Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba a fondo Honda FR-V 2.2 iCTDi

Prueba a fondo: Honda FR-V 2.2 iCTDi

Esta es la solución

15.04.2008

El monovolumen de seis plazas de Honda es diferente por algunos detalles del interior y por ser más ancho que los demás. Con el motor 2.2 i-CDTi de 140 cv y acabado Executive es un coche redondo: tiene fuerza, es muy cómodo y está equipado hasta arriba. Lo tienes disponible por 32.300 euros…

Galería: Prueba a fondo Honda FR-V 2.2 iCTDiHonda fabrica en la actualidad dos monovolumenes: el FR-V y el Jazz. La diferencia entre uno y otro, además del tamaño, tiene que ver con la calidad, los motores y el número de plazas. El FR-V 2.2 i-CTDi de 140 cv Executive Piel/Navi se puede comprar por 32.300 euros. Es el más caro de todos pero su mejor acabado y equipamiento compensa.

El FR-V es un coche de seis plazas, muy cómodo y bastante ahorrador. Aunque podría mejorar en algunos aspectos, sirve para viajar de forma relajada y cuenta con curiosas soluciones de espacio y confort. Es la solución ideal para salir de cualquier apuro y evadir la compra de un siete plazas, más caro y más incómodo para el día a día.

Un interior desconocido

Galería: Prueba a fondo Honda FR-V 2.2 iCTDiSubirse a un FR-V puede provocar sorpresas porque hay elementos dispuestos de una forma bastante diferente a la que es habitual en un coche. Como es lógico, pueden no gustar a todo el mundo. El primero y más llamativo es la inclusión de un tercer asiento en  la fila delantera. A priori puede parecer que el conductor perderá calidad de maniobra, aunque Honda ha diseñado el habitáculo para que esto no suceda.

Este tercer asiento puede retrasarse más que el del piloto y copiloto, quedando el tronco del pasajero fuera de la línea de hombros marcada por las otras dos personas. De esta forma, sólo las piernas podrían molestar al conductor. Para esto también hay solución, y ha sido situar la palanca de cambios por encima de las rodillas y bajo el volante. El freno de mano también ha sido modificado y, en lugar de una palanca convencional, se acciona a través de un tirador bajo el salpicadero.

Galería: Prueba a fondo Honda FR-V 2.2 iCTDiEl hecho de que ambos elementos se hayan colocado de esta forma no entorpece la conducción (en algunos aspectos la mejora), pero sí influye sobre la impresión de calidad (un Mazda 5 también lleva el cambio muy elevado para ganar espacio pero no da una sensación tan pobre).

La opción de asientos calefactables no está disponible para la plaza central porque no está pensada para una utilización diaria, sino ocasional. De hecho el respaldo puede abatirse quedando una superficie plana con huecos para bebidas y una pequeña zona lisa (suficiente para un par de teléfonos, tarjetas y un mando de garaje).

¿Suficiente con 140 cv?

Es importante que un coche orientado a la practicidad y a la comodidad cuente también con un motor de 140 cv tan bueno como este, y más sabiendo que es el tope de la gama. Nos parece un propulsor fuerte, equilibrado y con el  aislamiento adecuado de ruido. La sensación que da en carretera es la de un motor elástico, muy efectivo casi en cualquier margen de revoluciones y con una buena capacidad de recuperación (con seis personas y equipaje también lo es).

El hecho de que sea fuerte desde muy abajo influye directamente en el confort (ya que evita regimenes de giro elevados) y en el consumo. Honda asegura en la ficha técnica que puede llegar a consumir 6,3 litros a los cien, aunque la cifra que hemos registrado nosotros es de 7,2 litros. En cualquier caso, es una cifra aceptable para un vehículo de estas características.

Galería: Prueba a fondo Honda FR-V 2.2 iCTDiPuede alcanzar los 190 km/h pero, sinceramente, circular a alta velocidad no es su punto fuerte. Ni la dirección ni las suspensiones tienen la dureza necesaria y tampoco la carga aerodinámica provocada por su anchura contribuye a mejorarlo. Lo más positivo, como ya hemos dicho, es quedarse con sus “otras” prestaciones: un consumo contenido, la comodidad de una sexta plaza y un maletero considerable. Según la configuración de la fila trasera de asientos, el volumen de carga puede llegar a los 1050 litros.

Además, el FR-V es un coche seguro por iluminación, marcha y protección del habitáculo. Es importante que incluya de serie el control de estabilidad y que las luces de xenón sean de serie independientemente del acabado.

Muchas conclusiones

Terminamos igual que acabamos, es decir, recordándoles que hasta que no suba usted mismo en el FR-V, no sabrá si le gusta o no, por más que nosotros le comentemos o le enseñemos fotos desde todos los puntos de vista. El FR-V es uno de esos coches que necesita de veras una prueba antes de su compra. No repares en comprobar la comodidad de los tres asientos delanteros; piensa si el precio compensa la calidad de los acabados y materiales, y tantea si el motor se ajusta a lo que tú necesitas y habías esperado.

Si finalmente te decides por él, nosotros lo entenderemos.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.