Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Dacia Sandero

Prueba: Dacia Sandero

¿Quién dijo ´low cost´?

29.11.2012

Prácticamente mantiene las dimensiones de la versión anterior, aunque aumenta ligeramente su largo (4,06 metros) y pierde apenas un centímetro de ancho (1,73 metros). Para dotarlo de una mayor estabilidad, el coche es más bajo (1,52 metros), mientras que la distancia entre ejes continúa siendo de 2,59 metros.

Galería: Prueba Dacia SanderoEn su interior, el Sandero continúa siendo un espacio habitable que prima lo funcional sobre los grandes lujos. La comodidad de sus asientos contrasta con la dureza del salpicadero, de carbono oscuro, si bien es cierto que la amplitud de éste permite que el navegador de serie, el control del aire acondicionado y los elevalunas eléctricos compartan el frontal sin apelotonarse. Además, esto posibilita que en la parte superior central del salpicadero (más alto) se encuentre uno de los múltiples espacios de almacenaje a bordo, que suponen en total 16,7 litros de capacidad (un 20% más que en la anterior versión). En el exterior, el nuevo Sandero oculta ahora el tubo de escape tras el parachoques trasero y cuenta con manillas más integradas en las puertas. Todo ello como parte de un diseño innovador que también busca mejorar la aerodinámica del vehículo para mejorar la eficiencia en el consumo (de hasta 1,5 litros por cada 100 kilómetros, según Dacia). A esto hay que sumar la sensible mejora de la acústica, gracias a un mayor aislamiento del motor.

Los 90 CV del Sandero que hemos probado, tanto en la versión gasolina como en la diésel, permiten una conducción suave que no entra en conflicto con la potencia. Con una aceleración moderada, pasa a responder a la perfección a partir de las 3.000 vueltas (2.500 en el diésel). Sólo sufre un poco en las cuestas más pronunciadas. Además, su mencionado perfil más bajo lo adhiere a la carretera, excepto con rachas fuertes de viento, con las que el vehículo se va ligeramente. Por suerte, cuenta con los sistemas ESP y ASR en todas las versiones, lo que convierten al Sandero en un coche francamente estable. También dispone de ESC y ABS de serie.

Galería: Prueba Dacia SanderoPero, sin duda, lo más atractivo es el precio. Desde 7.200 euros, el nuevo Sandero sigue desmarcándose del resto a través del bolsillo. Más aún si a la cifra se le restan los 2.000 euros del Plan PIVE y otros 500 por financiar un mínimo de 4.000 euros a través de la entidad de la marca. El precio final, de 4.700 euros, sitúa al Sandero en una posición única en el mercado. Y con un equipamiento que cumple con el objetivo de la funcionalidad, como el control de crucero (regulador y limitador de velocidad), el citado navegador TomTom o un modo ECO que permite ahorrar hasta un 10% a velocidad constante.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.