Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Aprilia Caponord 1200

Prueba: Aprilia Caponord 1200

Diversión global

22.08.2013

La Aprilia Caponord vuelve más moderna para decir la suya entre las maxitrail de última generación. Para que así sea, Aprilia parte de la Dorsoduro 1200, cuyo carácter tan aguerrido se ha dulcificado en pos del máximo confort, al tiempo que conserva gran parte de su faceta deportiva.

Gracias a una estética agresiva que, en la parte frontal, recuerda tanto a la RSV4 y al maxiscooter SRV850, más toda la tecnología disponible en el grupo Piaggio y un ADN deportivo mucho más llevadero que el de una bestia parda como es la Dorsoduro 1200, tenemos la nueva Caponord 1200, una maxitrail bicilíndrica realmente completa. Prueba de ello es que no sólo se recurre a tecnología del más alto nivel y complejidad, sino que estrena algunas soluciones tan curiosas como la posibilidad de que el escape se pueda regular en altura. Incluso la mecánica, que en la Dorsoduro 1200 impone al más experto piloto, en la Caponord se deja llevar fácil y se adapta a todos los usos habidos y por haber.

Galería: Prueba Aprilia Caponord 1200Naturalmente, además de dulcificar la mecánica, se ha trabajado mucho en la ergonomía en aras de realzar su potencial turístico. En autopista devora los quilómetros con sorprendente facilidad, en carretera es ágil y rápida, y en ciudad se deja llevar sin mucha dificultad. Sin embargo, más que una maxitrail convencional con cierta capacidad fuera del asfalto, aquí se apuesta claramente por la carretera. No en vano, monta gomas y suspensiones de moto deportiva, y eso se nota.

Llega en dos versiones: la básica, que incluye de serie ABS y ATC, y una más completa gracias al Travel Pack, que añade al equipamiento de base el ADD (Aprilia Dynamic Damping), el control de crucero ACC, maletas y caballete central. Los precios de una y otra van de los 13.499 euros a los casi 16 mil. Ahora la pregunta que nos hacemos podría ser: ¿sacarán también una Caponord 750 para medirse con las trail de media cilindrada? Teniendo en cuenta que también está la Dorsoduro 750, ¿por qué no?         

Menos caballos, pero más aprovechables

Galería: Prueba Aprilia Caponord 1200De entrada cuesta de creer que un motor tan cañero como el V-Twin de la Dorsoduro 1200 esté también capacitado para viajar. Claro está que un motor de su calibre y temperamento no es la mejor compañía para tomárselo con calma. Pero en la Caponord la historia es otra. Se ha trabajado para que sea menos agresivo, consuma menos, y para que empuje mejor y más suavemente a bajas revoluciones. Y lo han conseguido. Ahora, aunque justo pasado al ralentí aún sea un poco impreciso, se muestra mucho más agradable y fácil de domesticar. Aún sí, conserva gran parte de su alegría cuando abrimos el gas con determinación. Lo cual no resulta nada extraño, pues siguen siendo 1.197 cc repartidos en dos cilindros con un ángulo 90 grados entre sí, y con una relación diámetro/carrera supercuadrada, como si de una gran deportiva se tratara. Su potencia máxima es ahora algo menos, de 125 caballos, y el par de 120 Nm ya a 6.800 revoluciones.

Marca y modelo   Aprilia Caponord    
Año   2013    
Motor        
Cilindrada   1197    
Arquitectura   dos cilindros en V a 90 grados refrigerados por agua DOHC    
Potencia (cv)   125 cv a 8.250 rpm    
Par motor   120 Nm a 6.800 rpm    
Alimentación   inyección de combustible con gas electrónico Ride by Wire    
Cambio   de seis velocidades    
Neumáticos de serie   120/70 17" (d) y 180/55 17" (t)    
Chasis   en acero de alta tensión con subchasis en aluminio    
Suspensión delantera   horquillas invertida Sachs de 43 mm completamente regulable con 167 mm de recorrido    
Suspensión trasera   amortiguador regulable Sachs con 150 mm de recorrido    
Altura del asiento (mm)   840    
Distancia entre ejes (m)   1,56    
Frenos   disco 320 mm (d) y disco 240 mm (t)    
Capacidad depósito   24 litros    
Peso (kg)   214 Kg en seco    
Velocidad máxima   > 200 Km/h    
Precio (sin extras)   13499    

Más allá de sus prestaciones, como decíamos, se ha buscado hacer de éste un motor más preparado para viajar. Así pues, se ha revisado todo la parte electrónica, conservando el acelerador electrónico Ride by Wire —del que Aprilia es pionera— y añadiendo un encendido de doble bujía, que es de gran ayuda para que la potencia la entregue de forma más llena y fluida, con menos brusquedades. Ofrece tres niveles de intervención del control de tracción ATC, así como tres modos de conducción, de los cuales el Touring es el más apto para largas distancias aun conservando toda la potencia; el Rain, con 100 cv, es el más tranquilo y seguro para cuando la adherencia no es la mejor; y, por supuesto, el modo Sport, donde te deja claro que sigue siendo una Aprilia con ADN Dorsoduro, y ofrece toda su potencia de forma más directa y rápida. Es aquí cuando, si lo quieres, puedes disfrutar de una moto deportiva de los pies a la cabeza, con una respuesta total y absoluta y con una relación de cambio que te permite alargar las marchas más de lo esperado en un motor de sus características.

Galería: Prueba Aprilia Caponord 1200Esto último también se debe a que se ha modificado la transmisión final, más que para aumentar la velocidad punta, para conseguir que el motor gire a un régimen menor y, por tanto, consuma menos y sea una compañía más agradable. De hecho, con sexta y a punta de gas, da la sensación de girar muy tranquilo, pero al mínimo despiste la velocidad a la que circularemos será muy elevada por mucho que creamos controlarla. Esto, más que un inconveniente, es una prueba irrefutable del trabajo hecho para que nos sintamos a gusto. Pero no solo a nivel mecánico, sino a la hora de desviar el siempre molesto aire y generarnos el máximo confort a sus mandos...

Carretera y...¡gas!

En una moto de estas características el motor no lo es todo. Cierto que influye mucho, por ejemplo a nivel de vibraciones o sensibilidad, pero otros aspectos son igual o más importantes. Por fortuna, estos también se han mimado con cariño para marcar diferencias respecto a la Dorsoduro 1200. Si a nivel mecánico, en el fondo, se nota que comparten un motor cuya base es la misma, todo lo demás ha sido modificado para los viajes por carretera. Sorprende, de entrada, el manillar tan ancho y elevado, que nos invita a adoptar una posición erguida y muy natural, así como la esponjosidad del asiento. No hace mucho hice exactamente la misma ruta con una moto de la competencia —la Triumph Explorer—, y creo haber llegado con las posaderas más en su sitio con la nueva Caponord.

Galería: Prueba Aprilia Caponord 1200Sea como sea, la moto tiene un diez en comodidad y posición de conducción. Quizás la protección aerodinámica no sea la mejor que he visto, pero sí que es suficiente. Básicamente, tuve la impresión de recibir un poco de aire en la zona de las piernas. En cuanto a la pantalla, que la puse en su altura máxima, hacía bien su función (no estaría de más que se pudiera ajustar más fácilmente, como por ejemplo hace el novedoso sistema de la MTS 1200, sin ruedecitas), y los cubremanos son el complemento ideal y casi indispensable en una moto de este tipo.

La parte ciclo también ha recibido alguna modificación importante. Se mantiene el chasis mixto de tubos de acero con complementos en aluminio, tan visualmente atractivo como efectivo en su labor. Pero ha sido modificado para potenciar, sobre todo, la manejabilidad aun conservando la estabilidad a alta velocidad. No obstante, una maxitrail con una rueda de 180 de grosor detrás, es importante que siga siendo ágil. Y la Caponord se defiende bien en este sentido. Se mete en la curva con pasmosa naturalidad y a alta velocidad mantiene el tipo sin problemas. También es nuevo el subchasis posterior, sobre todo pensado para soportar más peso y conservar siempre la rigidez del conjunto aun circulando a plena carga. A nivel de suspensiones, se sigue confiando en unas horquillas totalmente regulables de 43 mm, y en un amortiguador en el lateral que permite regular manualmente la precarga. Frenos Brembo de alta gama como las pinzas monobloc delanteras, y ruedas de medidas deportivas, son siempre una garantía, también en una moto como la Caponord.      

Conclusión

Galería: Prueba Aprilia Caponord 1200No hemos podido valorar el paquete opcional Travel Pack, que, por unos euros más, también te permite jugar más con el tarado de las suspensiones —diciéndole en qué condiciones viajamos, si solos o en compañía o con maletas—, goza del sistema de suspensión semiactiva —adapta el tarado a las condiciones de la carretera en tiempo real—, así como del control de crucero, el cual, entre otras ventajas, suele servir para ajustar los consumos un poco más. Y esto, por cierto, tampoco le vendría mal, pues nos ha dado unos consumos algo por encima de la media de la competencia. Con un depósito lleno hasta arriba, recorriendo mayoritariamente tramos de autovía o carreteras secundarias a ritmo, por lo general, bastante tranquilo —uno no es de piedra—, la reserva se nos encendió antes los trescientos kilómetros, sobre los 270-280. Teniendo en cuenta que la reserva es de cinco litros, habríamos consumido 19, lo que da una media de unos seis y medio. No es que la autonomía sea mala, pero con 24 litros quizás podría ser algo mejor.

No obstante, poco me pensaba yo que una moto como la Dorsoduro 1200 pudiera derivar en una moto tan apta para los viajes. Y digo viajes y no aventura, pues no parece una moto muy predispuesta a salir del asfalto, más que nada por sus neumáticos deportivos o por carecer de un modo “enduro” para cuando optamos por rutas más alternativas. Sea como sea, una moto cómoda que da la sensación de tenerlo todo en su sitio: el cambio es impecable, la frenada también, gira mucho y no es muy alta, los retrovisores ofrecen mucha visibilidad y ninguna vibración, y el embrague hidráulico funciona como la seda. Además, es de lo más económico que hay en su categoría. Pese a todo, el hecho de que pueda subirse la altura del escape cuando no montamos las maletas es una pequeña evidencia de que, si lo quieres, no le importaría nada calzarse como es debido y ponerse a correr en un circuito. Seguro que daría mucha guerra a otras motos más deportivas. Que por algo es una Aprilia, una marca con la friolera de 51 campeonatos del mundo de velocidad. Casi nada.       

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Garantía Sellada

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.