Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Audi A6 Allroad 2.7 Tdi

Prueba: Audi A6 Allroad 2.7 Tdi

Un multitalento impresionante

02.07.2007

Este vehículo familiar es capaz de atraer todas las miradas. Su rejilla de gran tamaño totalmente cromada brilla bajo el sol como si se tratara de una enorme placa de oro blanco. En su parte anterior y posterior brillan las barras protectoras del vehículo, las cuales, combinadas con sus faldones oscuros escalonados y el ensanchamiento de sus aletas, hacen parecer al Allroad mucho más grande de lo que ya es.

Al igual que sucede en el modelo A6 Avant, el Allroad tiene una imponente longitud de 4,93 metros. Esto hace que la búsqueda de aparcamiento en la ciudad sea una tarea ardua y laboriosa, pero tiene una explicación, y es que el voladizo frontal de su carrocería ha sido diseñado extremadamente grande para situar su motor en una posición muy adelantada, como acostumbran a hacer en esta marca.

No obstante, basta el primer trayecto largo con la familia para apreciar verdaderamente a este gigante. El habitáculo es de los más espaciosos, dando cabida de sobra a cinco adultos de cualquier tamaño. Su firme tapicería y el excelente apoyo para los muslos en todas sus plazas garantizan viajes olvidando los síntomas del cansancio. El bajo nivel de ruido provocado por el viento y el roce con la carretera resaltan además sus cualidades para desplazamientos largos.

Excelente vehículo de carga con limitaciones

El maletero ofrece un imponente volumen de carga regular de 565 litros y permite introducir sin problema alguno cuatro maletas y varias bolsas de viaje. La utilización del Allroad como lujoso vehículo de reparto es sin embargo limitada. Si bien el reborde del maletero es agradablemente ancho y bajo, no ofrece una superficie de carga totalmente plana. No importa lo bien que suenen sus 1.660 litros de espacio máximo de carga, su portón trasero inclinado dificulta el transporte de mercancías de gran tamaño.

Galería: Prueba Audi A6 Allroad 2.7 TdiTanto el diseño de su salpicadero como la calidad de sus materiales y acabado son merecedores de un sobresaliente. La plaza del conductor es diáfana y accesible, el volante es perfectamente regulable en altura y la profundidad y el manejo de todas las funciones hace que manejar la  calefacción o el sistema de navegación, pasando por la radio, sea de lo más intuitivo.

Los tapizados textiles de serie en los asientos ofrecen un aspecto exquisito y a la vez robusto, lo mismo que sus molduras de aluminio. Sin embargo, la moqueta moteada de dos colores no es para todos los gustos. Uno de los aspectos que no se han solucionado con éxito es el tirador telescópico (opcional) para el sistema de carriles (de serie) del maletero, el cual hace ruido cuando se circula sobre piso irregular.

Motor "pequeño", pero potente

Galería: Prueba Audi A6 Allroad 2.7 TdiEl motor básico del Allroad quattro es un V6 turbodiesel con 2,7 litros de cilindrada. Esto no parece ser demasiado si se tiene en cuenta su peso en vacío de casi 1,9 toneladas, la tracción integral permanente y la caja de cambios automática de serie. No obstante, tras los primeros metros de recorrido, el motor del Audi convence hasta al más escéptico. Gracias a su gran fuerza, su frescura en los niveles altos de revoluciones y su potente aceleración, este “pequeño” motor V6 es capaz de ofrecer unas óptimas prestaciones. Es capaz de acelerar de 0 a 100 en nueve segundos, alcanzando con soltura la velocidad máxima indicada de 215 km/h.

El secreto es que, a tan sólo 1.400 rpm, se dispone del par motor máximo de 380 Nm, manteniéndose constante hasta las 3.300 revoluciones. Es a partir de este nivel de revoluciones cuando el motor alcanza su potencia máxima de 180 CV, la cual se mantiene hasta el límite de 4.500 revoluciones. El suave sistema automático de cambio de seis marchas recurre siempre a la marcha adecuada, contribuyendo de esta forma a la sensación de empuje permanente.

¿Qué vamos a pagar por todo esto?

Galería: Prueba Audi A6 Allroad 2.7 TdiEl motor V6 de 2,7 litros se muestra también ejemplar en el aspecto de la suavidad de la marcha y del nivel acústico. Es por primera vez en la gasolinera donde el usuario se enfrenta con el precio de tanta generosidad: incluso una conducción moderada implica un consumo entre ocho y nueve litros de gasóleo a los 100 kilómetros, ascendiendo entre 11 y 13 litros en el modo deportivo y conducción rápida sobre la autopista. Aquí es donde se hacen notar tanto la tracción permanente a las cuatro ruedas como su gran peso.

La suspensión neumática de serie ofrece diferentes modos que van desde la firmeza del “sport” hasta el modo confortable. El escalón intermedio está cubierto por el modo elevado para terrenos difíciles (en el que la elevación sobre el suelo sube hasta los 18,5 centímetros). No obstante, la posición "auto" es la mejor en el 90 por ciento de los casos, ya que permite que los amortiguadores se adapten automáticamente tanto al estado de la carretera como al modo de conducción general. Gracias a su dirección suave -aunque sensible-, el Allroad es tan efectivo sobre trayectos con curvas como sobre largas rectas por autopista.

Sin embargo, este coche no es adecuado para terrenos más duros. A diferencia de su predecesor, en su caso se ha prescindido de integrar la reductora. Está capacitado para evolucionar en terrenos sueltos y en carreteras con nieve, ya que el sistema quattro de tracción, con su diferencial central autoblocante, ha sido adaptado básicamente a la dinámica de la conducción, contribuyendo a compensar su reparto de peso, mayor en la parte frontal.  

En resumen

Galería: Prueba Audi A6 Allroad 2.7 TdiEl Audi Allroad confunde: sobre el terreno apenas se desenvuelve mejor que un A6 Avant quattro con suspensión neumática. No obstante, esto es por lo general absolutamente suficiente ya que, gracias a su tracción integral permanente, este vehículo familiar y de negocios de Ingolstadt es un multitalento. Lo que caracteriza al Allroad es su apariencia opulenta y su forma de no pasar desapercibido.

Todo aquel que desee ser el centro de admiración durante los recorridos no se equivocará con la adquisición del Allroad. El recargo aproximado de 3.000 euros frente a un A6 Avant normal con un motor equivalente viene justificado en gran parte por el equipamiento extra de la variante Offroad (suspensión neumática, llantas de aluminio con neumáticos de 17 pulgadas, sistema de limpieza de faros).

La cuestión acerca del motor adecuado es fácil de responder: el modelo básico diesel 2.7 TDI por 49.050 es completamente suficiente ya que nadie necesita más motor.


 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.