativo. Es una palabra desfavorable porque para muchos es un sinónimo de consumo de combustible injustificado, de altas emisiones de CO2 y de una ambición desmedida por el tamaño (aquello del “ande o no ande, burra grande”). Skoda presentó el Yeti en 2009 para conectar con este tipo de público, y ahora lo ha actualizado para que las connotaciones negativas no lo sean tanto.

Empezaremos este primer contacto haciendo referencia al diseño. El conjunto del Yeti es ahora es más brusco, su aspecto está marcado por faros cuadrados y por ángulos rectos en casi todas sus vistas que siguen conservando su esencia. En cuanto a medidas, el Yeti renovado conserva todas las virtudes que lo convierten en una buena alternativa a coches compactos: es tres centímetros más bajo que un Golf, los asientos son regulables y cómodamente abatibles, el maletero tiene mucha capacidad y, opcionalmente, ha sido completado por una paleta de colores que pueden combinarse de mil formas entre interiores, carrocería y techo.

Motores

Galería: Primer contacto Skoda Yeti FaceliftNo hay cambios en cuanto a las opciones mecánicas. Todos los motores seguirán estando disponibles y cumplen la normativa de emisiones EU5. Tanto los diesel como los gasolina se combinan con transmisiones de tracción delantera o tracción total, cambio manual o de doble embrague. Las potencias cubren un abanico de entre 105 y 170 cv. En la parte superior está el 2.0 TDI diesel (4x4 con DSG), mientras que el modelo más básico es el 1.4 TSI de 122 cv con caja de cambios manual de 6 velocidades y tracción delantera. Mundos completamente diferentes pero recomendables por igual.

170 cv diesel

Aunque puede variar en función de los equipamientos, el 2.0 TDI 4x4 rondará un precio de unos 30.000 euros. Suena a inversión demasiado alta para ser un Skoda, pero en este precio estamos pagando un sistema de tracción Haldex de quinta generación, un asistente de mantenimiento de carril y una transmisión de doble embrague de 6 velocidades con calidad y efectividad reprobada.

Buen agarre y control en descensos

Galería: Primer contacto Skoda Yeti FaceliftDurante nuestro primer contacto pusimos al Yeti sobre un terreno no muy complicado, unas pendientes no muy pronunciadas con el terreno húmedo y neumáticos de carretera que limitaban bastante la tracción. El eje delantero y el trasero están acoplados electrónicamente a través de un embrague Haldex, que frena la intervención de las ruedas sin tracción y manda el par motor al eje trasero en función de la necesidad de tracción. Además, el Yeti incorpora un sistema de control de descenso que puede hacer frente a una pendiente resbaladiza porque las cuatro ruedas se frenan de forma individual. Asimismo, hay un modo de control de tracción off-road.

Dinámica

Galería: Primer contacto Skoda Yeti FaceliftDe vuelta a la carretera, la labor del motor de 170 cv es mover con soltura el peso de 1,5 toneladas. Esta tarea se realiza sin problemas debido a los 350 Nm de par disponibles desde las 1.750 vueltas, cifras que lo convierten en un vehículo de remolque y enfocado a circular con buenas cargas de pasajeros o equipaje. En el lado negativo, el ruido generado por este motor de dos litros está demasiado presente en el habitáculo. El consumo de combustible homologado es de 6,3 litros, lo que equivale a 164 gramos de CO2 por kilómetro, una cifra bastante correcta teniendo en cuenta la diversidad de escenarios para los que está preparado.

122 cv de gasolina

Los 122 cv de su motor de gasolina de 1.4 litros resultan totalmente diferentes. Aunque es claramente más débil y sólo dispone de tracción delantera, gracias a sus 1.395 kg peso esta versión se muestra un poco más ágil cuando el escenario son las curvas. La caja de cambios manual de seis velocidades tiene unos desarrollos cortos y rápidos, mientras que el motor sigue respondiendo con eficacia incluso a 4.000 rpm. Disponible a partir de 21.000 euros aproximadamente, el 1.4 TSI proporciona una conducción más rápida y ágil del Yeti. Además, el consumo homologado es de 6,4 litros, lo que hace que esté por debajo del límite 150 gramos de CO2 por kilómetro. Si queremos una opción todavía más barata siempre podemos recurrir a la versión 1.2 de gasolina con 105 cv de potencia.

Por dentro

Galería: Primer contacto Skoda Yeti FaceliftEl interior del Yeti sigue siendo el aspecto más convincente debido a la gran cantidad de espacio y a lo variable que puede ser. Además de una gran cantidad de espacio en todos los asientos y una posición elevada en todos ellos, hay un maletero más grande que el de un Golf, ampliable hasta superar incluso los 1.750 litros. El techo opcional (y recomendado) panorámico pasa por casi toda la longitud de la cubierta y su control se encuentra en la mitad delantera gracias a un interruptor giratorio igual que en modelos de Audi.

 
Conclusion
hier
El Yeti hace casi todo bien: tiene una amplia gama de motores y opciones de propulsión junto con unas proporciones de coche compacto y una relación entre capacidad interior y dimensiones exteriores fuera de lo común. El pequeño Skoda SUV no tiene competencia en este sentido.  Por otro lado, el motor de 170 cv, asociado a tracción total, es altamente recomendable si circulamos frecuentemente por caminos de tierra o si a menudo cargamos el coche hasta el máximo de su capacidad. El Yeti reúne sin duda todas las características de un SUV, y todas en sentido positivo.
 
 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.