Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Toyota Aygo 1.0

Primer contacto: Toyota Aygo 1.0

La hora de los más pequeños

26.06.2014

Hoy en día, incluso los vehículos más pequeños se benefician del arsenal de nuevas tecnologías de las marcas. En el caso de Toyota, el nuevo Aygo puede presumir de un montón de opciones de personalización así como de un confort mejorado y renovado a pesar de ser el modelo más pequeño de la gama.

Durante nuestra toma de contacto con este coche, la cual tuvo lugar entre las ciudades de Amsterdam y Rotterdam, el nuevo Aygo dejaba claro con su giro radical con respecto a la generación anterior. Esto se debe principalmente a que el mercado ha evolucionado tanto que ha pasado de tener sólo 5 competidores en 2005 (año de la primera generación) a contar hasta 20 modelos similares en su lista de rivales. El nuevo Toyota Aygo tiene ahora un estilo mucho más japonés a la vez que fresco, joven y carismático.

El factor de juventud viene aportado sin duda por sus nuevos colores, que además contrastan con el negro de la cruz formada en la parrilla delantera, en las aletas y en las carcasas de los retrovisores. No es lo más elegante del mercado, pero tampoco cae en el concepto de coche macarra. Es simplemente diferente y eso es un punto a favor sin ninguna duda.

Austero pero brillante

Galería: Primer contacto Toyota Aygo 1.0La segunda generación del Aygo ofrece las características típicas de un microcoche, como una longitud de 3,46 metros, voladizos cortos y puertas de acceso más bien pequeñas. Al menos en la vista frontal, el Aygo parece más alto que ancho, y eso es una sensación de la que tienen culpa los nuevos faros, que están colocados en una posición bastante elevada y además están remarcados por la cruz que hemos comentado anteriormente. Estos faros incorporan iluminación diurna por LED, pero luego hay algunas cosas que te devuelven a la austeridad más absoluta, como la apertura de escotilla de las ventanas, un único brazo limpiaparabrisas o el cristal trasero fabricado en vidrio.

En realidad, que haya medidas de austeridad era obvio. Los plásticos duros tampoco han desaparecido, los reposacabezas van integrados en los asientos delanteros y el volante es sólo regulable en altura. Estos son otros ejemplos del ahorro practicado por Toyota y que, en realidad, es común a lo que otros fabricantes realizan en sus utilitarios.

Pantalla táctil

Galería: Primer contacto Toyota Aygo 1.0El interior del Aygo, sin embargo, ofrece un interior con bastante encanto, a lo que ayudan las ventanillas delanteras eléctricas, el volante de cuero y la radio CD. Además, hay posibilidad de mejorar la sensación de calidad con un climatizador automático o un sistema de navegación de calidad. Ambas opciones se gestionan a través de una interfaz principal en el centro de la consola.

El sistema de información y entretenimiento del Navi X-Touch merece una mención especial, ya que con la pantalla táctil de 7 pulgadas, puerto USB, cámara de visión trasera y manos libres ofrece todo lo que un usuario joven puede necesitar. También se puede gestionar un acceso a internet siempre que el sistema esté conectado previamente a un Smartphone (cualquier Android o también Iphone) con GPS.

Clásicas limitaciones

Galería: Primer contacto Toyota Aygo 1.0En cuanto al espacio interior, la disposición del Aygo presenta las clásicas carencias de un micro-coche. Un adulto de talla media tiene suficiente espacio para las piernas y para la cabeza, aunque a partir de 1,80 es necesario empezar a doblarse para acceder y empezaremos a tocar con los asientos y con el revestimiento del techo. En nuestra unidad de prueba los asientos eran de cuero, aunque los de tela que vienen de serie ofrecen una calidad y sensación aparentemente buena. Por otro lado, la ausencia de un túnel de transmisión hace que los pies puedan acomodarse mejor en la fila trasera.

En cuanto al maletero, el volumen de 168 litros es superior al del modelo predecesor (tiene 29 litros más) y puede albergar cómodamente dos maletas tipo trolley. Si se desea, se puede ampliar la capacidad abatiendo el respaldo de los asientos traseros.

Motor revisado

Galería: Primer contacto Toyota Aygo 1.0En el Aygo muchas cosas son nuevas, empezando por la renovación de su motor de tres cilindros, que ahora viene con botón de arranque y cuya potencia ha crecido hasta los 69 cv. Este propulsor, de un litro de cilindrada, es idéntico a su antecesor, pero ofrece una relación de compresión mejorada que hace que cumpla con la normativa de emisiones Euro 6.

Según Toyota, el Aygo ofrece un consumo ideal de 3,8 litros siempre y cuando se elija con ruedas de baja resistencia a la rodadura y start-stop. Durante nuestro breve recorrido por las carreteras holandesas, en la cual tuvimos la climatización activada, el consumo sólo se desvió un litro. El cambio de nuestra unidad de pruebas era manual de cinco velocidades, el cual es agradable y funciona con gran suavidad y precisión. La caja automática, que se ofrece por un incremento de precio inferior a 1.000 euros, es cómoda pero a la hora de acelerar interrumpe la entrega de potencia en cada cambio de relación dejando algunos tirones.

Sin mucho temperamento

Galería: Primer contacto Toyota Aygo 1.0La desventaja ante tanta eficiencia es que las reacciones no son todo lo vivas que se podrían esperar. El Aygo equipado con este motor acelera en 14,2 segundos o 15,5 si se equipa con transmisión automática y la velocidad máxima es de 160 km/h en la variante ecológica. Así, este modelo no pretende convertirse en una máquina de prestaciones sino más bien en una herramienta de desplazamiento cómoda y juvenil en la que disfrutar del día a día.

El peso del Aygo equipado con este propulsor es de 930 kg y su chasis está configurado para dejar un comportamiento predecible a la vez que cómodo. La dirección es precisa y su dureza es perfecta para las maniobras de ciudad. Además, tiene buen radio de giro (9,6 metros). Un inconveniente, por ejemplo, es que en plena curva los pasajeros no tienen asideros en la parte interior del techo.   

Desde 9.000 euros

El precio básico para España será de 9.000 euros, es decir, unos mil euros más que el modelo al que sustituye y podrá elegirse en dos acabados. Este precio es ligeramente superior al de sus principales competidores, entre los que destacan el Citroën C1 y el Peugeot 108, pero a cambio el Toyota ofrece algo más de equipamiento de serie. Entre otras cosas, el Aygo lleva de serie control de estabilidad, asistente de arranque en pendiente, limitador de velocidad y volante multifunción.

Galería: Primer contacto Toyota Aygo 1.0Resumen

Después de nueve años en el mercado, Toyota por fin ha preparado la segunda generación del Toyota Aygo. En primer lugar, cambia totalmente su diseño para conseguir ser más expresivo y más dinámico a la vez que juvenil, pero lo más importante ahora es que ofrece un montón de opciones para personalizar a nivel de colores, como un Mini o un Opel Adam. Por otro lado, ha mejorado añadiendo elementos como las luces diurnas por LED, un GPS asequible y una mejor presentación de la información de a bordo. En lo que respecta a su conducción, el nuevo Aygo es un coche equilibrado, de bajo consumo y con un chasis muy cómodo preparado principalmente para la conducción urbana.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.