Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Suzuki All Grip

Primer contacto: Suzuki All Grip

Una gama total

21.03.2019

Nos trasladamos hasta Jerez para conocer y disfrutar de la gama All Grip de Suzuki. Desde el urbano Ignis hasta el renacido Jimny, pasando por los Vitara, S-Cross y Swift. Aquí te contamos la experiencia. Esperamos que la disfrutes tanto como nosotros.

Nadie puede dudar de que Suzuki es uno de esos fabricantes que tiene especial aprecio por la tracción total. Prueba de ello es que toda su gama (salvo el Celerio) ofrece, al menos, una versión All grip con la que aumentar la seguridad en asfaltos deslizantes y, sobre todo, disfrutar como un enano sobre terrenos fuera pista.

Galería: Primer contacto Suzuki All Grip

Esto último fue lo que, precisamente, hicimos durante el último evento organizado por la marca nipona, quien puso a nuestra disposición todos sus modelos 4x4 para que pasáramos una gratísima jornada al volante. Los protagonistas fueron, el Vitara (del que ya os dimos muchos de sus detalles en la toma de contacto) el Ignis, al que le realizamos una extensa prueba hace unos meses (eso sí, de la versión micro-híbrida y 4x2), del S-Cross y, por supuesto del Jimny (del que también os contamos todo hace unos meses). El único que nos faltó fue el Swift, pero si queréis saber más de él aquí os dejamos la prueba que publicamos sobre su versión más deportiva, el Sport.

Empezando por el principio…

Independientemente de cuál elijamos, la diversión por campo está completamente asegurada. Si buscamos control en zonas arenosas, embarradas o con cierta dificultad, la elección del Ignis, S-Cross o del Vitara será igual de acertada. En nuestro caso, elegimos el Ignis, el cual sorprende por combinar una longitud ultra reducida con un comportamiento fuera pista excepcional, tal es así que junto con el FIAT Panda Cross son los únicos modelos de menos de 4 metros que funcionan tan bien por caminos.

Galería: Primer contacto Suzuki All Grip

Un vehículo que, con el All Grip Auto, parte de los 13.631 € con descuentos, convirtiéndole en uno de los 4x4 más asequibles de la actualidad. El All Grip Auto no es otro que un sistema 4x4 de acoplamiento viscoso en el que el par motor se distribuye de manera automática a las ruedas traseras cuando detecta una pérdida de agarre en el tren delantero.

Ogualmente, este sistema suma un control de descenso de pendientes, manteniendo una velocidad sostenida de 10 km/h sin necesidad de que intervenga el conductor, de independientemente del porcentaje de inclinación que tenga la pendiente en cuestión. Adicionalmente, el Ignis posee un control de tracción (Grip Control) que funciona hasta 30 km/h y que se encarga de transmitir el par motor a la rueda que tiene más adherencia frenando aquellas de deslizan para mejorar su agarre en campo, y en situaciones de climatología adversa como hielo o nieve.

Galería: Primer contacto Suzuki All Grip

…subiendo un par de peldaños…

Los siguientes en probar, fueron tanto el Vitara como el S-Cross. En ambos casos, el recorrido fue idéntico al de Ignis. Cierto es que con el urbano uno se puede desenvolver sobradamente con el recorrido, aunque la sensación de seguridad y de aumentar el límiter es mucho mayor con estos SUV-B.

Principalmente porque ofrecen la variante All Grip Select con el que el conductor puede gestionar, a través del mando específico situado en el túnel central, entre cuatro programas, Auto, Sport, Snow y Lock, logrando que el vehículo se adapte las condiciones de conducción y el tipo de firme.

Galería: Primer contacto Suzuki All Grip

Del mismo modo, el control de estabilidad ESP está optimizado para trabajar en conjunto con cada programa de tracción. En Auto el diferencial funciona de modo automática, haciendo que el vehículo circule en dos ruedas motrices hasta que el sistema detecta cierto patinaje, pasando automáticamente a circular en 4WD.

Con el programa Sport, además de hacer más rápida la respuesta del acelerador se debilita la intervención del control de tracción para aumentar la eficacia y las sensaciones al volante, resultando especialmente útil al afrontar una carretera revirada. Por su parte, el Snow permite que el control de tracción intervenga de un modo más incisivo para maximizar la estabilidad y el agarre en condiciones de baja adherencia. Por último, en el modo Lock, el ESP mejora la capacidad de tracción aplicando fuerza de frenado a las ruedas que giran sin tracción y priorizando la asignación de par a los neumáticos que sí disponen de adherencia.

Galería: Primer contacto Suzuki All Grip

Por si eso no fuera suficiente, dispone del control inteligente predictivo Synergetic Vehicle Dynamics Control, que se anticipa al posible deslizamiento en función de la superficie de la carretera, la posición del acelerador, el giro de la dirección, e inclinación de la carrocería, transmitiendo más par a las ruedas delanteras o traseras para evitarlo o compensarlo.

...para llegar al clímax

Si lugar a dudas, cuando hablamos de un Suzuki y 4x4 es inevitable pensar en el rey de la gama: el Jimny. Tras 20 años, el todoterreno japonés presenta su nueva generación, sorprendiendo no solo por un diseño retro moderno, sino por un comportamiento off road en peligro de extinción. Eso no quiere decir que no haya todoterrenos puros, sino que no hay ninguno como el Jimny, pues su tarifa de precios arranca en nada menos que 17.000 €.

Un precio de derribo para un vehículo excepcional en todos los sentidos… camperos. El kei car nipón nos volvió a sorprender en el terreno fabricado por la propia organización en este evento en Jerez. Cruces de puentes, subidas y bajadas pronunciadas, desplazamientos laterales, no importó cuál fuera la prueba, que el Jimny la salvó con absoluta soltura.

Galería: Primer contacto Suzuki All Grip

Parte de culpa la tiene su chasis de escalera, ángulos de ataque, salida y ventral inigualables para un modelo de su tamaño, suspensiones de eje rígido y, claro está, la tracción All Grip Pro. Un sistema con dos modos de circulación, 2H con tracción trasera y 4H para activar la tracción, a los que se suma el 4L que no es otro que una reductora, el cual puede transferir más par a las ruedas en marchas bajas para conseguir una mejor tracción en cuestas empinadas y terreno desigual.

Además, cuando dos ruedas situadas diagonalmente pierden tracción, el control de tracción SLD del Jimny las frena automáticamente para redistribuir el par al otro lado y permitir que el vehículo recupere la tracción. Este sistema permite al Jimny salir de superficies resbaladizas y caminos con baches.

En definitiva, si por algo hay que reconocer a Suzuki es por lo comentado al inicio de estas líneas, siendo una de las pocas marcas que ofrece una gama tan amplia relacionada con la tracción total. Un sistema que, además, se encuentra muy accesible para todos los públicos.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.