IAA 2011
Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prototipo BMW i8

Prototipo: BMW i8

Todo en uno

02.08.2011

Además del urbano i3, BMW pondrá a la venta a finales de 2013 un modelo deportivo híbrido con carrocería 2+2 con el que compartirá numerosos elementos mecánicos, de equipamiento y de diseño. Esta es sin duda la apuesta más firme del fabricante bávaro por conseguir un comportamiento de altas prestaciones sin renunciar a la naturaleza claramente ecológica de la nueva submarca del grupo, BMW-i. El i8 es, a fin de cuentas, una armonía perfecta entre la agresividad que aporta una aceleración por debajo de 5 segundos y lo inofensivo de alternar entre propulsión híbrida y eléctrica. El futuro está más cerca de lo que pensamos.

Galería: Prototipo BMW i8Lo agresivo

Uno de los primeros elementos en común con el i3 será el par suministrado por el motor eléctrico, que aunque aquí no ofrece tanta potencia (131 cv) mantiene inalterada la cantidad de newtonsmetro (250). Esta vez, la unidad eléctrica irá situado sobre las ruedas del eje delantero para impulsarlas. De forma simultánea, en el i8 existe otro motor de combustión, un gasolina con tres cilindros turboalimentado, situado sobre el eje trasero y que servirá para mover las ruedas delanteras con una potencia de 223 cv y una fuerza de 300 Nm. Así, la suma de los valores procedentes de cada eje llegará a poner bajo el acelerador algo realmente sensacional: 354 cv, un exagerado par motor de 550 Nm y una aceleración 0 a 100 de tan sólo 4,6 segundos.

Pero BMW no sólo quiere presumir de prestaciones. Los responsables de diseño y desarrollo aseguran que el comportamiento dinámico del coche también estará a la altura de cualquier deportivo, no siendo solamente un vehículo rápido en recta. Gracias a la ubicación de los motores justo encima de cada eje y a la colocación del acumulador de alto voltaje entre ambos (mediante lo que llaman la “quilla energética” se ha conseguido un reparto de pesos perfectamente equilibrado y un centro de gravedad muy bajo.  Todo esto sin olvidar que estamos ante un vehículo de tracción integral y no de tracción trasera, como ocurre en el i3.

Lo inofensivo

Galería: Prototipo BMW i8En la otra parte, el consumo homologado del i8 no es ni mucho menos el de un coche con 354 cv. En la ficha técnica adelantada por la marca, el valor de homologación según el ciclo UE es de tan sólo 2,7 litros cada cien kilómetros, cifra a la que corresponde un valor de emisiones ridículo teniendo en cuenta su potencia (66 gramos por kilómetro).

No obstante, la conducción del i8 permitirá numerosas variaciones. Por ejemplo, podrá circular en modo totalmente eléctrico durante un máximo de 35 kilómetros, siempre que las baterías estén cargadas a tope. Así, tanto el consumo como las emisiones serán nulas durante un trayecto limitado.  Una vez agotada la energía acumulada, entrará en funcionamiento el motor de combustión, que volverá a cargar las baterías mientras impulsa el vehículo. En este modo se pueden obtener, según el tipo de conducción, valores de entre 5 y 7 litros aproximadamente.

Aunque no sea imprescindible enchufarlo para ponerlo en funcionamiento al día siguiente, los tiempos de recarga de la batería son buenos. El i8 puede recargar el 100% de la energía en menos de dos horas (1 hora y 45 minutos), tiempos suficientes para disfrutar de una película, un partido de fútbol o una cena y volver a casa sin contaminar absolutamente nada.

Más deportivo

Tanto el i3 como el i8 están fabricado bajo el principio de separación del chasis y el habitáculo (más información en el artículo del BMW i3…) y por tanto, los materiales de este modelo, como la fibra de carbono o el plástico reforzado, coinciden prácticamente al cien por cien. Sin embargo, hay algunas diferencias en el habitáculo del i8, donde encontramos un aspecto más deportivo en el que todo está orientado hacia el conductor. La palanca de cambios y el freno de mano se sitúan en una posición más elevada de lo normal (prácticamente en la consola central), mientras los asientos ofrecen una posición de conducción extremadamente baja que ayuda a mantener un centro de gravedad óptimo.

Galería: Prototipo BMW i8A nivel de instrumentación, es interesante ver cómo BMW ha prescindido de la consola central, englobando toda la información sobre el vehículo en la pantalla situada sobre el salpicadero (de 8,8 pulgadas) y en el enorme cuadro de instrumentación de 6,5 pulgadas situado tras el volante.

Primera cita en Frankfurt

Tanto el BMW i3 como el i8, serán presentados oficialmente en el próximo Salón de Frankfurt, donde podrían darse las primeras aproximaciones sobre su precio. La fecha prevista para introducirlos en el mercado sí está decidida: finales del año 2013.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.