Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Volkswagen Golf Cabrio

Primer contacto: Volkswagen Golf Cabrio

Un Golf para las cuatro estaciones

11.05.2011

El Golf siempre se ha considerado un vehículo universal. La nueva versión cabrio, disponible a partir del 17 de junio de 2011 sin su característica barra antivuelco, también cumple esta promesa de versatilidad, aunque con pequeñas salvedades. Ya sea como vehículo para trayectos largos por autopista, para divertirse por carreteras sinuosas, para uso familiar o para rodar tranquilamente a cielo abierto, la nueva variante descapotable se presenta como un verdadero automóvil cuatro estaciones. Este pequeño compacto de techo retráctil incorpora además muchos de los puntos fuertes del Golf, e incluso su precio es de lo más atractivo.

La barra antivuelco que en otra época sirvió tanto de elemento característico como de objetivo de las bromas más despiadadas ha desaparecido. Y nos alegramos. Si bien el diseño de la tercera generación del Golf Cabrio no resulta muy sorprendente, su línea algo más deportiva en comparación con el Golf normal y algunos extras disponibles de forma opcional, tales como las llantas de aluminio, la pintura metalizada, la luz de conducción diurna tipo LED, otorgaban a nuestra unidad de prueba un aspecto algo más llamativo.

El nuevo Golf Cabrio se muestra especialmente atractivo con la capota abierta, puesto que su parabrisas más inclinado y la línea horizontal ligeramente ascendente en dirección a la zaga conforman una silueta más dinámica. Y no nos podemos olvidar de un pequeño detalle: a diferencia del A3 Cabrio, con el que guarda enormes similitudes técnicas, el nuevo VW Cabrio carece de la habitual y molesta barra antivuelto situada tras los asientos posteriores. A pesar de ello, y gracias a los módulos de protección que se despliegan de forma automática en caso de vuelco y a los airbags de cabeza y tórax, el nivel de seguridad es bastante elevado.

Tradición con ciertas salvedades

VW Golf CabrioletEntre otras cosas, el nuevo VW Cabrio ha heredado del A3 descapotable un techo de lona que se extiende con una amplia curvatura por encima del habitáculo de los pasajeros hasta su zaga tipo hatchbak. Los descapotables con techo blando, como el BMW Serie 1 con sus líneas laterales tipo coupé, tienen un perfil más elegante, aunque no debemos olvidar que tradicionalmente la gama del Golf siempre ha presentado un cierto «déficit» de elegancia. Además, cabe mencionar que la capota suministrada por el fabricante Webasto se unirá por primera vez a esta carrocería abierta en la histórica planta de producción del VW Cabrio de Osnabrück, propiedad ahora de Karmann.

El nuevo conjunto de varillaje, bisagras y acolchados y revestimientos de tela se abre y pliega ahora de forma completamente eléctrica y automática con tan sólo pulsar un botón cromado situado en la consola central. Este proceso dura tan sólo nueve segundos y tiene lugar de forma muy suave, incluso mientras el vehículo circula a una velocidad máxima de 30 km/h. El sistema de techo se pliega con total facilidad dentro de un pequeño compartimento cuya parte superior sobresale ligeramente por encima de la línea de los hombros, pero que mantiene intacta la capacidad del maletero. El nuevo Golf prescinde, por lo tanto, de una lona impermeable o de la típica cubierta para la capota.

VW Golf CabrioletEspacio para cuatro ocupantes más equipaje

En términos de economía de espacio, el nuevo Golf Cabrio se muestra ejemplar. En lugar de una zaga grande y voluminosa con un maletero poco útil en cuanto se conduce sin capota –algo que resulta habitual en los descapotables con techo blando practicable de la clase compacta–, en el caso del Golf una tapa algo más pequeña da acceso a un compartimento de almacenamiento de 250 litros de capacidad que se puede cargar fácilmente.

Gracias al respaldo abatible de la banqueta trasera y a una escotilla de 53 cm de ancho es posible cargar objetos más largos y voluminosos de lo habitual. Aunque todo esto no iguala las cualidades de transporte de un Golf normal, al menos en este modelo descapotable nos permite transportar plantas de gran altura sin ningún tipo de problema.

VW Golf CabrioletEstándar sólido

En la parte delantera los ocupantes podrán disfrutar del carácter íntegro y del buen saber hacer que caracteriza a toda la gama Golf: una calidad de materiales elevada, multitud de opciones de equipamiento, una lógica de manejo intuitiva y una oferta de espacio ejemplar. Gracias a sus innumerables opciones de ajuste, el conductor logrará encontrar con facilidad la posición de conducción óptima.

Incluso en la parte trasera, las dos plazas pueden acoger sin problemas a dos personas adultas sin restar un ápice de confort. Sin embargo, ni el acceso ni la libertad de movimiento tanto a la altura de las rodillas como de la cabeza resultan extraordinarios. En cambio, el nivel de ruido es muy bajo, ya que incluso a velocidad de conducción por autopista el capó multicapa se mantiene bien firme y no traslada mucho ruido al habitáculo. Ni siquiera con la capota retirada las turbulencias o el ruido del viento resultan demasiado penetrantes. Tan sólo los cinturones de seguridad delanteros revolotean de vez en cuando por la acción del aire.

VW Golf CabrioletMotorizaciones potentes y eficientes

El espectro de potencias de las motorizaciones ofertadas va desde los motores corrientes a los más generosos. El motor 1.2 TSI de 105 CV, muy conocido y sumamente maduro, desempeña un buen papel y, pese al sobrepeso de 200 kg del modelo cabrio, uno no tiene la sensación de necesitar una mecánica más potente.

Este pequeño cuatro cilindro sólo se muestra algo débil en subida y cuando aún no se ha terminado de desarrollar todo el par motor. Según datos oficiales, el tiempo de aceleración es de 11,7 segundos y la velocidad máxima de 188 km/h. VW cifra su consumo en 5,9 litros. En el caso de la versión Bluemotion Technology (400 euros más) la cifra se reduce hasta los 5,7 litros.

También se puede ir más rápido

No obstante, el Golf Cabrio también permite ir mucho más rápido, concretamente con sus modelos de gasolina sobrealimentados de 160 y 210 CV, que además muestran una increíble dinámica longitudinal. El modelo de 210 CV alcanza incluso el nivel de potencia del GTI, aunque sin llevar dicha inscripción en la zaga.

El motor diésel 2.0 TDI de 140 CV con su excelente par motor también desarrolla un excelente empuje. En la versión Bluemotion Technology, y pese a sus logradas prestaciones, este magnífico propulsor parece conformarse con tan sólo 4,5 litros de combustible. Los que quieran ser aún más eficientes podrán decantarse por el 1.6 TDI, algo más lento pero cuyo consumo asciende a 4,4 litros, siempre según la casa.

Si bien el diésel básico viene asociado básicamente a un cambio manual de cinco marchas, todas las demás mecánicas ofertadas cuentan de serie con un cambio manual de seis velocidades. Tan sólo el motor de 210 CV (disponible a partir de otoño de 2011) se comercializará exclusivamente con un cambio de doble embrague DSG. Éste también estará disponible, aunque de forma opcional, para la versión TSI de 160 CV.

VW Golf CabrioletExcelente chasis

En Golf Cabrio también destaca en lo que al chasis se refiere. Gracias a su sólida estabilidad en carretera, este modelo de Wolfsburgo se mantiene impasible al trazar las curvas y el conductor sabe en todo momento lo que este automóvil equilibrado, homogéneo y con tendencia al subviraje está a punto de hacer. La configuración de muelles y amortiguadores transmite un agradable nivel de confort, si bien no digiere las irregularidades de forma tan suave como el Golf normal, algo que se debe también a su ya mencionado sobrepeso.

Como todas las carrocerías descapotables desarrolladas sobre la base de modelos cerrados, el Golf también se ha reforzado en gran medida en su parte inferior. Debido a la ausencia de una sobreestructura fija, en muchos puntos de la estructura se ha añadido una pequeña sobredosis de acero. Estas medidas son las que tienen como resultado esos kilos de más, si bien surten el efecto deseado. Por suerte, en este caso no nos encontraremos con las molestas vibraciones típicas de otros modelos descapotables, incluso al pasar por encima de grandes irregularidades.

Precio atractivo

eVote

 

La horquilla de precios del nuevo VW Golf Cabrio también se encuentra a un nivel relativamente bajo. El precio de este Golf descapotable apto para un uso diario y equipado con motor 1.2 TSI es de al menos 24.840 euros. Se trata de aproximadamente 4.000 euros más que un Golf estándar de tres puertas con motorización similar. Sin embargo, ya en su versión de acceso el modelo cabrio ofrece  algunos detalles adicionales de equipamiento, tales como llantas de 16 pulgadas, asientos confort, faros traseros tipo LED y elevalunas eléctricos en las 4 ventanillas.  A la vista de este equipamiento superior, el sobreprecio se limita a unos 4.000 euros, algo totalmente aceptable si tenemos en cuenta el plus de libertad que ofrece.

Conclusión

¿Por qué no decantarnos por un descapotable? A la hora de adquirir un nuevo modelo compacto, los que sueñen con conducir alguna vez sin capota bajo la luz del sol deberían decidirse directamente por el nuevo Golf descapotable. Los gastos adicionales son asequibles y, con ciertas salvedades, el descapotable de VW es apto para el día a día. Cualquier familia pequeña puede utilizar como primer vehículo este modelo que cuenta con las excelentes cualidades típicas de la gama Golf y, si el tiempo acompaña, disfrutar de esos maravillosos momentos que ofrece la conducción a cielo abierto.

VW Golf Cabriolet

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.