Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba BMW 320d GT

Prueba: BMW 320d GT

¿El mejor Serie 3?

23.10.2013

Con la edición de 2012 se puede decir que la berlina por excelencia dentro de la clase media, es decir el BMW Serie 3 , sigue siendo un éxito rotundo. Ahora, además de las variantes sedán, familiar y coupé se une la alternativa GT , que ofrece un espacio para las piernas en la parte trasera superior al de sus rivales y un maletero sorprendentemente amplio y versátil. Todo esto con el aspecto de un coupé convencional. En este sentido, se podría pensar que el GT se ofrecerá lo mejor de tres mundos. Sin embargo, ¿es en realidad la mejor elección de la Serie 3?

Ya con la oferta clásica del serie 3 (sedán, familiar y coupé) muchos se enfrentan a la difícil pregunta de cuál elegir. En este sentido, el nuevo GT ofrece un compromiso interesante combinando lo mejor de estas tres opciones. Es cierto que, a nivel estético, el GT no puede impresionar con la elegancia alargada ópticamente plana que ofrece el ahora renombrado Serie  4 (de toda la vida un Serie 3 Coupé), pero sin embargo, la línea del techo inclinada hacia atrás, las puertas sin marco o los pequeños conductos de ventilación en el guardabarros delantero consiguen en el GT un aspecto elegante.

Muy cómodo y accesible

Galería: Prueba BMW 320d GTDe un primer vistazo, lo que más impresiona del 3 GT es la pronunciada caída de la parte trasera y su enorme logintud (4,82 metros). Por dentro, el ambiente es acogedor y moderno y ofrece una sensación muy familiar, además de recibir todo el arsenal tecnológico de BMW. Particularmente tentador es el nuevo navegador con una pantalla de gran formato cuyo rendimiento, facilidad de uso y funcionalidad es sencillamente perfecto.

Aunque lo más impresionante es el espacio destinado a los ocupantes de la parte trasera, el Serie 3 GT también ofrece una gran altura libre hasta el techo, además de un acceso al habitáculo cómodo. Sin embargo , lo más recomendable es que sólo suban dos ocupantes en la parte trasera ,ya que el túnel de transmisión anula toda la comodidad del asiento central.

Más espacio que en el Touring

Galería: Prueba BMW 320d GTSi uno no tiene las manos libres a la hora de abrir el maletero, puede optar por el equipamiento opciónal de apertura automática (más de 500 euros) que consiste en un detector de nuestros pies instalado bajo la parte inferior del maletero. La puerta del maletero, que tiene un accionamiento eléctrico, se abre como por arte de magia y da acceso a un maletero muy noble, bien forrado y muy espacioso.

El volumen total disponible es de 520 litros, es decir, 25 litros más que en el Serie 3 Touring . El ajuste de 15 grados en el ángulo del respaldo del asiento trasero también se puede plegar por completo gracias a unas palancas en la zona de carga. Las posibilidades para dividir el respaldo trasero son amplias gracias a la configuración 40:20:40. Al abatirlo, el suelo de carga es totalmente plano y se puede llegar a conseguir un volumen máximo de 1.600 litros, lo cual supone mucho más espacio que la mayoría de furgonetas de clase media. Ganchos para llevar bolsas, puntos de fijación de la carga, bolsillos laterales y un sistema de guías permiten afianzar la carga con total seguridad. Además, hay espacio para los artículos más pequeños en un doble fondo.

Más alto, más fuerte ...

Galería: Prueba BMW 320d GTAquellos que se preocupen sobre todo por estos aspectos prácticos percibirán que la Serie 3 GT está concebida principalmente como un coche familiar, ideal para largos viajes por su comodidad, y ya sólo con este solo hecho podría caer en la tentación de ser el mejor Serie 3 para gran parte del público.

Sin embargo, su mayor comodidad también tiene un par de inconvenientes. Primero, que el confort acústico es inferior a la del sedán, especialmente a altas velocidades. Segundo, que la dinámica lateral no pueden seguir el ritmo de sus hermanos porque existen incercias ligeramente superiores y un mayor peso total. El GT pesa al menos  65 kg más que el Touring y 110 kilogramos más que el Serie 4 (Serie 3 Coupé). En zona de curvas, los más expertos también podrían divertirsemucho con este modelo pero nunca harían de él su elección personal.

Y más lento ...

Galería: Prueba BMW 320d GTOtro aspecto donde se queda algo rezagado es a la hora de sacar el cronómetro. Aunque el rendimiento del motor diésel de dos litros y cuatro cilindros del 320d es sin duda uno de los mejores diesel del mercado, el caso es que el rendimiento en las otras 3 variantes es claramente superior. El 320d GT tarda 7,9 segundos en conseguir ponerse a 100 km/h, con una velocidad máxima de 226 km/h . Con el mismo motor, un Serie 4 hace el sprint estándar en 0,6 segundos menos y alcanza un máximo de 232 km/h. Con la transmisión manual llegaría incluso hasta los 240 km/h, lo cual es importante al menos para el mercado alemán donde puede aprovecharse esta característica.  Si nuestra preferencia es, por tanto, la velocidad, el GT no ofrece los argumentos más convincentes .

El GT no puede seguir el ritmo de sus hermanos a nivel dinámico, pero tampoco a nivel de eficiencia y consumo de combustible. Teóricamente , el consumo estándar del 320d es de 4,9 litros, pero en la práctica, la realidad es que llega a seis litros con una conducción moderada, mientras que en escenarios más exigentes c on el acelerador y la salida de las curvas la media supera los ocho litros. Con el Serie 3 sedán estamos seguros de que se consigue un diez por ciento menos de consumo.

Más de 40.000 euros por el 320d

Galería: Prueba BMW 320d GTIncluso con este handicap en la comparación con sus propios “hermanos” de gama, el 320d GT es uno de los más económicos del mercado en términos de consumo de combustible . Sin embargo, el precio a pagar no es bajo. La gama empieza en 36.900 euros, pero el 320d GT no puede conseguirse por menos de 40.000 euros. Además , nuestro modelo de prueba ofrecía una variedad de servicios a los que uno puede realmente prescindir si alguna vez los han utilizado en la práctica. Nos referimos a equipamientos como el control de crucero con control de distancia por radar, el head-up display , la suspensión adaptativa o el sistema de navegación profesional. Sólo con estos ya superaríamos ampliamente los 5.000 euros en equipamiento opcional.  El precio de un Serie 3 GT puede llegar hasta los 55.000 euros si nos decantamos por la opción de gasolina más potente (335i) y cambio automático.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.