Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prototipo BMW X1

Prototipo: BMW X1

La X de la ecuación

18.06.2009

Si hay un segmento de vehículos más afectado por la crisis, éste es sin duda el de los SUV. Una suerte que BMW no fabrique vehículos SUV, según sus propias declaraciones, sino SAV: Sport Activity Vehicles. Más importante, sin embargo, es la constatación de BMW de que estos vehículos, ya se llamen SUV o SAV, no lo van a tener fácil en esta mala racha del sector automovilístico para encontrar compradores, ya que éstos no los consideran ahora políticamente correctos. Se impone una «reducción de tamaño», como en el caso del X1. La prueba de este prototipo de próxima fabricación en serie debería ilustrar este objetivo.

Los departamentos de comunicación de una marca tienen a menudo un gran trabajo por delante a la hora de aclarar un nuevo concepto de vehículo o de posicionar un nuevo segmento. Lo que tiene poco que explicar en este caso es la necesidad de la ya mencionada reducción de tamaño. Esta idea del «se puede hacer un poco más pequeño» es la que el BMW X1 pretende encarnar a partir de otoño de 2009.

Galería: Prototipo BMW X1Sin embargo, al examinar este modelo más de cerca se advierte el fraude, puesto que el X1 será más pequeño sólo en comparación con el X3 de la próxima generación. Comparado con el X3 actual, apenas se nota dicha reducción, sobre todo en lo que concierne al interior. Sólo se aprecian dos diferencias importantes: es bastante más plano y parece mucho más pequeño.

Bajo la chapa

El chasis del X1 se ha basado en el del actual BMW Serie 3, los componentes como motores, transmisión, propulsión y dirección de los vehículos que probamos son los de la Serie. Estos componentes palpables son los que definen la experiencia al volante.

Galería: Prototipo BMW X1Para el X1 se modificaron los componentes del chasis del Serie 3, algo necesario debido principalmente a la gran distancia al suelo (diez milímetros más baja que en el X3) y a la alteración de la cinemática resultante. La tracción total xDrive también resulta conocida del Serie 3. Las modificaciones pertinentes para su adaptación al X1 atañen en este caso al sistema electrónico de regulación.

Motor convincente

Para la veraniega prueba en Mallorca se puso a nuestra disposición una motorización adecuada: el motor doble turbo de dos litros del Serie 1 con más de 200 CV denominado X1 xDrive 23. La transmisión es un automático de seis velocidades de ZF, que opcionalmente también se puede manejar manualmente o mediante levas en el volante. El automático destaca por el cambio rápido y cómodo de marchas, únicamente las levas no son tan intuitivas como cabría desear: en lugar de «izquierda para bajar, derecha para subir», aquí es «pulgar para subir, los demás dedos para bajar».

Ágil a pesar de la tracción 4x4

Galería: Prototipo BMW X1El chasis y la tracción total del X1 constituyeron la base del desarrollo del vehículo. Al fin y al cabo, el más pequeño de los X debería ser más ágil que el X3 actual pero a la vez más confortable. Las tracciones totales, sin embargo, se enfrentan por su construcción al problema del subviraje, es decir, cuando el vehículo se desplaza en la curva (sobre todo en conducción deportiva) desliza en primer lugar el eje delantero hacia el borde exterior de la curva. Algo así no encaja en una marca dinámica como BMW. Sin embargo, el X1 no puede compensar este problema con un diferencial activo del eje trasero (Dynamic Performance Control) como su hermano mayor, el X6, lo que resulta incomprensible. Este componente sólo podría en principio (gracias al sistema de montaje por módulos) integrarse en todas las series de fabricación de BMW desde la Serie 1 hasta la 7 por un precio adicional de unos 1.000€.

A pesar de ello, los desarrolladores del chasis han logrado mediante un sistema de regulación inteligente que la nueva tracción 4x4 se comporte de forma segura y ágil, un resultado patente del denominado Integrated Chassis Management en el que todos los componentes regulables de la tracción y del chasis se manejan de forma central y en función de la situación de conducción en décimas de segundo.

Dimensión interior

A juego con el sorprendente confort que ofrece este modelo pese a su agilidad, el interior también sorprende por su amplitud, sobre todo en el asiento trasero, donde los ocupantes adultos agradecerán el considerable espacio para la cabeza a pesar del extenso techo panorámico. También en la parte delantera destaca el espacio para la cabeza y los codos, lo que lleva a preguntarse quién necesita realmente un X3 cuyo interior apenas es mayor.

Galería: Prototipo BMW X1No pudimos hacer fotos del salpicadero, ya que algunos de los materiales no se corresponden con los de la futura serie. Si bien algunas piezas de plástico del prototipo no se corresponden con los estándares habituales de BMW, el diseño está acabado y convence al primer vistazo: gran pantalla para el sistema de navegación, audio e iDrive, radio CD y aire acondicionado de fácil manejo y conexión para iPod y auxiliar en la consola central.

Conclusión

A modo de conclusión (provisional): el X1 será un X3 mejorado. Para muchos también será un Serie 3 mejorado, ya que éste carece del excelente motor de doble turbo 23d. En cuanto al X3, parece casi seguro que su segunda generación (para finales de 2010) será de mayor tamaño, como pasó en el caso del X5 y para que exista un motivo de compra frente al X1.

Galería: Prototipo BMW X1Los motores previstos para su lanzamiento al mercado (estreno mundial en el IAA) ya están decididos: además del 23d que hemos probado, estará el 20d (177 CV) y el por ahora único motor de gasolina denominado 28i (de unos 250 CV) de tres litros y con seis cilindros en línea. No se ha descartado la posibilidad de una variante del X1 con tracción trasera, que tendría muchas ventajas: en primer lugar, es habitual en este segmento (el VW Tiguan y el Volvo XC60 son dos ejemplos) y, en segundo lugar, le daría más credibilidad al concepto de «reducción de tamaño». Además, también resultaría más lógico, puesto que la tracción trasera contribuiría a vender mejor el concepto de este modelo como un SAV en vez de un SUV.

Aparte de la cuestión del precio, aún por decidir (para un X1 xDrive20d podría empezar en los 30.000€), creemos que aún falta algo: el sistema Dynamic Performance Control para el X1, que por algo ganó nuestro Premio a la Innovación en el Autoscout24 Internet Auto Award 2008.

Traducción: María Dolores Lozano

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.