Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Prueba: Ford Focus S

Prueba: Ford Focus S

Exitoso talento coupé

05.07.2007

Sin ser lo más asequible del sector de los compactos, este americanito de 3 puertas con motor de 136 cv es resultón como el que más. Sirve para darle carretera y manta porque es silencioso, ahorrador y estable. También para hacer diabluras con los neumáticos “sport” y estirar así sus prestaciones deportivas. Podemos tener uno con equipamiento básico –bastante completo de por sí- por menos de 20.000 euros. Divertido y juvenil aunque uno de los más maduros de su sector.

La gama de 3 puertas del Focus puede adquirirse en cuatro acabados diferentes. Por orden de menos a más, son el Trend, XR, S, y ST. Éste último – el Titanium – constituye el techo de gama y está disponible a partir de los 23.500 euros. Justo por debajo se sitúa éste, que, con menos motor y un caballaje mucho más moderado, puede llegar a dar de sí como un verdadero atleta.

Estéticamente el S puede distinguirse del resto de su cuadrilla por la parrilla frontal con diseño exclusivo.  Además, tiene otros elementos como el alargado spoiler trasero que comparte con el ST. La motorización 2 litros turbodiésel con 136 cv (denominada Duratorq) es la misma que montan otras carrocerías Sport del Focus, como la del Sportbreak.

Seriedad “sport”, una combinación posible

Prueba Ford Focus SEs el motor de gasoil más potente que puede llevar un Focus y en su mecánica cuenta con 16 válvulas e inyección directa de alta presión. Sólo el motor del ST es más potente y no cabe comparación entre uno y otro por ser de diferente naturaleza.  Sus mejores características son un magnífico funcionamiento a bajas revoluciones y un comportamiento dinámico a la vez que ahorrador. No le cuesta apenas mover los casi 1400 kilos que pesa este coupé y, por ser sinceros, da la impresión de tener más potencia de la real.  

Las suspensiones en este modelo se han endurecido y rebajado con toda la intención de conseguir reacciones deportivas. Esto se ha conseguido, aunque a medias. Por lo general, el comportamiento responde muy bien para aquellos que quieran una conducción ágil. Sin embargo, los más agresivos notarán que le faltan sensaciones al volante y que sus cabeceos siguen siendo algo largos.

En parte, esta carencia puede corregirse si escogemos las ruedas opcionales. Nuestra unidad de prueba llevaba el neumático más deportivo posible para este coche y su comportamiento es llamativo por el perfil tan bajo que tienen. Es el mismo tamaño que lleva el ST (225/40 R17) y lo mejor, probado aquí, es el extra de agarre que puede darle al coche en pasos fuertes por curva. A pesar de ser una rueda ancha, el consumo no aumenta excesivamente y el ruido de la rodadura sigue siendo agradable. La medida del consumo  combinado está en 5,7 litros, según Ford.  Nosotros hemos superado los 7 en un recorrido por carretera sin haberlo sometido al máximo esfuerzo.

Lo mejor al volante es, en nuestra opinión, la caja manual de 6 velocidades Durashift (sólo la incorporan las versiones S y ST). Es muy precisa, de recorridos cortos y suaves y está en una posición inmejorable para el confort del conductor. Ford comercializará en un futuro pedales con ajuste eléctrico que estarán disponibles para toda la gama, salvo para el ST.

Espacio trasero reducido, aunque suficiente

Prueba Ford Focus SSiempre que hablamos de coches de concepción coupé tenemos que tener presente la preferencia que en ellos se hace sobre el puesto del conductor. Por espacio y sensación, el Focus garantiza una conducción placentera debido a los asientos deportivos. No son los Recaro del ST, pero sí pueden presumir de una perfecta sujeción lateral, aunque son demasiado altos para un conductor de altura media. Los más comodones podrán hacerse con los asientos de ajuste eléctricos y con calefacción por 1850 euros más. No recomendamos la opción de elegirlos en cuero porque es cara, y éstos tienen muy buen tacto.

El acceso a la parte trasera del habitáculo está limitado por el asiento del conductor, que ha de perder obligatoriamente la posición inicial en la que se encontraba. Una vez pasado el trámite obligado de todos los tres puertas, las plazas traseras cuentan con espacio suficiente para albergar a dos personas. La banqueta tiene profundidad suficiente como para ahorrar esos centímetros imprescindibles que evitarán el sufrimiento a nuestras rodillas.

El Sport no pierde volumen de carga en el maletero porque la rueda de repuesto es de emergencia. Llega a los 385 litros, igual que su versión 5 puertas, y destaca porque para la longitud que tiene no hay otro con esa capacidad. De espacios portaobjetos no va muy sobrado, aunque sí es bueno el detalle de la guantera climatizada.

Conclusión: El S es una inversión segura y bien equipada, aunque con extras algo caros

Prueba Ford Focus SAparte de las suspensiones y asientos deportivos, el Focus S añade de serie el control de estabilidad (IVD), control de tracción y distribución electrónica de la frenada. También mandos integrados en el volante, ajuste de la dirección electrohidraulica y volante acabado en cuero.

En cuanto a los paquetes, el único de serie en el S es el de visibilidad. Éste incluye retrovisor interior antideslumbramiento y automatismos de luz y lluvia.  El navegador supone 2.500 euros extra y otro tanto el sistema de climatización bizona. Se pueden escoger opciones que sí pueden merecer la pena, como el asiento de regulación eléctrica del conductor (sin memorias), disponible por 350 euros.

Resumiendo, la S del Sport le valdría también como S de segura -la elección, digo-. No es un coche barato pero por todo lo dicho aquí arriba puede suceder que hacerse con uno sea una decisión acertada. Su motor se comporta de manera obediente ante cualquier demanda y en general está bien acabado.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.