Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Citroën DS3

Prueba: Citroën DS3

Madera de líder

06.08.2010

Tiene argumentos y cualidades de sobra para convertirse en una de las mejores alternativas para aquellos que busquen un vehículo urbano con un halo de exclusividad. Sin embargo, aterriza en un segmento donde algunas marcas sientan cátedra y que, como es lógico, aún le aventajan en ciertos aspectos...

Aunque el DS3 lleva poco tiempo entre nosotros, ya se ha convertido para Citroën en uno de sus vehículos más importantes. No obstante, este modelo es la base del nuevo coche de rallyes con el que los franceses correrán el próximo campeonato del mundo. Y es que, como era de esperar, el lanzamiento del DS3 ha marcado un antes y un después en la concepción general que la opinión pública tenía sobre la marca. Es raro, porque la campaña de marketing y publicidad que puso en marcha la firma francesa fue de aúpa, pero seguro que aún queda por ahí algún despistado, así que nos explicamos.

Galería: Prueba Citroën DS3Desde hace unos meses, quien vaya a un concesionario de la marca se encontrará dos tipos de modelos bien diferenciados,  los Citroën de “toda la vida”... y los Citroën DS, más exclusivos, estéticamente más atractivos  y con set up enfocado a una mayor deportividad. Este DS3 es el primero de una saga que, de momento, está confirmado que se completará con dos nuevos miembros el DS4 y el DS5. Para los que no lo sepan, de nuevo, decirles que estos modelos derivan, como su propio nombre indica, del C3, el C4 y el C5.

Una propuesta diferente

Dicho esto, centrémonos en lo que nos ocupa. El primer punto a favor del nuevo DS3 es su estética. Hemos podido comprobar que su imagen resulta atractiva por los comentarios de la gente allá por dónde pasábamos (y eso que la combinación de colores de nuestra unidad, a mi juicio, era de las menos acertadas posibles). Sin duda, el mayor impacto visual viene generado por las tiras verticales de luces diurnas tipo LED, sus formas angulosas en contraste con una trasera totalmente recta y las peculiares formas de las lunetas posteriores que generan trazos, cuantos menos, extraños.

Galería: Prueba Citroën DS3Dentro, se percibe sensación de calidad en el ajuste de las piezas y el conjunto, pero también hay algunos detalles mejorables. Esperaba muchos detalles diferenciadores y acabados claramente un escalón por encima respecto al C3, pero no ha sido así. Al margen de algunas piezas que son distintas, la atmósfera es prácticamente la misma y lo único que los más avispados apreciarán es que los asientos van más cerca del suelo, que el cuadro de instrumentos ofrece algo más de información (hay un indicador de temperatura del líquido refrigerante) y que hay asideros entre las ventanillas delanteras y traseras.

Poco espacio

El puesto de conducción es cómodo y gracias a las múltiples posibilidades de regulación tanto de asientos como del volante nos será muy fácil encontrar la posición idónea. Sin embargo, no es un coche especialmente amplio, sobre todo en las plazas traseras. La anchura a la altura de los hombros es más que correcta, pero no así la distancia de la cabeza al techo, justa se mire por donde se mire. Además, el espacio para las piernas no es nada del otro mundo, aunque siempre que los asientos delanteros no estén muy retrasados, es suficiente.

Galería: Prueba Citroën DS3Con el maletero sucede lo mismo. Tiene 285 litros de volumen, que aumentan hasta 980 si abatimos los asientos traseros (en proporción 60/40). No es registro malo en comparación con algunos de sus rivales, pero el problema es que posee unas formas un tanto irregulares que no facilitan la labor a la hora de cargar determinados objetos.

Cambio automático no, gracias

El DS3 que hemos probado equipaba el motor de gasolina 1.6 de 120 CV asociado a una transmisión automática de convertidor hidráulico de par y cuatro marchas. Entre toda la oferta mecánica disponible (gasolina: 1.6 THP de 150 CV, 1.6 VTi de 120 y 1.4 VTi de 95; diésel: 1.4 HDi de 70 CV que se acaba de incorporar recientemente, 1.6 HDi de 90 y 1.6 HDi de 110) es el único motor que puede llevar este cambio por un desembolso extra de 763 €.

Galería: Prueba Citroën DS3Yo lo tengo muy claro: en este coche, no la recomendaría en ningún caso. Obviando que hay gente que por los motivos que sea sólo quiere un coche con un cambio de este tipo (por tanto en ese sentido Citroën hace muy bien en ofrecer esta posibilidad), es a mi juicio el punto más criticable de este vehículo. En un automóvil que, se supone, posee ciertas aspiraciones deportivas y en un segmento en el que, dentro de lo que cabe, tienes que batirte el cobre rivalizando con modelos como el MINI o el futuro A1 por ejemplo, esta caja de cambios me parece un paso atrás.

Ojo, no la critico de manera global porque es muy suave de funcionamiento y me parece ideal para otros muchos modelos, pero no le veo cabida en el DS3. Además, al ser de acoplamiento hidráulico, empeora las prestaciones del coche y aumenta considerablemente el consumo. De esta forma, ensombrece la respuesta de un motor de sobra conocido, (recuerden que este bloque 1.6 es fruto de la colaboración del grupo PSA y BMW) del que se puede decir de todo y siempre muy positivo: consumo moderado, recuperaciones aceptables, muy “aprovechable” en un amplio margen del tacómetro incluso a bajas revoluciones...

Un tacto muy logrado

Galería: Prueba Citroën DS3Donde hay poco que objetar es en lo que al comportamiento dinámico del vehículo se refiere. Más bien hay que felicitar a Citroën porque han conseguido hacer un coche preciso y muy directo en sus reacciones, que transmite cierto tacto deportivo y deja “sentir” al conductor en todo momento lo que le sucede.

La dirección es firme y está muy lograda porque el automóvil se dirige rápidamente a dónde apuntamos con el volante (me ha sorprendido muy positivamente) y la suspensión contiene perfectamente los movimientos de la carrocería. Eso sí, es un tanto seca y dura por lo que la comodidad podemos decir que queda en un segundo plano.

Galería: Prueba Citroën DS3Por su parte, la agilidad es otra de las buenísimas cualidades de este coche. Por poner algún pero, y dejando de lado mis desavenencias con la caja de cambios “turística” (por describirla en una palabra), cuando se descarga peso del eje delantero se percibe cierta sensación de flotabilidad. Sea como fuere el coche es muy estable y seguro.

En general, con el DS3 da claramente la impresión de que se puede ir más rápido y afrontar con muchas más garantías giros pronunciados, fuertes apoyos, o cambios bruscos de trayectoria que con el C3, aunque quizás, con el crono en la mano, esta apreciación se quede simple y llanamente en una mera sensación a bordo.

Galería: Prueba Citroën DS3De todos modos, como decíamos, lo cierto es que este vehículo transmite y mucho, como lo pueden hacer un Alfa Romeo MiTo o un Abarth 500. Sin embargo todos, a día de hoy, están un pasito por detrás a nivel dinámico respecto al MINI. Cosa totalmente lógica porque, si atendemos a los precios, en la mayoría de los casos se puede decir que éste juega en una liga superior (para mí, su verdadero rival para comparar será el Audi A1).

Un mundo de posibilidades

Otro de los aspectos donde se nota que Citroën ha dado un enorme paso adelante y que realmente quiere darle un aire “distinto” a su gama DS, es en el apartado de las opciones y la personalización. Como si de un vehículo premium se tratara, el DS3 no está disponible con ningún nivel de acabado, sino que el usuario tiene un prácticamente un sinfín de posibilidades para configurar el coche a su gusto.

Galería: Prueba Citroën DS3Sería poco menos que absurdo intentar nombrarlas todas; para que se hagan una idea entren en el configurador de Citroën y podrán idear el DS3 de sus sueños hasta que se aburran. Desde luego, será muy difícil ver dos DS3 iguales, así que pasará bastante tiempo hasta que se convierta en uno más entre los tantos y tantos utilitarios “comunes” que vemos por nuestras carreteras.

Precio y equipamiento

Al margen de esto, en contra de lo que cabría esperar, el equipamiento no es tan escaso como en otros automóviles que permiten configurarlos “a la carta”.  En este sentido, las versiones con motorizaciones más básicas ya cuentan con 6 airbags (frontales, laterales y de techo), ESP, faros antiniebla, regulador y limitador  de velocidad, volante en cuero o un sistema de audio CD y MP3.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Citroën DS3
Acabado   (--) (VTi 120 CAS)
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   3.948 / 1.715 / 1.458
Distancia entre ejes  (mm)   2.452
Diámetro de giro (m)   N.D.
Peso (kg)   1.220
Volumen del maletero (l)   285 / 980
Neumáticos   195/55 R16
Motor    
Cilindrada (cc)   1.598
Potencia (cv)   120
Par máximo (Nm/rpm)   160 / 4.250
Tracción   Delantera
Transmisión   Automática, 4 velocidades
Consumo    
Combustible   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   9,6 / 5,3 / 6,9
Emisiones CO2 (gr/km)   158
Consumo durante test (l/100km)   7,4
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   10,9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   N.D.
Capacidad depósito (l)   50
Velocidad máxima   190
Precio (sin extras)    
Euros   18.550,62
Equipamiento extra    
 
Más datos
Menos datos
 

A su vez, los DS3 VTi 120 y HDi 90 FAP disponen también de llantas de aleación de 16”, la posibilidad de pintar el techo en un color distinto al de la carrocería o las lunas traseras tintadas, mientras que con las mecánicas más potentes se añaden además, climatizador, asientos deportivos, llantas de 17”, un alerón trasero o un dispositivo de sonido de alta fidelidad.

Galería: Prueba Citroën DS3La gama inicial de precios del DS3 oscila entre 15.350 € y 20.545 €. Aunque lo lógico es que la factura aumente considerablemente a medida que personalicemos nuestro vehículo. Nuestra unidad de pruebas arranca en 18.550,62 €, pero la factura final superaba con creces los 22.000 €. Un claro ejemplo de lo que decíamos tan sólo dos líneas más arriba y también de que la llamada exclusividad, se paga.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.