Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Ford Fiesta

Prueba: Ford Fiesta

Más tecnológico

05.12.2012

Ford pone a la venta el restyling de la cuarta generación de su conocido urbano. Con pequeños retoques estéticos centrados en el frontal, lo más novedoso es la introducción de nuevos motores gasolina EcoBoost y, sobre todo, de tecnología como el sistemas de control parental MyKey -de serie en toda la gama-, el asistente por voz SYNC o el sistema anticolisión Active City Stop. Lo condujimos en Roma.

Hace 36 años que se puso a la venta el primer Fiesta, y desde entonces, este modelo ha sido una pieza clave en la estrategia de ventas de Ford: tanto es así que ya se han comercializado más de 15 millones de unidades en todo el mundo y que el Fiesta es, hoy día, el segundo coche más vendido en Europa y el líder de ventas en su segmento. Ford no quiere perder peso en el mercado y, para hacer frente a los últimos competidores como el nuevo Renault Clio, el Peugeot 208 o el Toyota Yaris, comercializará a partir de diciembre la puesta al día de su urbano.

Ligero lavado de cara

Galería: Prueba Ford Fiesta El frontal es la zona del nuevo Fiesta que más cambios recibe. En concreto, el nuevo modelo incorpora una nueva calandra central, de mayor tamaño y con cinco lamas cromadas –es la misma que la del Ford Focus eléctrico-; un nuevo paragolpes con faros antiniebla rediseñados y nuevos faros, más estilizados€ y que equipan luces LED de día desde el acabado Titanium. También varía el capó, ahora más musculoso gracias a la inclusión de una nervadura central. El resto de cambios exteriores incluyen los retrovisores, ahora de nuevo diseño, y en la zona posterior, ligeras variaciones en el diseño de las luces y del spoiler.

En cuanto a los cambios interiores, son incluso menos perceptibles. Los más acusados se dan en los paneles de las puertas, que ahora son más ergonómicos –se ha variado la ubicación de los elevalunas, del control de los retrovisores€- y cuentan con bolsas laterales de mayor tamaño. Además, todos los nuevos Fiesta cuentan con una iluminación interior en azul hielo. Por lo demás, y dejando a un lado la inclusión de cromados en torno a la palanca de cambios, si el coche incluye navegador, contará con una nueva pantalla de 5" integrada en la consola superior.

Dos nuevos motores

Galería: Prueba Ford Fiesta El Fiesta se comercializará en España hasta con siete propulsores. En gasolina, estará disponible con el actual 1.25, con potencias de 60 y 82 CV, y con el nuevo bloque tricilíndrico 1.0 turbo –ya visto en el Focus, C-Max o B-Max- en versiones de 100 y 125 CV; este último propulsor sustituye a los actuales motores atmosféricos 1.4 de 96 CV y 1.6 de 120 CV. Mientras, en diesel, el Fiesta recibe un nuevo 1.5 TDCi de 75 CV –que sustituye al actual 1.4 TDCi de 70 CV- y mantiene a la venta el bloque 1.6 TDCi de 95 CV. Todos los motores equipan una caja de cambios de cinco velocidades -aunque, a partir de agosto de 2013, el motor de 100 CV dispondrá en opción de una caja automática de doble embrague y seis velocidades- y han recibido leves mejoras para resultar más eficientes y no sobrepasar los 120 gramos de C02/km, por lo que ninguna versión del Fiesta pagará el impuesto de matriculación.

Probamos el 1.0 Ecoboost de 125 CV

Galería: Prueba Ford Fiesta Tuvimos la oportunidad de ponernos al volante de la versión más deportiva hasta el momento –para finales de 2013 se espera la llegada del Fiesta ST, con 197 CV- del nuevo modelo. Lo primero que cabe destacar de este nuevo propulsor de tres cilindros es su suavidad de respuesta –únicamente se pueden notar algunas vibraciones al iniciar la marcha- y su entrega constante de potencia ya desde muy bajo régimen –desde 1.400 rpm-. De hecho, los más puristas echarán de menos una respuesta más notoria del turbo, cuestión que se perdona rápidamente debido a que ofrece un régimen de uso muy amplio, una capacidad de aceleración notoria en cualquier marcha y, asimismo, un sonido muy deportivo –pese a que desde Ford indican que no han trabajado este aspecto en el Fiesta-. ¿El pero? Es posible acercarse a los consumos homologados por Ford pero únicamente€ si somos muy cuidadosos con el uso del acelerador, ya que este Fiesta resulta muy sensible al gas y, por sonido y respuesta, invita siempre a conducir a buen ritmo. De hecho, en una conducción mixta por ciudad y autopista, el gasto medio se situó en unos 6,5 litros.

Un Fiesta mucho más tecnológico

Galería: Prueba Ford Fiesta Toda la gama Fiesta incorporará de serie el sistema de control parental MyKey, que funciona en EE.UU. desde hace años pero que debuta en Europa en este vehículo. Con el objetivo de que los jóvenes conductores no puedan desmadrarse con el coche, se trata de una segunda llave –programable desde el propio vehículo- que, cuando se utilice en el Fiesta, limitará ciertas funciones o prestaciones del mismo. Por ejemplo, cuando se utilice esta llave, el ESP siempre permanecerá conectado –también lo hará el sistema Active City Stop si el coche lo incorpora-, el volumen de la radio quedará limitado al 45% del total y, si ni el conductor ni el pasajero se han puesto los cinturones de seguridad, además de sonar las alertas de seguridad, el equipo de música tampoco funcionará. Adicionalmente, se podrán programar la velocidad máxima del vehículo –a 140 o a 160 km/h- y que el testigo de alerta por falta de combustible salte antes.

Otra de la tecnología que es novedad en este Fiesta es el sistema de control por voz SYNC –opcional, desde 200 euros-. Ya conocido, por ej., en el B-MAX y en EE.UU. –donde ya está presente en más de 2,5 millones de vehículos-, se trata de un sistema desarrollado junto a Microsoft, que permite conectar, mediante Bluetooth –también podrá conectarse por cable-, el móvil al vehículo. Así, el coche transferirá automáticamente los contactos del teléfono para permitirnos llamar mediante órdenes por voz y, incluso, será capaz de leernos los SMS que recibamos. Otra de las funciones del SYNC es que nos permitirá escuchar la música almacenada en el dispositivo con sólo nombrar el artista o el tema concreto. Pero, sin duda, la función más interesante del SYNC es el Ford Emergency Assistance, un sistema de ayuda en tiempo real que se iniciará automáticamente si salta un airbag o se se desconecta la bomba del combustible –lo que ocurre en caso de fuertes impactos laterales o por alcance-: en esos casos el sistema llamará automáticamente y usando tu propio móvil –es necesario que lo tengas conectado por Bluetooth- al 112 y, por si no puedes contestar, enviará un SMS con tu localización y un mensaje de alerta al centro de emergencias. Este sistema utiliza para ello módulo GPS interno integrado en el SYNC –no es necesario que el coche lleve navegador- y también puede iniciarse en cualquier momento con sólo dar una orden vocal€ y, asimismo, detenerse cuando el conductor lo considere oportuno.

Un último equipamiento de seguridad que podrá incorporar el nuevo Fiesta –es opcional, cuesta desde 300 euros- es el Active City Stop. Muy recomendable, se trata de un sistema de frenado automático a baja velocidad que, si detecta un coche parado delante de nosotros –ojo, no funciona con peatones ni con motos- y circulamos a menos de 30 km/h, detendrá el vehículo –si el asfalto ofrece poca adherencia, Ford indica que el coche frenará casi por completo, pero no aseguran que se detenga-. El sistema también funciona por encima de los 30 km/h, pero desde Ford, en ese caso, no aseguran que el coche pueda detenerse por completo. Este sistema funciona gracias a una cámara frontal que reconoce la superficie total de coches y camiones, así como detecta la presencia de elementos reflectantes como matrículas o pilotos traseros.

Tres acabados... por ahora

Galería: Prueba Ford Fiesta La gama mecánica del Fiesta se conjuga con tres niveles distintos de acabado. El Trend es el más básico, pese a lo cual ya incluye, de serie, el sistema My Key anteriormente citado, ESP, ABS, siete airbags, asiento del conductor regulable en altura, cierre centralizado, pomo de la palanca de cambios en cuero o retrovisores eléctricos. Por encima queda el Titanium –que cuesta 1.750 € más-, y que añade llantas de aleación de 15", arranque por botón, faros antiniebla, volante y palanca del freno de mano forrados en cuero, aire acondicionado, ordenador de a bordo, consola central con reposabrazos, iluminación ambiental led, guantera iluminada y faros halógenos y luces de conducción diurna tipo LED. Por último, el acabado más deportivo es el Sport –que cuesta otros 1.750 € adicionales respecto al Trend- y que añade sobre este llantas de 16", kit deportivo –paragolpes delantero y trasero específicos y faldones delanteros-, spoiler trasero, suspensión deportiva, asientos delanteros deportivos –el del conductor con regulación lumbar- y pedales de aleación deportivos. Además, existirá un último acabado superior, denominado Titanium X, pero que no estará disponible en España hasta el mes de marzo.

La buena noticia es que, durante los tres próximos meses –hasta abril- y como promoción de lanzamiento, Ford regalará junto al acabado Trend el paquete de equipamiento Techno, valorado en 1.000 € y que incluye radio CD Mp3 con conexión USB y aire acondicionado; y junto a los Titanium y Sport, el paquete Sony Clima SYNC, cuyo precio alcanza los 800 € y que añade el sistema SYNC con asistente de emergencia, el climatizador y un equipo de audio Sony Mp3 con mandos en el volante, conexión USB y pantalla central a color de 4,2".

Estos son los precios del nuevo Fiesta –a los que podrás aplicar los 2.000 € de rebaja del Plan PIVE-:

En gasolina:

Ford Fiesta 1.25 Duratec 60 CV Trend 3 puertas – 13.350 euros
Ford Fiesta 1.25 Duratec 60 CV Trend 5 puertas – 14.100 euros
Ford Fiesta 1.25 Duratec 82 CV Trend 3 puertas – 13.900 euros
Ford Fiesta 1.25 Duratec 82 CV Trend 5 puertas – 14.650 euros
Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 100 CV Trend 3 puertas – 14.500 euros
Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 100 CV Trend 5 puertas – 15.250 euros
Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 100 CV Titanium 5 puertas17.000 euros
Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 125 CV Sport 3 puertas – 16.950 euros
Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 125 CV Titanium 5 puertas –17.700 euros

En diésel:

Ford Fiesta 1.5 TDCi 75 CV Trend 3 puertas – 15.300 euros
Ford Fiesta 1.5 TDCi 75 CV Trend 5 puertas – 16.050 euros
Ford Fiesta 1.6 TDCi 95 CV Trend 3 puertas – 15.800 euros
Ford Fiesta 1.6 TDCi 95 CV Sport 3 puertas – 17.550 euros
Ford Fiesta 1.6 TDCi 95 CV Trend 5 puertas – 16.550 euros
Ford Fiesta 1.5 TDCi 75 CV Titanium 5 puertas – 17.800 euros
Ford Fiesta 1.6 TDCi 95 CV Titanium 5 puertas – 18.300 euros

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.