Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto VW CC 2.0 TDI

Primer contacto: VW CC 2.0 TDI

Pocos cambios

24.01.2012

¡Un poco de concentración! Si queremos analizar con detalle las características del nuevo VW CC debemos prestar mucha atención, ya que no resulta fácil distinguirlo de su predecesor. Sin embargo, con la desvinculación de este coupé de cuatro puertas de la denominación Passat, VW trata de situarlo en un peldaño superior y abrirle las puertas a un futuro más prestigioso, ayudándose además de algún que otro retoque tanto estético como técnico.

En realidad, el modelo presentado allá por el año 2008, y que mostraba orgulloso una silueta sumamente elegante y unas excelentes proporciones, no se parecía mucho al antiguo Passat. Al contrario que la variante de carrocería «Variant», que podría considerarse una mera copia del Passat pero en versión familiar y con un gran espacio de carga, el CC presenta un aspecto ampuloso, derrochador y majestuoso. Su nuevo frontal parece querer subrayar éste último punto, ya que sus nuevos rasgos se asemejan en gran medida a los del modelo de gama superior Phaeton.

De esta forma, la nueva parrilla del CC resulta algo más prominente y ha sido mejorada con un mayor número de lamas y una dosis adicional de cromo. Los nuevos grupos ópticos componen una imagen continua junto con la parrilla y en lugar de las ópticas utilizadas hasta ahora, estos cuentan ahora con una elegante luz de conducción diurna tipo LED integrada, siempre y cuando uno decida invertir un poco más de dinero en un extra: la luz de curva dinámica.

Con la imagen actual de VW

Galería: Primer contacto VW CC 2.0 TDIEl faldón delantero también se ha adaptado. En este caso, los travesaños horizontales situados entre la parrilla y los pilotos constituyen una única unidad óptica con los bordes cromados de los faros antiniebla. Finalmente, en la zaga los grupos ópticos son ahora más rectos y angulosos y alumbran la noche con una marcada gráfica LED.

En conjunto, todos estos retoques hacen que el CC tenga un aspecto más elegante, se muestre menos barroco, cause una impresión más «tecnoide» y moderna y reproduzca en mayor medida la imagen actual de VW. Queda por decidir, si ésta es realmente más bonita... En esencia, el nuevo CC continúa siendo el antiguo. Su silueta plana y alargada y las puertas carentes de marco siguen confiriéndole una apariencia especial que consigue atraer las miradas de los más curiosos. Y eso fue precisamente lo que nos ocurrió durante nuestra toma de contacto por las carreteras de Niza con un CC lacado con pintura de efecto especial y montado sobre unas gomas de grandes dimensiones.

Excelente acústica en el interior

Galería: Primer contacto VW CC 2.0 TDIEstas ocasionales atenciones por parte de los viandantes las disfruta uno desde la más absoluta calma y tranquilidad que proporciona el nuevo confort acústico logrado por VW. Un mayor uso de materiales aislantes (de forma opcional hay disponibles incluso ventanillas laterales acústicas especiales) proporciona ese silencio y esa calma que se le presupone a un modelo perteneciente al segmento superior.

Concretamente el 2.0 TDI, modelo suficientemente conocido entre nuestros lectores, tiene un comportamiento exquisito. Parece casi imposible pero desde el interior resulta difícil percibir la abrupta detención del motor al llegar a un semáforo en el caso de las variantes diésel que ahora vienen equipadas de serie con el sistema de parada y arranque. Al menos con las ventanillas cerradas, uno llega incluso a preguntarse si el cuatro cilindros ha dejado o no de desempeñar su función. Al menos, los ocupantes ya no se sienten importunados con los clásicos ruidos producidos por el golpeteo del motor.

Potente y eficiente

Por lo demás, este nuevo motor diésel que cumple ya la norma Euro6 demuestra tener muy buenos modales, además de una excelente fuerza de arranque. En combinación con el clásico cambio manual de seis velocidades, este propulsor es capaz de impulsar la tonelada y media de peso del nuevo CC en menos de 10 segundos hasta los 100 km/h, alcanzando asimismo una velocidad máxima de 214 km/h. Parece que llegar a rodar a esta velocidad resulta menos problemático que mantener el consumo homologado de 4,9 litros anunciado por la casa, al que seguramente haya que sumar un par de litros en el mejor de los casos.

Además, su elevado par motor de 320 Nm obligará a más de uno a pisar de vez en cuando a fondo y su potente empuje nos permite rodar de forma bastante rápida en cualquier situación. A esta sensación de diversión al volante contribuye, como no puede ser de otro modo, un chasis muy equilibrado y una dirección electromecánica de funcionamiento exquisito que ofrece una respuesta sorprendente.

Comportamiento ágil

Galería: Primer contacto VW CC 2.0 TDISin embargo, por las estrechas y sinuosas callejuelas de Niza el nuevo CC demuestra que también puede fallar en las formas, que tiene una escasa visibilidad y que debido a su amplio radio de giro no resulta muy recomendable para recorrer este tipo de vías. Si bien cumple todas las expectativas en el plano de la dinámica transversal, su principal punto fuerte es la manera en la que es capaz de rodar de forma cómoda y relajada. Con la ayuda de una suspensión extremadamente sensible, la subestructura se esfuerza al máximo por proteger a los ocupantes de cualquier irregularidad del piso, e incluso sobre ruedas de 19 pulgadas lo hace de una forma más que sorprendente.

Además, gracias a su amplio abanico de sistemas de ayuda, el nuevo CC también nos protege ante cualquier situación que pudiera derivar en un accidente. La mayoría de estos asistentes también están disponibles en muchos otros modelos de la casa alemana. La única innovación que presenta el CC es la novedosa interacción entre el sistema de control de ángulos muertos y el sistema de advertencia de cambio del carril. En caso de que el conductor desee cambiar de carril y el sistema de radar detecte a otro usuario en la vía, el volante regula casi por arte de magia la trayectoria de nuestro CC para devolverlo al carril original. Por lo demás, también podemos añadir un detector de fatiga (de serie), el sistema de frenado de emergencia City, un sistema de detección de señales, la regulación dinámica de la luz de carretera, un asistente al aparcamiento y un programador de velocidad con regulación de distancia e incluso asientos con masaje.

Viajar mejor, aunque con pequeñas limitaciones

Galería: Primer contacto VW CC 2.0 TDIPor lo demás, el CC ofrece un amplio abanico de posibilidades de individualización con las que el futuro comprador podrá configurar sobre todo el interior de forma especialmente confortable. Con tapicerías en Alcántara, cuero o napa y muchas otras opciones cromáticas es posible conseguir un ambiente de primera calidad. Además, tanto los acabados como la calidad de los plásticos utilizados y de las decoraciones son ejemplares. Si bien el CC ofrece multitud de opciones, su formato básico da lugar a alguna que otra restricción. La libertad de movimiento a la altura de la cabeza en la parte trasera es bastante modesta y al menos los pasajeros de mayor envergadura no se llegarán a encontrar del todo cómodos a pesar de contar con unos asientos individuales bien perfilados.

La utilidad cotidiana del maletero también es víctima de la línea descendente de este coupé. Si bien su capacidad original de 532 litros se puede ampliar abatiendo el respaldo de los asientos traseros, su profundidad nos exige estirarnos mucho para poder acceder a los bultos situados en la zona más alejada.  Además del desbloqueo a distancia de la tapa del maletero, el CC ofrece desde hace poco, y en combinación con el sistema de acceso sin llave, la posibilidad de desbloquearlo con el pie gracias a un dispositivo situado debajo del faldón trasero. Con todo, este sistema sólo nos parece útil si uno lleva ambas manos ocupadas.

Igual de caro que un Passat

Galería: Primer contacto VW CC 2.0 TDIEsto hay que tenerlo claro cuando nos acerquemos a un concesionario oficial VW. El precio del nuevo y elegante modelo de la casa alemana arranca en los 31.800 euros. Por este precio uno adquiere un potente gasolina 1.8 TSI de 160 CV equipado con un cambio de seis velocidades. De forma alternativa, también nos podemos decantar por el gasolina de 210 CV o de 300 CV o por el modelo 2.0 TDI de 170 CV. Todas las motorizaciones se pueden combinar con cambio de doble embrague y tracción integral. En la versión superior V6 todos estos componentes vienen de serie, lo que dispara el precio base más allá de los 43.000 euros.

Pese a que el Volkswagen CC ha dejado de ser un Passat tanto en términos estéticos como de denominación, su horquilla de precio es idéntica a la de su predecesor. Si bien el precio base del CC es claramente superior, a igual motorización y equipamiento con el Passat alcanzaríamos el mismo nivel de precio. En este sentido, el Volkswagen CC continúa siendo la variante visualmente más expresiva del Passat que tan sólo muestra algún que otro inconveniente práctico por el mismo precio.

Conclusión

En realidad no ha cambiado mucho. La denominación Passat es historia, la estética es ahora más similar a la del Phaeton y las opciones de equipamiento se han ampliado. Lo que sí han logrado los de Volkswagen es mejorar notablemente el confort acústico en el interior del CC.

Sin embargo, por lo demás el recién estrenado CC es igual que su predecesor y, por lo tanto, continúa siendo un derivado asequible, vistoso y extrovertido del Passat. En cambio, sí presenta un par de inconvenientes perdonables como, por ejemplo, una libertad a la altura de la cabeza relativamente limitada. Aunque por un lado sabemos que para estar guapos hay que sufrir, por otro lado el CC se perfila en muchos aspectos un maravilloso automóvil para disfrutar.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.