Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Suzuki Kizashi

Primer contacto: Suzuki Kizashi

Nuevos retos

06.09.2010

Después de varias modificaciones aplicadas al concept-car nacido en 2007, Suzuki ha puesto a la venta oficialmente su nuevo sedán, un coche con unas características todavía desconocidas para la japonesa y que servirá como impulso para recolocar la imagen de la marca en el mundo. Está a la venta desde 28.495 euros…

La demanda del mercado obliga a veces a los fabricantes a meterse en terrenos donde no son para nada expertos, y éste es uno de esos casos. Suzuki, aunque tiene en su historia algunos modelos parecidos como el Baleno, nunca había construido una berlina tan grande (4,64 metros) ni tan potente (178 cv). Sus previsiones de ventas no son para nada escandalosas, sino más bien modestas, y la decisión de fabricarlo podría responder únicamente a una labor de imagen de marca.

Galería: Primer contacto Suzuki KizashiEl Kizashi, como producto final, es bastante interesante por diseño y por amplitud interior, y se sitúa directamente en la lista de rivales a batir para el Seat Exeo, el Volkswagen Jetta o el Chevrolet Cruze. Sin embargo, y aunque en la propia marca insistan, no es un coche para comparar con un BMW Serie 3 o con un Audi A4. La explicación es breve: es un coche con acabados muy correctos, pero no tienen una sensación de calidad sobresaliente como aquellos. Además, y aunque el motor del Kizashi cumple con los requerimientos de la normativa Euro V, los trabajos en materia de ahorro de combustible siguen estando a años luz con respecto al de los alemanes.

2.4 de 178 cv

Precisamente la primera de las limitaciones del Kizashi es que sólo se podrá elegir con un motor de gasolina 2.4 de 178 cv, una cifra que resulta arriesgada para ofrecerse como único propulsor. Si a esto sumamos que ni siquiera en un futuro a corto plazo la marca se plantea vender una versión diesel o una motorización menos potente, su penetración en el mercado quedará bastante reducida.

Galería: Primer contacto Suzuki KizashiLa parte buena es que el comportamiento del coche con este propulsor es muy positivo y que queda a elección del cliente elegir cambio manual o automático. Con el cambio manual, que es el que pudimos probar brevemente y cuyo sistema de tracción es solamente al eje delantero, el coche alcanza velocidad con bastante soltura y ofrece una recuperación enérgica e inmediata en cada una de las seis marchas gracias a un par motor establecido de 230 Nm a 4.000 revoluciones. A la hora de pedirle un sprint desde parado, el Kizashi completará la maniobra del cero a cien en 7,8 segundos, mientras el consumo con esta transmisión y con tracción a un solo eje debería contenerse, según la ficha técnica, por debajo de los 7,9 litros. Llevándolo a una comparación posible, un VW Jetta, con motor 2.0 TDI de 170 cv, puede conseguir un consumo mixto muy inferior (5,7 litros).

3.000 euros más costosa y bastante menos ahorradora será la versión con cambio automático, de tipo CVT (variable continuo), cuyo gasto combinado de combustible será de 8,3 litros. Esto se debe a que cuenta obligatoriamente con el sistema de tracción a las cuatro ruedas y con los correspondientes 100 kilos extra de peso que este sistema conlleva. No obstante, el conductor puede desconectar totalmente, desde la consola central, la tracción al eje posterior, con lo que puede manejarse como un vehículo de tracción delantera.

Galería: Primer contacto Suzuki KizashiLa repercusión de esta transmisión en las prestaciones es evidente debido a que el régimen sólo llega hasta las 6.000 vueltas para proteger la caja (la otra corta en 6.500 revoluciones). Para una utilización normal las diferencias podrán pasar desapercibidas: la aceleración de 0 a 100 es un segundo más lenta, y la velocidad máxima pasa de 215 a 205 km/h.

Buen trabajo

Lo más destacable tras esta breve toma de contacto es que las mejoras de insonorización son muy evidentes si lo comparamos con otro modelo de Suzuki.  Circulando a la máxima velocidad permitida, tanto el ruido del motor como el aerodinámico es casi imperceptible. Sólo los retrovisores, que son realmente grandes, pueden ponerse como pega en este aspecto.

Galería: Primer contacto Suzuki KizashiEn cuanto a la suspensión y tacto en general, Suzuki ha instalado en el Kizashi un esquema de suspensión McPherson en el eje delantero y Multilink en el tren posterior. El tarado es muy cómodo (y eso que lleva una llanta de 18”) y lo suficientemente rígido para que las correcciones necesarias en plena curva no comprometan la estabilidad. A esto ayuda también que la dirección es bastante directa y no está entregada totalmente al confort.

Para el conductor es muy agradable el puesto de conducción, bien por la regulación de los asientos y el volante así como por la calidad de los mandos. Además de los innumerables controles ofrecidos en el volante, Suzuki por fin tiene un ordenador de a bordo completo (parecido en ubicación y tamaño al de Volkswagen) y un conjunto de relojes bastante atractivo.

Galería: Primer contacto Suzuki KizashiEspacio

Uno de los mejores aspectos del Kizashi es que es un vehículo bastante amplio si en la parte trasera van a viajar personas altas frecuentemente. Tanto el espacio para las piernas como la altura libre al techo permiten que una persona de 1,90 metros viaje cómodamente.

Por otra parte, el maletero ofrece una capacidad inicial de 461 litros, una cifra “normal” en el segmento, teniendo en cuenta que un Chevrolet Cruze llega a 450 y que un Seat Exeo ofrece 460 litros. Un Volkswagen Jetta, por ejemplo, sería la mejor opción si el espacio fuese la primera necesidad en la compra (530 litros).

El apartado práctico también está resuelto de forma decente, con una rueda de repuesto de emergencia bajo el piso del maletero y varios ganchos para sujetar bolsas.

Lujo relativo

Tampoco a nivel de equipamiento se dispone de un margen de maniobra para ahorrar un poco de dinero. El Kizashi viene ligado a un único acabado “Sport”, bastante aceptable en general, pero principal responsable de que estemos hablando de un coche caro.

Galería: Primer contacto Suzuki KizashiSuzuki pide 28.495 euros por la versión manual y tracción delanera, y en ella ya se incluyen asientos con regulación eléctrica (10 posiciones),  sistema de arranque sin llave, climatización bizona, automatismos de luz y lluvia, control de velocidad programable y entradas de audio auxiliares. Por el contrario, faltan cosas básicas en un coche al que la marca considera “lujoso”, como un navegador integrado, que ni siquiera se ofrece como opción.

Si el cambio automático es una necesidad o un capricho, tendremos que asumir el aumento de 3.000 euros en la factura (31.495 euros). No hay extras ni opciones posibles, tan sólo los cinco colores para la carrocería que están disponibles.

Resumen

El Kizashi es un coche completo y con una calidad más que aceptable, pero ha sido lanzado al mercado dando la sensación de  estar poco definido, ya que no sobresale en ninguno de los apartados fundamentales (precio, prestaciones o equipamiento). Quizá con un coste algo más ajustado y un par de opciones más de motorización, la campaña de lanzamiento fuera a ser más fácil para Suzuki en Europa. No obstante, ya lleva meses vendiéndose en Estados Unidos y sus resultados son francamente positivos.  

Galería: Primer contacto Suzuki Kizashi

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.