Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba BMW 116d Steptronic

Prueba: BMW 116d Steptronic

Bueno, bonito y barato

11.10.2016

Probamos el BMW más económico y ahorrador, el 116d con motor diésel 1.5 de tres cilindros que entrega 116 CV y registra un consumo oficial de 3,7 l/100 km. Un Serie 1 que mejora a nivel estético y de equipamiento, manteniendo una dinámica excepcional y que demuestra que no es necesario hacer un dispendio económico muy grande para disfrutar de toda la calidad de un coche Premium.

En 2005, BMW decidió dar un paso de gigante y presentar su primer compacto Premium: el Serie 1. Un modelo que, durante esta última década, ha sabido labrarse una excelente reputación, tal y como demuestran el hecho de haber conseguido encandilar a más de dos millones de conductores en todo el mundo. Cifras que le sitúan como uno de los vehículos de mayor peso tanto de la firma alemana como de su segmento… y eso que, en este último caso, ha tenido que vérselas con rivales como el Audi A3, el Volkswagen Golf o el Mercedes-Benz Clase A.

Para lograr ese éxito, BMW tuvo claro desde el principio que debía concentrar toda su deportividad y calidad en un formato más compacto, pero sin obligar a que sus compradores tuvieran que desembolsar una gran cantidad de dinero. No obstante, no todo ha sido un camino de rosas para el modelo alemán, sobre todo en el momento en el que apareció su segunda generación.

Galería: Prueba BMW 116d Steptronic

Y es que la ligera vuelta de tuerca que propusieron los diseñadores bávaros no acabó de cuajar demasiado entre el público general… ni siquiera entre los compradores potenciales de este modelo: los jóvenes. Por eso, a principios del año pasado, BMW decidió realizar un profundo lavado de cara volver a captar esa atención perdida. Y el resultado no ha podido ser más satisfactorio.

¿Qué tiene de nuevo?

Por primera vez en diez años, el Serie 1 enamora desde el primer vistazo. Sí, dicha actualización tampoco supuso giro de 180º en su filosofía, pero sí logró que el compacto alemán tenga mucha más personalidad. Así, parachoques, faros, tanto delanteros como traseros, y calandra son completamente nuevos, dotándole de un mayor dinamismo visual. Por su parte, el habitáculo ha mejorado en lo que a conectividad se refiere, estrenando una nueva pantalla central Control Display de 6,5 pulgadas -en opción puede aumentar hasta las 8,8-, que es compatible con aplicaciones como Spotify, Twitter o Facebook. Para manejarlo, vuelve a confiar en el mando iDrive, el cual, ahora puede incorporar una superficie táctil para ‘dibujar’ letras o números con mayor facilidad.

Galería: Prueba BMW 116d Steptronic

Del mismo modo, la calidad general parece haber aumentado gracias al empleo de materiales algo más blandos y, sobre todo, al montaje de un volante más delgado y estilizado. La ergonomía también mejora, con unas plazas delanteras que sujetan perfectamente a los ocupantes y unas traseras correctas que, por desgracia solo dan cabida para dos ocupantes a causa del prominente túnel central que casi inutiliza la plaza central. Si además optas por la carrocería de tres puertas, como la de nuestra unidad, has de saber que el acceso a dicha fila se realizará de forma menos confortable, pese a que las butacas delanteras tengan un amplio desplazamiento horizontal. Ahora bien, el maletero cumple de sobra, pues ofrece una capacidad de 360 litros, justo en la media de su segmento.

Pequeño pero resultón

Todo ello englobado en un conjunto que se convierte en el más económico de toda la gama BMW. En efecto, al igual que te mencionamos en la prueba del 316d, si quieres disponer de un coche Premium no siempre es necesario estar rodeado del lujo más extremo sino que, muchas veces, con adquirir la versión más económica seguramente tendrás ‘de sobra’.

Galería: Prueba BMW 116d Steptronic

En concreto, si eres un amante del consumo ajustado, el 116d se convertirá en tu opción deseada. Cuesta 26.400 euros de base, sin el cambio automático ni ninguna opción extra, declarando un consumo medio de 3,7 l/100 km que, en condiciones reales se convierten en poco más de 4,5 l/100 km.

Cifras increíbles que se logran gracias al montaje de un pequeñísimo motor de tres cilindros, turboalimentado y con 1.5 litros de cubicaje, que entrega 116 CV. Una potencia que, a priori, puede parecer algo justa pero que es la más recomendable si eres de esos conductores tranquilos que circula sin prisas y de forma ordenada.

En marcha, le apreciamos demasiado, sobre todo en las fases de aceleración, que serán más prolongadas si llevamos el coche cargado ‘hasta los topes’. Si circulamos sin compañía, esa carencia desaparecerá de inmediato y notaremos cómo comienza a empujar a partir de las 1.500 rpm. Prestacionalmente tampoco esperes un derroche de virtudes ya que este 116d anuncia una velocidad máxima de 200 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h de 10,3 segundos.

Galería: Prueba BMW 116d Steptronic

Pero si tienes algo de dinero ahorrado y en lugar de equipamiento lo quieres destinar al dinamismo del coche, te aconsejamos que adquieras la excelente caja de cambios automática Steptronic de 8 velocidades. Es una opción que cuesta 2.278 euros pero, como te decimos, lograrás sacar mucho más partido a la potencia y al par disponibles.

Diviértete

Más aún si lo combinamos con el selector de modos Driving Experience Control, de serie en toda la gama, el cual propone tres programas diferentes, ECO PRO, Comfort y Sport, que regulan la respuesta de la dirección, respuesta del motor y del propio cambio en función de nuestros gustos. Con el primero, el ahorro de combustible será su máxima, realizando las transferencias de marcha mucho antes y retrasando la respuesta del acelerador. El Comfort hace gala a su nomenclatura primando la comodidad de todos los ocupantes.

Galería: Prueba BMW 116d Steptronic

Por último, encontramos el modo Sport, destinado a una conducción algo más dinámica. Un programa indicado para afrontar carreteras reviradas ya que el coche responde de forma más directa a nuestras indicaciones. El chasis está perfectamente ajustado ofreciendo un ligero balanceo en curvas sin que ello sea un detonante de inseguridad ya que podremos enlazarlas con una velocidad sorprendente teniendo en cuenta su naturaleza ahorradora. La suspensión filtra perfectamente las irregularidades del terreno, al tiempo que los frenos obran de forma eficaz y neutral.

Con lo necesario

Para ser el modelo de acceso a la gama diésel –en gasolina está el 116i-, su equipamiento de serie es más que bastante completo: 6 airbags, climatizador automático, luces delanteras de tipo LED, volante de cuero multifunción, con pantalla a color de 6,5 pulgadas con control iDrive, sensores de lluvia y luces, arranque por botón, control de estabilidad, asistente de frenada de emergencia, Bluetooth.

  • Ficha Técnica BMW 116d 3 puertas Steptronic

Motor: Diésel, tres cilindros en línea

Cilindrada: 1.496 cm3

Potencia: 116 CV a 4.000 rpm

Par: 270 Nm entre 1.750 y 2.250 rpm

Velocidad Máxima: 200 km/h

0-100 km/h: 10,3 seg.

Consumo (urbano/extraurb./mixto): 4,3 / 3,3 / 3,7 l/100 km

Emisiones CO2: 97 gr/km

Dimensiones: 4.329 / 1.765 / 1.421 milímetros

Maletero: 360-1.200 litros

Peso: 1.395 kg.

Cambio: Automática con convertidor de par, de ocho velocidades

Depósito: 52 litros

Precio: 28.677 euros

Ud. probada: 35.180 euros

Claro está que si queremos tener un BMW totalmente equipado, tendremos que pasar por caja. En el caso de nuestra unidad, el equipamiento opcional no era excesivamente amplio, pudiendo llegar a ser más que afrontable por un comprador medio. Así, los 8.780 euros de más se justificaban por el montaje de la comentada caja Steptronic, de los asientos delanteros deportivos, eléctricos y con calefacción, volante deportivo M, paquete de asistentes Driving Asstant, navegador Professional, sensores de aparcamiento…

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.