Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio Verde

Prueba: Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio Verde

Símbolo de una leyenda

17.06.2010

Según cuenta la leyenda, cada una de las hojas de un trébol representa esperanza, fe y amor. Si se da el caso de encontrar un “quadrifoglio”, entonces además proporcionará suerte. Los científicos más intrigados por dar una explicación a la “tan codiciada” alteración de esta planta han dirigido sus investigaciones hacia una posible desviación genética o directamente lo atribuyen a causas medioambientales. Sea como fuere, hoy en día ya existen empresas que sacan tajada de la suerte y fabrican tréboles de cuatro hojas de forma masiva para su posterior comercialización. Hay otros, sin embargo, que prefieren seguir ligados al romanticismo de su simbología…

Digo todo esto porque, si Alfa Romeo hubiera podido comprar la suerte en 1923, sin duda lo hubiera hecho. Cuatro unidades del RL Targa Florio, confiadas a los pilotos Ascari, Ferrari, Masetti y Sivocci, debían ser empleadas para obtener la victoria en una de las carreras más importantes de aquel año transcurrida en la bella Sicilia. El último de estos pilotos, aquejado por la mala suerte en las últimas competiciones y apodado hasta ese día como “el eterno segundo”, decidió apelar a la superstición y dibujó un simple trébol de cuatro hojas en la parrilla de su bólido. Por suerte o por casualidad, aquella carrera fue suya tras un final épico, y Alfa Romeo decidió utilizar desde entonces ese símbolo es sus modelos de producción. Hasta el día de hoy.  

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio VerdeNada excéntrico

87 años después, los modelos salidos de la fábrica de Turín con el apellido “Quadrifoglio Verde” tampoco lucen mucho más que un trébol de cuatro hojas en las aletas delanteras y unas llantas exclusivas. Y es que Alfa Romeo quiere hacer de estas versiones con ciertos tintes de competición algo muy discreto, incluyendo la del recién incorporado Alfa Giulietta (más…). No obstante, hay clientes potenciales que no querrán pasar desapercibidos, y para ellos Alfa ofrece cosas interesantes como un llamativo color Amarillo Corsa para la carrocería (400 euros), pinzas de freno pintadas en color rojo (120 euros) o una gran variedad de pegatinas de personalización (a partir de 230 euros) con la que decorar sus carrocerías.

Pero por lo demás, apenas se pueden establecer diferencias estéticas entre éste y cualquier otro MiTo de la gama. Los únicos detalles que lo diferencian son el color gris de las carcasas de los retrovisores exteriores, el reborde en el mismo color para los faros delanteros o las llantas de 17 pulgadas (215/45) oscurecidas, que pueden ser de 17 o de 18 pulgadas y con un perfil más bajo (a cambio de otros 300 euros extra).

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio Verde2.000 euros de diferencia

El Mito Quadrifoglio Verde tal cual sale de fábrica está disponible desde 19.700 euros,  unos 2.300 euros más de lo que cuesta con el motor 1.4 TB de 135 cv y acabado Distinctive. Esta diferencia de precio, que no es excesiva y puede tentar a muchos, sólo se justifica con el aumento de potencia de 35 cv y con el control dinámico DNA, que es específico en esta versión QV y que puede modificar electrónicamente la configuración de los amortiguadores, además de la asistencia en el volante y la entrada en funcionamiento del control de estabilidad.  

En el interior, salvo los pedales de aluminio y la instrumentación “Sport” para el conductor, los lujos han de pagarse aparte. Por ejemplo, elegir un navegador integrado con bluetooth + USB, climatizador bizona y la tapicería de piel supondrá unos 3.000 euros más. Si el dinero no es un problema, la cuenta se puede engrosar a base de extras hasta los 26.000 euros con cosas como la iluminación por xenón, un equipo de sonido de alta fidelidad BOSE, sensores de aparcamiento o techo solar. Las llantas de 18” cuestan 300 euros.

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio VerdeEl equipamiento de serie es aceptable, aunque por ese precio ya se podrían incluir cosas como el control de velocidad, automatismos de luz y lluvia o una radio con 8 altavoces en lugar de 4. Entre los elementos incluidos más importantes destacan los siete airbags, el sistema Start&Stop, llantas de 17 pulgadas y los asientos deportivos con tapicería específica que resultan cómodos para cualquier conductor y dan buena sujeción lateral en todo momento.

7,5 litros

Entrando directamente en materia, una de las mayores inquietudes entre los admiradores de este compacto es el consumo mínimo a asumir. Sobre el papel, Alfa Romeo ha conseguido un dato homologado de consumo mixto de 6 litros cada cien kilómetros, una cifra correcta y prácticamente idéntica a la de un VW Polo GTI (más….) o a la de un Mini Cooper S (más…), gracias fundamentalmente a la incorporación del fantástico sistema Start&Stop y al ahorro que proporciona la tecnología MultiAir.

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio VerdeSin embargo, y como ocurre en aquellos, la realidad dista un poco de la teoría. Nosotros pudimos realizar un recorrido por autovía de unos 400 kilómetros, donde no se superó el límite de velocidad y en el que casi siempre se circuló en sexta velocidad para favorecer el consumo, eso sí, realizando frecuentes adelantamientos. En este caso, el ordenador de a bordo marcó 7,5 litros al llegar a nuestro destino.  El otro registro lo encontramos en puerto de montaña, donde sólo buscábamos divertirnos y olvidarnos del ahorro. En este caso,  el 1.4 TB necesitó 9,4 litros de combustible para exprimir todas sus posibilidades.

En este apartado es necesario destacar que el ordenador de a bordo no es demasiado preciso a la hora de controlar el combustible disponible. El rango de autonomía que aparecía en el display del cuadro de mandos se alteraba de una forma muy brusca (saltos de 40 o 50 kilómetros) sin haber cambiado apenas la forma de conducir. Esto no debería ocurrir, por lo menos en un modelo destinado a clientes que buscan controlar casi todos los aspectos de su coche.

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio VerdeDuro y rápido

Circulando en el modo más deportivo (D) y gracias a la suspensión dinámica, el bastidor del Quadrifoglio Verde resulta duro como una tabla y se sitúa justo en el punto donde la comodidad empieza a verse comprometida por los reglajes deportivos. Si a esto le sumamos un cambio preciso y rápido con el que se saca sin dificultad toda la progresividad de los 170 cv del motor MultiAir (más sobre esta tecnología…), el resultado es un producto que en la teoría podría  ponerse frente a frente con un Mini Cooper S y ahorrarnos de paso unos cuantos miles de euros.

El QV es un coche muy rápido y en general poco exigente, divertido y fácil de dominar, capaz de mantener además un cierto confort y poner las cosas fáciles a su conductor siempre que se circule en modo “Normal”.  No obstante, los más atrevidos no desconectarán el ajuste más deportivo y saciarán sin problema sus ansias gracias a una aceleración contundente desde parado y a unas recuperaciones sobresalientes. El Quadrifoglio puede cumplir el 0 a 100 en 7,6 segundos y estirar el corte de inyección hasta pasadas las 6.000 vueltas con un sonido limpio y discreto y una aceleración bastante progresiva en la que resulta fácil dosificar la entrega del turbo sin castigar en exceso las cervicales. El par motor disponible, establecido en 230 Nm, empieza a sentirse a partir de las 1.700 vueltas, aunque no será hasta alcanzar las 2.300 cuando trabaje al cien por cien.

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio VerdeIgual de efectivo es el equipo de frenos que se han preparado para él y que sólo ha variado los discos delanteros con respecto a la versión de 135 cv. En este caso, el diámetro ha pasado de 281 a 305 milímetros, mientras que en el eje trasero, donde no hay tracción, se siguen utilizando unos de 251 mm.  El tacto de estos frenos es bastante esponjoso y permite dosificar con seguridad la intensidad de la frenada. Además, de fatiga por exceso en la utilización no hay síntomas aparentes.

Siempre en Dynamic

Como hemos dicho anteriormente, el DNA de nuestro Quadrifoglio es específico, ya que no hay otro Mito en la gama con el que se pueda regular la dureza de los amortiguadores. El resto de los ajustes disponibles no varían, y según los sensores que hay repartidos por la carrocería, el DNA es capaz de modificar parámetros que afectan a la dirección, a la respuesta del pedal de aceleración y a la entrada en funcionamiento del ESP.

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio VerdeDespués de haberlos comparado en diferentes situaciones, y salvo que se busque sólo comodidad, creo que muy pocos conductores se decantarán por utilizar el modo “N” en su conducción habitual.  La razón es que no aporta ninguna ventaja, sino más bien inconvenientes. La dirección eléctrica permanece muy blanda incluso a altas velocidades, es poco precisa e inexpresiva y el pedal no resulta todo lo rápido y divertido que ha de exigirse en un coche como éste. La constante entrada en funcionamiento del ESP, además, resta el plus de diversión que aporta un motor como éste.

Pero como todo tiene solución (o al menos si llevas un trébol de cuatro hojas), el coche cambiará profundamente cuando activemos la posición “dinámica”. Primero, porque la dirección se convierte en algo mucho más efectivo, permite trazar de forma limpia y directa y ya no es necesario ir rectificando el volante en plena curva. Después, porque cada golpe de gas en el acelerador se sentirá como es debido gracias a una mayor presión sobre el turbo (overboost) y a un simulado diferencial delantero con el que el conductor ganará rápidamente seguridad en los pasos por curva. La carrocería, por último, es capaz de alcanzar el punto máximo de apoyo sin retorcerse demasiado.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Alfa Romeo Mito
Versión   Quadrifoglio Verde
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4063 / 1721 / 1446
Distancia entre ejes  (mm)   2.511
Diámetro de giro (m)   11,25
Peso (kg)   1220
Volumen del maletero (l)   270
Neumáticos   215/45 R17
Motor    
Cilindrada (cc)   1.368 / 4 en línea
Potencia (cv)   170
Par máximo (Nm/rpm)   230 a 2.500
Tracción   Delantera
Transmisión   Manual, 6 velocidades
Consumo    
Combustible   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   8,1 / 4,8 / 6
Emisiones CO2 (gr/km)   139 - Euro 5
Consumo durante test (l/100km)   7,5
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   7,6
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª    
Capacidad depósito (l)   45
Velocidad máxima   218
Precio (sin extras)    
Euros   19.700
Equipamiento extra   Suspensión dinámica (200 euros) + Climatizador dos zonas (400 euros) + Luz y lluvia auto (300 euros) + Navegador (1950 euros) + Asientos en piel (980 euros)
 
Más datos
Menos datos
 

Ventajas frente a sus rivales

¿Hay entonces razones suficientes para decantarse por él?. Nuestra respuesta es que sí. Un Mito Quadrifoglio Verde resulta muy interesante precisamente por ser un compacto deportivo que combina un magnífico chasis adaptativo con un control de tracción con diferencial simulado electrónicamente (el famoso Q2). Esta combinación es muy rara en el segmento, por no decir exclusiva. Por ejemplo, el recién estrenado Polo GTI equipa un diferencial electrónico XDS, pero al menos de momento no puede equipar la regulación DCC del chasis. En el caso del Cooper S, se puede recibir asistencia en la dirección y en la respuesta del acelerador gracias a un modo Sport, pero no se puede modificar la dureza de la amortiguación.

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio VerdeSi bien es el menos potente de los tres, con 170 cv, el Mito también cuenta con un precio inicial bastante más asequible. Mientras el GTI de Wolfsburgo aún debe confirmar el precio a pagar por sus 180 cv (seguro que no bajará de los 23.000 euros), MINI pide por los 184 cv de su Cooper S más de 25.000 euros, a falta de sumar algunos extras obligados. El caso más extremo, pero que no podemos dejar fuera, es el del S1 de Audi, cuyo motor 1.4 TFSI de 180 CV disparará el precio hasta superar los más de 28.000 euros.

En el caso del Mito no hay que preocuparse por unos precios tan desmesurados. La versión QV empieza por debajo de los 20.000 euros y deja como única pega la ausencia de un cambio automático que los otros sí tienen disponible.

Resumen

El Quadrifoglio Verde es lo más potente que podemos encontrar dentro de la gama Mito, al menos hasta que Alfa Romeo confirme una versión GTA bastante por encima de los 200 cv. El exclusivo sistema de control adaptativo DNA, capaz de hacerse con la regulación de los amortiguadores, hace de este Mito un buen competidor en la categoría de mini-compactos deportivos. Además, su precio y su diseño (esto último es muy personal) superan a día de hoy a sus rivales más directos. Como argumentos en contra, el Mito debería mejorar su escasa personalización exterior e incluir algunos elementos de equipamiento que sus orgullosos compradores merecen llevarse de serie.

Galería: Prueba Alfa Romeo MiTo Quadrifoglio Verde

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.