Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Citroën C4 Cactus

Prueba: Citroën C4 Cactus

Único e irrepetible

19.08.2015

Ya lleva casi un año en el mercado y ha despertado la inquietud de multitud de curiosos que no pueden categorizarlo en un grupo concreto de vehículos. Unos lo catalogan como un gran utilitario mientras que otros consideran que atiende más a la calificación de compacto de pequeño tamaño. Sea como sea (y qué más da), este coche es especial en muchos aspectos y nosotros lo hemos querido probar durante algunos kilómetros.

Como hemos dicho en la introducción, una longitud de 4,16 metros (la del C4 Cactus) se mueve entre las dimensiones habituales de un subcompacto (unos 4 metros de longitud) y un segmento C puro y duro (a partir de 4,25 metros). Con una imponente presencia en la vista frontal y numerosas protecciones en la parte trasera, sugiere mucha robustez con un diseño que se aleja de los convencionalismos clásicos de los SUV.

Por cierto, hablando de robustez, te habrás fijado que las puertas vienen decoradas con un material especial llamado “Airbumps” que pretenden evitar cualquier tipo de golpe o rozadura, esas heridas de guerra típicas de maniobras de aparcamiento o golpes típicos con alguna columna del garaje. Además de estas grandes protecciones, hay otros cuatro pequeños refuerzos en las esquinas (debajo de faros y pilotos traseros) que acaban de protegernos ante cualquier pequeño despiste.

Diferente

Galería: Prueba Citroën C4 CactusEl diseño interior también ofrece soluciones diferentes a las que estamos acostumbrados a ver. Tiradores de piel flexibles, una guantera que se abre en el sentido contrario al habitual, puntos antideslizantes en el salpicadero y una gran pantalla en la consola central son los primeros detalles que nos sorprenden. En las versiones con cambio automático, los asientos delanteros están “unidos”, de forma que se recupera la banqueta única como antiguamente. Esto ha sido posible gracias a que no hay palanca de cambios automática, sino tres botones situados en la consola central con las posiciones D, R y N. En las versiones de cambio manual los asientos van divididos y en el centro hay un pequeño hueco para dejar cosas.

En cuanto a capacidad, el maletero puede albergar un volumen de 358 litros ampliables hasta 1.170 si se abaten los respaldos traseros (que por cierto no van divididos, sino que se abate el respaldo entero de la fila posterior). Además de esto, en el coche faltan algunas cosas: por ejemplo en la fila trasera las ventanillas son de apertura tipo compás, no hay asideros en el techo y en el asiento del copiloto falta curiosamente una salida de ventilación.

Sencillo

Galería: Prueba Citroën C4 CactusA pesar de ser tan extravagante, Citroën ha decidido simplificar el habitáculo y colocar el menor número posible de botones y sustituir otras cosas como por ejemplo los clásicos relojes del velocímetro o el cuentavueltas por información digital en una pantalla tras el volante. El manejo de la música, la ventilación, aire acondicionado y navegación se realiza íntegramente a través de la pantalla central a color.

Volviendo un poco al tema del espacio, el C4 Cactus es un coche recomendable si no se va a viajar con cinco ocupantes a bordo de manera habitual. El espacio disponible en altura es mejor delante que detrás y en la parte trasera por ejemplo no hay un reposabrazos central. El conductor, por su parte, se encontrará cómodo al volante dependiendo fundamentalmente de su altura. Por ejemplo, gente con más de 1,80 metros notarán la falta de espacio ya que además no hay ajuste del volante en profundidad. Por debajo de esa estatura se puede conseguir un buen ajuste de la posición al volante y conducir con relativa comodidad.

Desde 15.950 euros

Galería: Prueba Citroën C4 CactusNuestra unidad de pruebas contaba con un motor 1.6 diesel con 99 cv de potencia y 254 newtonmetros. La suspensión tiene un tarado bastante suave que va en sintonía con el buen tacto del motor, que mueve con soltura y agilidad el C4 Cactus y que permite una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 11 segundos y una velocidad máxima teórica de 184 km/h (por más que lo intentamos en las carreteras alemanas no conseguimos superar los 175 km/h). Hay que decir que a partir de 150 km/h el ruido que entra en el habitáculo, principalmente desde el pilar A, resta bastante calidad a la conducción.

Por otro lado, el consumo en una conducción relajada es muy bueno. A pesar de que en la ficha técnica se anuncia un valor en ciclo mixto de 3,4 litros, nosotros conseguimos mantenerlo en unos discretos 4,8 litros sin demasiados esfuerzos, por lo que se podrían llegar a conseguir valores más cercanos a los 4,5 o incluso menos.

El C4 Cactus con este motor está disponible desde 18.150 euros antes de descuentos o campañas promocionales. La versión de acceso PureTech de 82 cv está disponible desde 15.950 euros.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.