Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Prueba: Alfa 156 JTD Multijet

Prueba: Alfa 156 JTD Multijet

Más potencia y mejor motor

15.04.2003

Los Alfa siempre se han caracterizado por ofrecer una conducción muy dinámica, en la que el conductor siente el coche y la carretera. En este caso esta filosofía se sigue al pie de la letra y la sensación de control, y también de disfrute, que se tiene al volante del 156 es de lo más satisfactoria.

Prueba Alfa 156 JTD MultijetAlfa ha decidido potenciar su exitoso modelo 156, tanto la berlina como el StationWagon, con el nuevo motor Multijet. Este motor es el conocido cuatro cilindros en línea con diámetro de 82 mm y carrera de 90,4 mm, que ya montaba, pero que en esta nueva versión gana un 20% de potencia y un 7% de par motor. Estos resultados han sido posibles gracias a un nuevo calibrado del control del motor, un aumento de la presión de inyección directa a 1400 bar y un nuevo tarado del turbocompresor. Además de en la gama 156 Alfa también monta motores Multijet en el compacto 147.

Esta versión del motor rinde nada menos que 140 CV va unida a un cambio manual de seis marchas y consigue un rendimiento fabuloso. La culata tiene ahora dos árboles de levas y cuatro válvulas por cilindro. Las levas empujan a las válvulas a través de balancines de rodillos, lo que facilita el giro de los árboles. En la construcción del motor hay otros cambios, principalmente para soportar la mayor presión. Hay elementos que cambian, como el cigüeñal o las bielas, y modificaciones en el sistema de lubricación, que incluyen un radiador y una bomba de aceite nuevos. La sobrealimentación del propulsor se confía a un turbocompresor Garrett con turbina de geometría variable que contribuye a mejorar el suministro de potencia y ofrece, al mismo tiempo, características de par muy elevado desde bajo régimen de giro. Basta con pensar que entre las 1750 y 3250 rpm se dispone del 90% del par máximo.

Si comparamos las prestaciones de este modelo con el 147 que tuvimos ocasión de probar días atrás, veremos que se muestra al mismo nivel de eficacia en cuanto a prestaciones puras se refiere. Lo que sí notamos es una agilidad y aplomo mayor en curvas enlazadas a favor del 147, mucho más intuitivo frente al 156. Pero también es cierto que a cambio de sacarle todo el partido al pequeño de los Alfa, su control de tracción trabaja horas extras, aunque esto no es en absoluto preocupante. Es más, nos permite ver lo bien que funciona dicho control de tracción y nos hace conscientes de la red de seguridad que Alfa extiende bajo nosotros durante la conducción.

Prueba Alfa 156 JTD MultijetEn el 156 su mayor empaque se traduce en una menor agilidad en terrenos complicados que el 147. Pero comparado con el resto de los rivales de gama la cosa cambia. Sus principales argumentos son la precisa dirección y el sobresaliente trabajo realizado en la puesta a punto del chasis, que absorbe perfectamente todas las irregularidades del asfalto. En curvas rápidas permite apoyos fortísimos sin que notemos que el chasis titubea lo más mínimo. Su mayor peso en igualdad de condiciones mecánicas con su hermano pequeño hace que el control de tracción trabaje menos y nuestra conducción sea un tanto más relajada para conseguir cruceros realmente importantes.

La sexta velocidad que ha introducido la marca en los modelos Multijet no puede ser considerada más que como un acierto, ya que el escalado de las mismas, unida a la progresividad del nuevo sistema de inyección, consigue que vayamos engranando las diferentes velocidades con una facilidad que se hace evidente cuando observamos al resto de los usuarios de la vía.

En definitiva, este 156 nos ha dejado el agradable regusto de los Alfa. Y es que con productos como los que hemos tenido la ocasión de probar últimamente el incremento de ventas que está experimentando la marca es más que comprensible. Los Alfa siempre se han caracterizado por ofrecer una conducción muy dinámica, en la que el conductor siente el coche y la carretera. En este caso esta filosofía se sigue al pie de la letra y la sensación de control, y también de disfrute, que se tiene al volante del 156 es de lo más satisfactoria. No tiene el empuje de los motores del grupo Audi, pero sin lugar a dudas su efectividad y suavidad de marcha están muchos enteros por encima de la competencia. Además, su consumo es realmente contenido, gastando 5,9 litros a los 100 km en ciclo combinado, y la rumorosidad bastante baja.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.