Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primeras impresiones Mercedes-Benz CLS Shooting Brake

Primeras impresiones: Mercedes-Benz CLS Shooting Brake

Belleza y capacidad

11.07.2012

Fundador de un segmento es el imponente título que el responsable de la casa Mercedes, el Dr. Dieter Zetsche, otorgó al CLS Shooting Brake durante su presentación a la prensa a finales de junio de 2012. Y, efectivamente, este coupé de cuatro puertas que vio la luz por primera vez en el año 2004 ya tiene algunos imitadores como el Audi A7 o el BMW Serie 6 Gran Coupé. Ahora la versión familiar del CLS podría marcar el inicio de una nueva tendencia en la construcción de automóviles. Sin embargo, todo lo que el nuevo objeto de deseo de Mercedes tiene de vanguardista y elegante también parece tenerlo de superfluo.

Sin duda alguna el CLS es un automóvil muy especial capaz de destacar positivamente entre la multitud gracias a sus insinuantes curvas y sus innumerables aristas. Quizá los ingenieros se hayan pasado un poco a la hora de cincelar la carrocería de la segunda generación del CLS, pero por otro lado este sucesor de la Clase E de porte aristocrático es capaz de impresionar –y mucho– por su carisma. Incluso la trasera familiar achaflanada del nuevo Shooting Brake, que hace que la nueva joya de la marca muniquesa de casi cinco metros de longitud parezca una edición más plana y estilosa de la Clase R, le convierte en un conjunto excepcional.

Galería: Primeras impresiones Mercedes-Benz CLS Shooting BrakeSin embargo, el Shooting Brake es incapaz de mantener una oferta de espacio y una variabilidad similares a la de un monovolumen. El portón trasero, de apertura eléctrica opcional, da paso a un maletero de 590 litros de capacidad que, gracias a un banco trasero de tres plazas con respaldo abatible en dos piezas, se puede ampliar hasta los 1.550 litros. Teniendo en cuenta el tamaño global del vehículo está claro que no se trata de ningún récord de capacidad, aunque suponemos que sí será suficiente para cualquier excursión fuera de los límites de la ciudad.

Exclusivo piso de madera

Otra ventaja del Shooting Brake en comparación con el CLS Coupé es su adecuada oferta de espacio para los ocupantes de las plazas traseras. Gracias a una línea de techo más elevada, incluso los pasajeros de mayor envergadura podrán acceder de forma cómoda a la parte trasera y, además, disfrutar de una buena libertad de movimiento en la zona alta. Sin embargo, la plaza intermedia es más bien apta para niños, aunque si el trayecto va a ser corto tampoco resulta incómoda para un adulto.

Galería: Primeras impresiones Mercedes-Benz CLS Shooting BrakeHasta aquí el nuevo CLS de gran capacidad se muestra como el clásico modelo familiar, aunque en un aspecto hace honor a su sobrenombre «Shooting Brake»: por unos 4.000 euros más el maletero se puede encargar con un exquisito piso de madera de cerezo. Este material natural de elegante veteado, con chapado de cinco capas y raíles de aluminio, confiere al compartimento de carga un aspecto genuino que hasta la fecha solía estar reservado a los históricos modelos Shooting Brake de procedencia inglesa.  Sin quererlo uno se imagina al CLS aparcado en una pradera delante de un mantel de picnic, con el maletero abierto y una cubitera con una botella de champán abierta y dos copas listas para brindar.

Más de 10.000 euros más caro que el modelo T

Si bien el Shooting Brake será solo unos 3.000 euros más caro que el CLS Coupé, por otro lado, el nuevo modelo de Mercedes es alrededor de 10.000 euros más caro que la práctica versión familiar de la Clase E. Aunque el modelo T más barato hace prácticamente todo mejor que su homólogo de mayor categoría y precio, el CLS Shooting Brake destaca con algún que otro detalle como su diseño extravagante y diferentes opciones exclusivas como los grupos ópticos tipo LED y el piso del maletero chapado en madera de cerezo.

Galería: Primeras impresiones Mercedes-Benz CLS Shooting BrakeNo se puede decir lo mismo de sus motores, ya que en este caso Mercedes ha optado por propulsores de sobra conocidos. Así, el CLS Shooting Brake contará con dos motores diésel –250 y 350– de 204 y 265 CV, respectivamente y, de forma alternativa, dos gasolina –350 y 500– que desarrollan 306 y 408 CV, respectivamente. El CLS 350 CDI y el CLS 500 también se pueden adquirir de forma opción con tracción integral 4Matic. Sin embargo, no será hasta el año 2013 cuando la casa alemana nos deleite con la versión 63 AMG del Shooting Brake que en su caso rendirá 525 CV.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.