Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Volkswagen Scirocco

Primer contacto: Volkswagen Scirocco

Pura emoción

14.08.2008

La adquisición de un Volkswagen suele responder a un acto de la razón. Sin embargo, Volkswagen también puede cambiar de estilo. Con el Scirocco, el mayor constructor de automóviles de Europa aporta un modelo para la vida diaria que promete sobre todo una cosa: despertar emociones.

El corazón de un conductor deportivo debería saltar de alegría con tan solo oír el nombre de este modelo rebosante de historia. Con el legendario Scirocco, Volkswagen se une a la tradición de ofrecer velocidad vertiginosa a un precio razonable. No obstante, son pocas las similitudes estéticas y técnicas con el histórico vehículo que le dio nombre. Tampoco presenta semejanzas con otros vehículos. Es más, el nuevo modelo constituye una impresionante declaración de diseño vanguardista.

Encorsetado

Galería: Primer contacto Volkswagen SciroccoSu mirada dura, los amplios pasos de rueda y sus proporciones confieren al Scirocco una imagen confiada y unas líneas corpulentas. Con 4,3 metros de longitud, este modelo compacto de 1,8 metros se extiende a lo ancho, alcanzando tan solo 1,4 metros de altura. Los casi 2,6 metros de longitud de la distancia entre ejes redundan en unas líneas delanteras y traseras verdaderamente concisas. Particularmente prominentes resultan sus redondeces traseras que cobran nueva vigencia gracias al pronunciado entallado. Resumiendo: esta viril versión encorsetada atrapa las miradas incluso sin estar en movimiento.

Su interior se revela un poco menos apasionado. El panel de instrumentos del Scirocco es básicamente idéntico al del Eos. A diferencia, algunos detalles como los tiradores triangulares de las puertas o los asientos deportivos son novedad. El ambiente más bien serio podría admitir de buen grado un poco más de juego y aire deportivo.

Deportivo a la par que pragmático

El acceso es cómodo. Si el vehículo está aparcado en desnivel, al abrir se nota el elevado peso de las prolongadas puertas sin marco. Por otra parte, las fuerzas centrífugas para los pasajeros se relativizan gracias a la óptima estabilidad lateral de los asientos, como corresponde a un vehículo deportivo. Al igual que el volante de cuero deportivo de regulación versátil que tan "a mano" queda.

Galería: Primer contacto Volkswagen SciroccoEn la parte delantera, la oferta espacial es generosa; los asientos pueden desplazarse generosamente hacia atrás. Además, sus asientos abatibles permiten un acceso más o menos cómodo a la parte de atrás. En los dos estilizados asientos individuales de la banqueta trasera, las condiciones de espacio resultan igualmente agradables.

Pozo abismal

Gracias a que los asientos traseros se abaten por separado, el espacio de carga de 292 litros puede ampliarse a 755 litros. El reborde del maletero es algo casi único: como si de un pozo se tratara, las maletas desaparecen en sus profundidades. Quien desee abrir la pequeña compuerta del maletero, no encontrará para su sorpresa ningún botón o palanca en la parte trasera. En su lugar, para desbloquearlo se utiliza el mando a distancia o un interruptor situado en la puerta del conductor.

Galería: Primer contacto Volkswagen SciroccoLos asientos traseros están equipados con reposacabezas integrados que no se pueden plegar. Las pequeñas ventanillas traseras y sus robustos pilares C pueden, a pesar del amplio espacio, desencadenar un ataque de ansiedad a aquellas personas que se sienten atrás y padezcan claustrofobia. Lo que sí va a ser una molestia para el conductor es la visión tan limitada por la parte de atrás.

Indómito

De todos modos, dirijamos mejor la vista hacia delante, exactamente en la dirección en la que el Scirocco se abre camino impetuoso. Al menos con los motores disponibles para el lanzamiento al mercado, este dos puertas se mueve a gran velocidad. En primer lugar y al igual que en nuestros recorridos de prueba, el Scirocco se pone en órbita con 160 y 200 CV suministrados por dos motores gasolina TSI. A continuación, la gama de motores sigue creciendo por arriba y por abajo. Entre otros, se dispondrá de un diesel de 140 CV. Asimismo, también se tiene prevista una versión R con una potencia considerablemente superior a los 250 CV.

A pesar de disponer de tan solo 1,4 litros de capacidad, el cuatro cilindros de 160 CV ofrece abundantes prestaciones gracias al compresor y al turbo. En combinación con la caja de cambios de seis marchas, pasa de 0 a 100 en ocho segundos y alcanza una velocidad punta de casi 220 km/h. Al motor le fascinan las altas revoluciones y la velocidad; claro que, en algunas situaciones, este FSI doble carga podría afinar un poco más. Si así se desea, este vehículo de 1,3 toneladas podrá desplazarse con menos consumo. Los 6,6 litros indicados por Volkswagen pueden reducirse si uno conduce de forma comedida. Ahora bien, quien no levante el pie del acelerador tendrá que hacer frente a unos valores de consumo del orden de las dos cifras. Es así que los pequeños turbos tragan de lo lindo si se les pide más potencia de lo habitual.

Equipado con motor GTI

Galería: Primer contacto Volkswagen SciroccoQuien desee una conducción más deportiva debería optar por el motor TSI de dos litros. Ya utilizada en el Golf GTI, esta versión le proporciona al Scirocco una acústica un tanto más deportiva. Este fragoroso cuatro cilindros aporta sin reparos 200 CV a las ocasionalmente un tanto sobrecargadas ruedas delanteras. El motor se puede combinar tanto con una caja de cambios de seis marchas como con DSG de seis velocidades. Además del aumento en el confort, el secuencial DSG convence con cambios cortos y una mejora en la aceleración. Tardando unos siete segundos en pasar de 0 a 100 y con una velocidad final superior a los 230 km/h, el Scirocco cuenta entre los vehículos más rápidos que circulan por las carreteras alemanas. Asimismo, con el consumo de 7,6 litros indicado por Volkswagen, desplazarse con este coche resulta más o menos económico en vista de las prestaciones.

Dinamismo creativo

No obstante, el Scirocco no solo puede impresionar por el dinamismo de su alargada silueta. Quien tenga especial predilección por ir enflechado a izquierda y derecha, encontrará en este veloz alemán un compañero de juego ideal. Nuestros ejemplares de prueba, equipados con ruedas de 18 pulgadas y neumáticos Dunlop 235, asombran por su gran estabilidad en carretera y una respuesta precisa de maniobra. Incluso en curvas rápidas, el vehículo prácticamente ni vacila con su amplia rodada. La carrocería es rígida, los frenos intervienen correctamente.

Se recomienda la suspensión adaptativa electrónica DCC. Por 875 euros, pulsando un botón se puede optar por un ajuste deportivo, normal y confort para el chasis. La diferencia entre uno y otro es francamente notable. Junto al nivel de dureza considerablemente superior del chasis en el funcionamiento "Sport", la dirección adquiere además una mayor rigidez. Si este ajuste resulta demasiado duro, se puede continuar el viaje más relajado con el modo "Comfort". De todos modos, incluso en el ajuste menos rígido, este popular velocista de Volkswagen debería salvar grandes irregularidades en el terreno de forma si cabe un tanto más suave. A tal efecto, el complejo sistema electrónico DCC (también en modo "Normal") permite que el Scirocco no se despegue en ningún momento del firme.

Incluso asequible

Galería: Primer contacto Volkswagen SciroccoEl modelo más económico es el TSI de 160 CV, con un precio de 24.840€, y viene de serie con llantas de aluminio de 17 pulgadas, volante y freno de mano en cuero, asientos deportivos, elevalunas eléctricos, aire acondicionado, ESP, seis airbags, indicador multifuncional y chasis deportivo. Las versión gasolina de 200 CV tiene un precio de 28.060€, mientras que la TDI de 140 CV cuesta 26.280€.

Entre los principales competidores del Scirocco figuran el Volvo C30 y el BMW Serie 1. En ambos casos, las variantes de gasolina de unos 170 CV tienen un precio superior al del Scirocco. En el caso del automóvil sueco el precio se sitúa en torno a los 27.000€, mientras que el alemán es unos 500€ más caro. Así pues, un modelo comparable de tres puertas BMW 120i viene a costar unos 3.000 euros más que el Scirocco más económico.

En resumen

El nuevo Scirocco es todo un éxito. Los típicos argumentos "sensatos" aducidos a la hora de optar por un Volkswagen no son esta vez los que precisamente hacen decantarse a su favor. Más que nada, este atractivo dos puertas llega con otro estilo que rebosa frescura y como un automóvil particularmente emotivo. Asimismo, el marcado carácter deportivo de su chasis permite deleitarse con experiencias especialmente dinámicas. El resto de los detalles técnicos es de sobra conocido, ofreciendo y garantizando igualmente por su parte abundantes dosis de placer al conducir. Desde el punto de vista de su óptimo equipamiento, el Scirocco también constituye una atractiva oferta. Además, para un coupé deportivo, el modelo cuatro puertas ofrece abundante espacio. De todos modos, ¿por qué habla Volkswagen de un coupé? A juzgar por su portón trasero, la denominación resulta un tanto inapropiada.

Galería: Primer contacto Volkswagen Scirocco

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.