Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Toyota C-HR

Primer contacto: Toyota C-HR

Cura de distinción

22.11.2016

Conducimos uno de los Toyota más pintones que jamás se hayan fabricado. Nos referimos al C-HR, la nueva apuesta de la marca japonesa por el segmento de los SUV compactos. Diseño, deportividad y tecnología van de la mano de un compañero de viaje insustituible, la hibridación. Todo con el objetivo de sanar un segmento al que parece haberle picado el mosquito de la monotonía.

No hay duda de que los SUV son los grandes dominadores del mercado. Sin embargo, tras un comienzo demoledor, están empezando a padecer los mismos síntomas que las berlinas o los compactos: la monotonía estética. Si no nos crees, te retamos a que pienses cuántos modelos ofrecen, actualmente, un diseño rompedor, ese que consigue que tu cuello se gire a su paso o el que logra que aprietes fuerte la mano de tu pareja mientras pasas a su lado. Estamos seguros de que la cuenta no supera los dedos que tienes en una mano, ¿verdad?

Pues bien,  partir de ahora, ese reducido grupo de todocaminos rompedores contará con un nuevo integrante: el Toyota C-HR. De hecho, tras tenerlo por fin frente a mis ojos, puedo afirmar que es uno de los modelos más impactantes que he podido contemplar. Y eso es mucho decir si tenemos en cuenta que en su morro está incrustado el logo de Toyota.

Galería: Primer contacto Toyota C-HR

Galería: Primer contacto Toyota C-HR

No me malinterpretes, pero es cierto que la japonesa no se ha caracterizado nunca por ofrecer vehículos rompedores, Prius aparte, por lo que la llegada de este C-HR supone un soplo de aire fresco tanto para la marca como para el segmento. Por ello, la idea de Toyota es clara: llegar a un tipo de cliente diferente, más juvenil, sin ataduras, preocupado por las apariencias y que siempre quiera estar a la última.

Plataforma global

Que el Prius salga a colación tampoco es fruto de la casualidad, pues ambos modelos no solo ofrecen una ‘fachada’ que se escapa de tradicionalismos, sino que comparten la misma plataforma. Así es, el C-HR ha sido desarrollado a partir de la plataforma modular global, la TNGA. Una base que permite haber creado un todocamino con ciertos aires de compacto, tal y como demuestra un centro de gravedad muy bajo, una postura de conducción también baja y una altura libre al suelo de solo 14,5 centímetros.

Galería: Primer contacto Toyota C-HR

Del mismo modo, se ha conseguido un vehículo que entra directamente de lleno en el corazón del segmento C, gracias a sus 4,36 metros de longitud. Cota que se completa con una anchura de 1,79 metros y una altura de 1,56 metros. Es decir, que el C-HR llega para complicarle la vida al ‘todopoderoso’ Nissan Qashqai y empezar a restarle ventas a los recién llegados SEAT Ateca o KIA Niro.

Del concept a la realidad

Pero más allá de dimensiones y datos, ya va siendo hora de centrarnos en su principal punto fuerte: el diseño. Frente a esta terna, las diferencias no pueden ser más claras. Desde el primer momento, los diseñadores japoneses tuvieron claras las preferencias de este vehículo. Así lo demuestra el hecho de que el C-HR haya cambiado tan poco frente a los dos CH-R Concept que le precedieron. El modelo de calle, mantiene las angulosas líneas de aquellos, con múltiples salientes y vértices que consiguen realizar un diseño futurista a la par que deportivo. Una cualidad que, precisamente, se observa en su línea lateral, con una caída del techo muy pronunciada y con unos tiradores traseros ocultos en el marco de la ventanilla.

Galería: Primer contacto Toyota C-HR

Mientras que el morro puede guardar cierta similitud con el último RAV4, la zaga es totalmente innovadora. Faros que se salen de la estructura, un portón elevado pero achatado que acaba en un parachoques sobredimensionado y un enorme alerón en la parte superior, son algunos de sus puntos más característicos. En cierto modo, y salvando ligeramente las distancias, la zaga de este C-HR nos evoca a la del también nuevo Infiniti QX30 –otro de los modelos rompedores de los que hablábamos al principio-. El conjunto lo completan unas llantas de aleación que de 17 o 18 pulgadas, unos faros delanteros Full LED –en el acabado más alto- con intermitentes dinámicos y una carrocería bitono que aumenta las posibilidades de personalización.

Salto de calidad

Individualización que se traslada al habitáculo, el cual podrá elegirse con dos ambientes, uno más elegante en tono marrón y otro más electrizante, con inserciones en azul. Independientemente de cuál elijas, encontrara un puesto de conducción igualmente novedoso. Bien es cierto que presenta algunas similitudes con otros Toyota, como el Auris o el RAV4, sobre todo en la forma de la pantalla central de 8 pulgadas. No obstante su disposición es completamente nueva. En este caso se coloca en la parte superior de la consola central, como si fuera flotante, permitiendo una mejor visualización no solo para conductor y copiloto, sino también para los ocupantes traseros.

Galería: Primer contacto Toyota C-HR

En lo que a calidad se refiere, este C-HR también parece haber dado un paso al frente en comparación con otros hermanos de gama. Presenta unos ajustes excepcionales, mientras que los materiales empleados se reparten casi a partes iguales entre plásticos blandos y otros más duros, de tacto igualmente agradable. Además, en los acabados más altos, la línea azul que recorre toda la parte frontal del salpicadero, le otorga ese puntito chic que le demandan sus clientes.

Unos compradores que, como te hemos mencionado anteriormente, no tienen ningún tipo de ataduras. Quizá por ello la parte trasera no está tan lograda como la delantera, sobre todo en lo que a amplitud se refiere. Sí, detrás caben dos adultos de 1,85 metros, ya que pese a la línea descendente del techo, todavía sobra algo de margen para que no toquemos con la cabeza. Otra cosa será si hablamos de la anchura. En este sentido, es mucho más limitada, como también lo es la visibilidad, circunstancia que se produce a causa del gran marco de las ventanillas traseras, que reduce significativamente la superficie acristalada de la misma. Si a ello le añadimos que están tintadas, la sensación de encajonamiento aumenta.

Ahora bien, aunque Toyota parezca haber diseñado este coche mirando hacia adelante, ello no implica que no cuente con anclajes Isofix. Por su parte, aunque el maletero ofrece una capacidad muy correcta, 377 litros, queda lejos de la cifrada tanto por el Niro, el Qashqai o el Ateca, que disponen de 401, 430, 510 litros, respectivamente.

Apuesta al híbrido

Una terna de la que también se desmarca a nivel mecánico. Como no podía ser de otra forma, hablar de Toyota es hacerlo de hibridación y, en esta ocasión, el C-HR no podía ser una excepción. Aquí, de nuevo, el influjo del Prius vuelve a estar patente dado que bajo el capó se encuentra el mismo grupo mecánico que el del ‘pionero’. En esencia se trata de combinar un motor de gasolina atmosférico de 1.8 litros, con una eficiencia térmica del 40%, con otro módulo eléctrico, para acabar entregando una potencia conjunta de 122 CV.

Galería: Primer contacto Toyota C-HR

Si en su momento leíste la prueba del Prius –si no, aquí la tienes-, verás que estamos ante un motor que busca optimizar al máximo ahorro, una cualidad que en el SUV se enfatiza. De hecho, en comparación con el compacto, el C-HR no ofrece ningún modo POWER que saque a relucir todo el potencial del bloque. Para ello, únicamente hará falta apretar el acelerador y, además de escuchar el molesto sonido del cambio, esperar a que el coche coja velocidad. Con todo, la marca homologa un gasto medio de solo 3,8 l/100 km, cifra que resulta casi imposible de lograr realizando una conducción normal, como la que realizamos durante la toma de contacto por los alrededores de Madrid. En ella, el ordenador llegó a marcar picos de 4,2 pero al final, y tras casi 100 kilómetros, se quedó parado en algo más de 5,5 l/100 km.

Ahora bien, somos conscientes de que la apuesta híbrida de Toyota es muy fuerte –de hecho ya han superado las expectativas de ventas marcadas-, pero se nos ponen los dientes largos al mirar cómo otros mercados sí contarán con una versión alimentada por el excelente motor de gasolina 1.2T de 122 CV –el cual pudimos probar en el Auris hace tiempo-. Y comentamos esto porque el C-HR ofrece un excelente comportamiento, con un chasis perfectamente ajustado que invita a entrar en tramos de curvas.

Hay donde elegir

Una vez que Toyota ha liquidado las 200 unidades de la edición especial de lanzamiento Launch Control, que se vendieron en tres semanas y de forma íntegra por Internet, los concesionarios ya están preparados para recibir la gama al completo del modelo. Una gama que se dividirá en cuatro acabados: Active, Advance, Advance Plus y Dinamic Plus. Todos ofrecerán de serie el Toyota Safety Sense, es decir, el conjunto de asistentes a la conducción compuesto por el avisador de cambio involuntario de carril, el control automático de luces de carretera, el lector de señales de tráfico y la frenada de emergencia con detector de peatones.

Galería: Primer contacto Toyota C-HR

El más básico incluirá, igualmente, 7 airbags, asistente de arranque en pendiente, climatizador bizona, control de crucero adaptativo, faros delanteros bihalógenos con función Follow Me Home y luz diurna LED, llantas de aleación de 17 pulgadas sensores de luz y lluvia, acceso y arranque sin llave, volante multifunción regulable en altura y profundidad, tapizado en cuero con mandos para el sistema de sonido…, todo por 24.250 euros, incluyendo descuentos y promociones de marca. Si sumas 740 euros más, tendrás el acabado Advance, el que Toyota espera que sea el más vendido, que añade, llantas de aleación de 18 pulgadas y tapicería parcial de cuero. Si queremos los faros LED, los intermitentes dinámicos, el sistema de sonido JBL, el detector de ángulo muerto o la alerta por tráfico cruzado podremos optar por el acabado Advance Plus, por 2.010 euros más, o pasar directamente al Dynamic Plus, que en sus 27.000 euros incluye los asientos de cuero, los faros Full LED y la carrocería bitono.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.