Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Cadillac CTS V6 3.6 AWD

Prueba: Cadillac CTS V6 3.6 AWD

La cuarta dimensión

02.09.2008

4860 mm de longitud, 1842 mm de anchura y 1463 mm de altura. Esas son las medidas de la imponente carrocería del Cadillac CTS, que gracias al acabado de su habitáculo y al sistema de cuatro ruedas motrices, hace que el confort de los pasajeros durante la marcha parezca de otra dimensión.

La segunda generación del Cadillac CTS llegó al mercado español a finales del año pasado, y lo hizo con dos grandes novedades: un sistema de tracción a las cuatro ruedas y un nuevo motor V6 de inyección directa de 311 CV. Esas dos características son también las más destacadas de la versión más cara del CTS, que incorpora además un cambio automático de seis velocidades y el equipamiento más alto de la gama, denominado Sport Luxury, que hace que el precio de este modelo sea de 52.280€.

Con paquetes opcionales

Galería: Prueba Cadillac CTS V6 3.6 AWDSin embargo, se trata de una cantidad que puede aumentar considerablemente con los paquetes opcionales disponibles, que mejoran el equipamiento de este CTS hasta un nivel difícil de superar. Es el caso del “Pack Convenience”, que por 2.180€ incorpora acceso sin llave, asientos delanteros ventilados y volante con ajuste eléctrico; y del paquete que por 3.280€ añade navegador con DVD y sistema de audio Bose 5.1 con disco duro HDD incluido.

De esta forma, y junto a otras opciones como el techo Solar Ultraview (1.790€) y los acabados interiores en madera (980€), el Cadillac CTS 3.6 V6 AWD Sport Luxury se sitúa en un precio cercano a los 60.000€. Unos diez millones de las antiguas pesetas por los que se puede obtener una berlina muy deportiva en la que el confort dentro del habitáculo tiene un nivel destacado.

Televisión incluida

En ese aspecto ayuda, en primer lugar, el espacio disponible para las dos plazas delanteras y para la banqueta trasera, que aunque está diseñada para transportar a dos ocupantes puede albergar a un tercero cómodamente. De hecho, el espacio para las piernas en esa parte del habitáculo es amplio, a pesar de que entre los respaldos de los dos asientos delanteros se encuentra una salida de aire acondicionado.

Galería: Prueba Cadillac CTS V6 3.6 AWDEste es uno de los elementos de la climatización, que destaca por el sistema bi-zona de la parte delantera, cuyos mandos están situados en los laterales de la consola central y forman un conjunto muy atractivo con las alargadas salidas de aire situadas justo encima. También tienen una estética muy acertada el reloj analógico y los botones de la radio y el navegador, que están situados debajo de una llamativa pantalla táctil.

Llamativa, porque se encuentra escondida dentro del salpicadero y se extiende hacia arriba cuando se pone en marcha el motor del Cadillac. Además, tiene disponible una función de televisión que permite ver las principales cadenas cuando se está parado, aunque no siempre capta la señal con calidad. Se trata de un toque de distinción que, junto a los acabados en madera del salpicadero y el techo solar Ultraview, transmite una importante sensación de calidad al acabado interior del CTS.

AWD: tracción total

Sin embargo, para afirmar que el confort dentro del habitáculo de un automóvil es bueno, no basta con que los materiales sean de calidad y el equipamiento sea completo. También hay que tener en cuenta como se comporta el automóvil durante la marcha en aspectos como la estabilidad o la sonoridad, que pueden dejar en un segundo plano el buen trabajo realizado en los acabados.

No es ese el caso del Cadillac, que destaca por la forma en la que trabajan sus suspensiones independientes con barra estabilizadora. De hecho, desde el interior del habitáculo se percibe una gran sensación de aplomo, gracias, entre otras cosas, a la baja posición de los asientos y a la tracción a las cuatro ruedas.

Galería: Prueba Cadillac CTS V6 3.6 AWDEste último sistema es una novedad en la segunda generación del CTS, que anteriormente solo estaba disponible con tracción trasera. Esta mecánica, reconocible por las siglas AWD, confiere una mejor manejabilidad al vehículo y se deja notar especialmente en situaciones complicadas para la conducción. Un buen ejemplo es la circulación bajo la lluvia, en la que este automóvil no realiza ningún extraño a pesar de que el agua caiga con contundencia y reduzca considerablemente la adherencia de la calzada.

Un V6 de 311 CV  

La contrapartida del sistema de tracción a las cuatro ruedas es el aumento del peso del CTS en unos 80 kilos. Sin embargo, no se trata de un problema destacable debido al propulsor 3.6 V6 de General Motors, que empuja con solvencia las casi dos toneladas del Cadillac y solo se ve afectado en un pequeño aumento del consumo con respecto a la versión de tracción trasera.

De esta forma, el CTS AWD tiene un consumo mixto de 11,2 litros cada 100 km, que aumenta casi hasta los 17 litros cuando se circula por ciudad. Y es que un motor de 311 CV no está diseñado para tener un consumo reducido, y mucho menos en un tipo de conducción en la que no puede mantener un régimen constante de revoluciones con el que demostrar todo su potencial.

Hecho para vías rápidas

Galería: Prueba Cadillac CTS V6 3.6 AWDEsta es la razón por la que las vías rápidas son el tipo de carretera más adecuado para el CTS. El motor V6 trabaja desahogadamente en los límites de velocidad permitidos y saca a relucir sus increíbles prestaciones en situaciones complicadas en las que se necesita una aceleración rápida. En estas circunstancias juega un papel fundamental el cambio automático de seis velocidades, que cuando percibe una presión del acelerador más fuerte de lo normal, permite al motor subir incluso por encima de las 5.200 rpm, donde se desarrollan los 374 Nm del par motor máximo.

La palanca de cambios de esta transmisión tiene las posiciones habituales de una caja automática, incluyendo la que permite manejar las seis relaciones manualmente empujando la palanca hacia delante o hacia atrás. Sin embargo, el CTS no cuenta con la opción de levas en el volante, que si está disponible en el BLS y que permite llevar a cabo una conducción muy divertida.

Galería: Prueba Cadillac CTS V6 3.6 AWDEn el lugar al alcance de los pulgares en el que podrían situarse estas levas se encuentran los mandos del control de velocidad de crucero, que ayuda a mejorar aún más el confort en vías rápidas. En este aspecto también contribuye la dirección asistida sensible a la velocidad, que a altas velocidades se endurece lo suficiente como para evitar las vibraciones y facilitar la manejabilidad del vehículo.

Pocos rivales

No es fácil encontrar en el mercado automóviles con características similares a las del Cadillac CTS V6 AWD. Las pocas berlinas que incorporan el sistema de tracción a las cuatro ruedas, o no alcanzan los 300 CV de potencia o tienen un precio muy superior al de vehículo americano. Es el caso del Audi A6 quattro, que con el motor 3.2 FSI tiene un precio de base de 54.160€, pero se queda “solo” en 256 CV. El siguiente propulsor es el V8 4.2 con 350 CV, aunque su precio supera ya los 70.000€.

El único modelo que se encuentra en la órbita de este CTS es el Volvo S80 Summum AWD, que tiene un motor con 316 CV de potencia. Sin embargo, se trata de un propulsor V8 y su precio es cercano a los 64.000€.

Resumen

El Cadillac CTS V6 3.6 AWD Sport Luxury es un automóvil diferente dentro del estandarizado mercado de las berlinas de gama alta. Gracias a su espectacular carrocería, a un motor de altas prestaciones, al destacado confort dentro del habitáculo y a un precio muy competitivo, se presenta como una alternativa muy a tener en cuenta para los que buscan algo distinto dentro de este competido segmento.

Galería: Prueba Cadillac CTS V6 3.6 AWD

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.