Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba a fondo Ford Mondeo Sportbreak 2.5 T

Prueba a fondo: Ford Mondeo Sportbreak 2.5 T

Familiar por fuera, deportivo por dentro

24.04.2008

Un motor 2.5 turbo se deja notar incluso en la versión familiar de una berlina de gran tamaño. Es lo que ocurre en el Ford Mondeo Sportbreak de 220 CV, que le roba el protagonismo a un maletero al que le sobra espacio para llevar todo lo necesario para el viaje de una familia con niños.

Por su aspecto, tanto exterior como interior, se trata de un coche familiar en toda regla. El maletero de 1.745 litros en su configuración más amplia y los 4,8 metros de longitud son dos datos que ilustran este hecho perfectamente. También lo hace su comportamiento en autovía, muy estable y cómodo gracias a unas suspensiones que trabajan muy bien a pesar de ser ligeramente duras. Una dureza que deja entrever el aspecto más deportivo de este coche, que se hace totalmente presente desde el instante en el que se pisa el acelerador.   

Potente desde el primer momento

Galería: Prueba a fondo Ford Mondeo Sportbreak 2.5 TEl motor Duratec 2.5 5 cilindros de 220 CV de la versión probada responde perfectamente desde que el conductor posa el pie en el pedal del gas. Se trata de un propulsor que trabaja bien a bajas revoluciones y que muestra todo su potencial cuando se le exige un poco más en cualquier tipo de aceleración.

De hecho, y a pesar de sus 2295 kg de peso en orden de marcha, este Mondeo acelera de 0 a 100 km/h en solo 7,7 segundos, convirtiéndolo en un arma muy segura en situaciones complicadas como las incorporaciones a autovías con tráfico denso. En esos momentos el indicador de consumo actual de gasolina se dispara hasta duplicar o triplicar el consumo medio del coche, que se sitúa entre los nueve y diez litros por cada cien kilómetros. En ese tipo de escenarios también juega un papel fundamental la transmisión manual Durashift M66 de 6 velocidades, cuya palanca de cambios funciona de forma suave y precisa.

La versión con este propulsor es la única que monta una bomba hidráulica en el sistema de dirección de cremallera con asistencia hidráulica, frente a la bomba de capacidad variable del resto de los modelos, que genera menos calor y contribuye a reducir el consumo. El volante, forrado en piel y con los mandos de la radio y del ordenador de a bordo, responde bien a las órdenes del conductor gracias a  una dirección bastante directa.  

Interior TitaniumX

Galería: Prueba a fondo Ford Mondeo Sportbreak 2.5 TLos mandos situados en el volante pueden ser manejados sin ningún tipo de problema mediante los pulgares de ambas manos. De este modo se dirige la última generación del sistema Human Machine Interface de Ford, cuya pantalla se encuentra en el panel de instrumentos entre un cuentarrevoluciones y un cuentakilómetros de diseño atractivo. En la versión TitaniumX, la más alta de la gama, esta pantalla de 15 cm ofrece información sobre las funciones multimedia y audio, además de las que proporciona de serie como el estado de la iluminación automática, el consumo medio o el consumo actual.

La serie Titanium X también incluye faros direccionales halógenos AFS, llantas de aleación de 18 pulgadas y el botón de arranque sin llave Ford Power. Además incluye tapicería Alcántara de cuero en los asientos, muy cómodos y que  recogen perfectamente el cuerpo del conductor. Son muy amplios tanto en las plazas delanteras como en las traseras, donde se pueden abatir para doblar la capacidad del maletero. En esta configuración el coche alcanza una capacidad de carga de 1.745 litros (45 más que el Mondeo anterior) sobre una superficie prácticamente lisa bajo la que se esconde una rueda de repuesto de emergencia, con la que se puede circular durante unos ochenta kilómetros.

En el reborde que cubre la matrícula trasera en su parte superior se encuentra el botón que acciona la apertura del portón, que completamente desplegado deja suficiente espacio para cargar el maletero con facilidad. La luna situada en la parte superior del portón contribuye al buen diseño de la parte trasera del coche, pero lo hace a costa de reducir ligeramente la visibilidad del conductor por el retrovisor central.

El ‘Kinetic Design’  

El aspecto exterior de este Mondeo Sportbreak se caracteriza por lo que Ford ha llamado ‘Kinetic Design’ y busca transmitir una sensación de “energía en movimiento”. Es difícil llegar a experimentar esta sensación al mirar el modelo familiar, aunque hay que reconocer que la marca norteamericana ha sabido solucionar perfectamente la estética de un coche de tanta longitud.

Galería: Prueba a fondo Ford Mondeo Sportbreak 2.5 TLa parrilla inferior de forma trapezoidal junto a los antinieblas y a los pronunciados faros, son los elementos más destacables de la nueva delantera del Mondeo. También llama la atención la protuberancia en la zona central del capó, que hace más musculosa la parte frontal del coche. La trasera, por su parte, destaca por la forma redondeada del parte superior del portón, en la que se encuentra la luz de freno. Las luces traseras se presentan en dos partes en forma de nido de abeja.  

El Ford Mondeo Sportreak 2.5 Turbo es una buena berlina familiar que destaca por la capacidad de su maletero. El motor y los acabados de la unidad probada se sitúan en el tope de la gama de este modelo, lo que provoca también que se trate de la versión más cara, con 25.973€. Con un propulsor menos potente y unas características más limitadas que rebajen su precio, el Mondeo Sportbreak se convierte en una opción muy interesante entre las berlinas familiares.  

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.