Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Ford Fiesta 5p 1.6 TDCi

Prueba: Ford Fiesta 5p 1.6 TDCi

Cambio generacional

08.01.2009

El utilitario de Ford vuelve a situarse entre los más atractivos de su segmento gracias a un moderno diseño que cambia por completo con respecto a la generación anterior. Cuenta con una amplia oferta de propulsores entre la que destaca el 1.6 TDCi de 90 CV, que con el acabado Titanium tiene un precio de 16.380€…

El nuevo Ford Fiesta tiene muy poco que ver con el automóvil que se vendía con el mismo nombre hace unos meses. La firma americana ha conseguido cambiar la imagen de un modelo que había perdido gran parte de su atractivo mediante un diseño que no deja indiferente a nadie. Principalmente a las mujeres más jóvenes, el gran objetivo de la marca del óvalo.

Una trasera inconfudible

La parte trasera de la carrocería es el rincón más característico del nuevo exterior del Fiesta. La elevada posición de los pilotos, la forma del portón trasero y el pequeño alerón con luz de freno incluida, crean un conjunto muy atractivo con las características líneas del ‘Kinetic Design’ de Ford. Algo parecido ocurre en la delantera, que tiene un aspecto muy deportivo gracias a los alargados faros y a la parrilla partida.

Galería: Prueba Ford Fiesta 5p 1.6 TDCiEn los laterales llaman la atención los intermitentes incluidos en los retrovisores y las llantas de 16 pulgadas y 15 radios, que están disponibles como opción por 130 euros. Además tiene una marcada cintura que se deja notar especialmente en la versión de tres puertas, que es 500€ más barata que la de cinco en todas las configuraciones del nuevo Fiesta. Se trata de una diferencia de precio que hace más atractivo al tres puertas, sobre todo teniendo en cuenta que la parte trasera no es lo suficientemente amplia como para ser utilizada por un adulto habitualmente.

Buen puesto de conducción

Es más espaciosa la parte delantera del habitáculo, en la que destaca una consola central muy atractiva inspirada en el diseño de los teléfonos móviles Nokia. Tiene un funcionamiento muy sencillo e intuitivo que se refleja en una pequeña pantalla de tonos anaranjados. Un color muy parecido tiene el LED que ilumina la parte baja de la consola central desde el retrovisor interior. Se trata de una función poco habitual que da un aire algo “tuning” al interior, pero que facilita el manejo de objetos en el habitáculo sin tener que encender la luz.

eVote

 

El puesto de conducción ha mejorado mucho con respecto a la generación anterior. El asiento del conductor recoge muy bien lateralmente y el volante es regulable tanto en altura como en profundidad. Además, hay bastante espacio para dejar descansar el pie izquierdo junto a los pedales y el panel de instrumentos está formado por dos esferas de fácil lectura entre las que se encuentra la información del ordenador de a bordo. La palanca de cambios tiene una posición bastante elevada que le permite ser manejada con comodidad. Además, cuenta con un funcionamiento muy preciso que facilita los constantes cambios de marcha, especialmente cuando se lleva a cabo una conducción deportiva. Y es que el nuevo Fiesta presenta una configuración de las suspensiones más bien dura, que combinada con un chasis muy rígido transmite una sensación de seguridad que invita a conducir sacando el máximo partido a su propulsor.

eVote

 

90 CV y 204 Nm

Galería: Prueba Ford Fiesta 5p 1.6 TDCiDe entre todos los motores con los que está disponible el Fiesta, el 1.6 TDCi parece la opción más interesante para empujar con solvencia los algo más de 1.100 kilos de peso de este Ford. Es cierto que Ford ofrece dos propulsores gasolina de más potencia (1.4 de 96 CV y 1.6 de 120 CV), pero se trata de dos mecánicas que no reflejan esas cifras al pisar el acelerador. También hay que tener en cuenta que el motor diésel llega a los 204 Nm de par motor mientras que el gasolina más potente no pasa de los 152 Nm.

Por otra parte, la insonorización del habitáculo es buena y el consumo de combustible es controlado. Según Ford, se sitúa en los 4,2 litros de media, con 5,2 en ciudad y 3,6 en carretera, aunque durante la prueba el ordenador de a bordo marcó 6,4 litros. No es una cifra muy destacada, pero si competitiva teniendo en cuenta que se trata de un propulsor de 90 CV. En lo que se refiere a emisiones el 1.6 TDCi se sitúa en los 110 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, un dato que le evade del impuesto de matriculación.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Ford Fiesta 1.6 TDCi
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   3950 / 1722 / 1481
Distancia entre ejes  (mm)   2489
Diámetro de giro (m)   10,2
Peso (kg)   1119
Volumen del maletero (l)   295
Neumáticos   195/50 R15
Motor    
Cilindrada (cc)   1560
Potencia (cv)   90
Par máximo (Nm/rpm)   204 / 1750
Consumo    
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   5,2 / 3,6 / 4,2
Emisiones CO2 (gr/km)   110
Consumo durante test (l/100km)   6,4
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   11,9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª    
Capacidad depósito (l)   45
Velocidad máxima   175
Precio (sin extras)    
Euros   16.380
 
Más datos
Menos datos
 

Equipamiento Titanium

Galería: Prueba Ford Fiesta 5p 1.6 TDCiSi en lo que se refiere a mecánica el motor turbodiésel de 90 CV parece la opción más indicada, en equipamiento está claro que el acabado más completo es el Titanium. Se trata del nivel más alto y cuenta con aire acondicionado, ordenador de a bordo, varios acabados cromados y volante de tres radios en piel. Estas son las principales características que se añaden a las que ya se encuentran disponibles en el acabado Trend, que en un principio da la impresión de que es el más razonable teniendo en cuenta su precio.

Y es que el Fiesta 1.6 TDCi Trend tiene un precio 1.600€ más barato que el Titanium, aunque también es verdad que le faltan elementos como el aire acondicionado o la radio CD con Mp3. Con estas opciones el precio se iguala bastante, por lo que el acabado más alto de la gama deja de parecer tan caro.

Galería: Prueba Ford Fiesta 5p 1.6 TDCiA pesar de todo, en el acabado Titanium se echan en falta el Bluetooth y la conexión USB, que están disponibles en un paquete por 435€, y el sistema de control de la estabilidad, que cuesta 450€. También llama la atención que solo se encuentran tres colores sin coste adicional (azul báltico, rojo Vulcano y blanco), mientras que los metalizados tienen un precio de 210€ y el magenta con el que el nuevo Fiesta aparece en su llamativo spot de televisión 440€.

El precio no es su mejor arma

Queda claro que el precio no es uno de los principales atractivos de este Ford, que es más caro que un Renault Clio, un Peugeot 207 o un Mazda 2 de similares características. Sí tiene un precio similar al del nuevo Seat Ibiza, aunque el modelo español tiene un equipamiento muy completo que incluye el sistema de control de la estabilidad.

Por lo tanto, el nuevo Fiesta tiene como principales alicientes un bonito diseño, tanto interior como exterior, y un buen comportamiento dinámico. Se trata de una combinación muy atractiva que seguramente contrarrestará el efecto de un precio menos competitivo.

Galería: Prueba Ford Fiesta 5p 1.6 TDCi

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Garantía Sellada

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.