Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Ford Fiesta 1.0

Prueba: Ford Fiesta 1.0

¿Interesa con cambio automático?

09.01.2014

La marca del óvalo introduce en su gama Fiesta una versión con cambio automático para su motor 1.0 EcoBoost de gasolina con 100 CV. Lo probamos.

Pese a sufrir un ligero restyling estético hace unos meses, el Fiesta sigue manteniendo muchas de las virtudes que le han convertido en uno de los urbanos más recomendables del momento: está bien acabado, tiene un buen comportamiento y su espacio en las plazas traseras y un maletero de 290 litros le sitúan en la media del segmento en lo que a habitabilidad se refiere.

Pocos puntos débiles

Galería: Prueba Ford Fiesta 1.0Sus debilidades son más bien pocas. Entre ellas, podemos citar que su climatizador de una zona o la sencillez de su instrumentación le hacen ser menos ´aparente´ que rivales como el VW Polo o el Peugeot 208, y también es cierto que se echaba en falta en su gama la posibilidad de incorporar una caja de cambios automática.

Pues bien, precisamente este último aspecto se ha solucionado con la llegada de un cambio automático secuencial Powershift de seis velocidades para la versión de 100 CV de su motor tricilíndrico 1.0 EcoBoost, equipado con turbo e inyección directa de gasolina.

Este cambio tiene un sobreprecio de 1.500 euros respecto a las versiones de caja manual. Además, y a diferencia de lo que ocurre con algunos de sus rivales, la variante automática tiene un consumo medio oficial de 4,9 l/100 km, cuando el 1.0 con cambio manual gasta una media de 4,5 l/100 km.

¿Compensa pagar por el Powershift?

Galería: Prueba Ford Fiesta 1.0Por tanto, desde un punto de vista económico, el cambio Powershift no es recomendable. ¿Lo es por funcionamiento? Pues si lo utilizamos de forma totalmente automática, este cambio destaca por actuar con suficiente rapidez y por ser bastante suave, si bien en ocasiones puede resultar un poco brusco, como cuando nos desplazamos a muy baja velocidad en un atasco o para aparcar. En el resto de las situaciones, su comportamiento es bastante bueno.

En caso de utilizar el cambio de forma manual, la cosa empeora ligeramente por una sencilla razón: no hay levas y no se puede cambiar moviendo la palanca, sino que se debe emplear un pequeño botón situado en el lado izquierdo del pomo del cambio. Cuesta un poco acostumbrarse a él y se pierde un poco de tiempo buscando con el dedo pulgar su ubicación cada vez que queremos cambiar de marcha pero, por lo demás, su funcionamiento es bastante satisfactorio, tanto en manual como en posición automática.

Con todo, el cambio Powershift parece una buena alternativa para quien busque un Fiesta automático sin muchas más pretensiones. De lo contrario, la versión manual es más que recomendable... y tampoco debemos olvidar que por 800 euros menos tenemos un Fiesta con el mismo acabado pero con el motor 1.0 de 125 CV -que es el que menos consume de los tres: 4,5 l/100 km-.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.