Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Ford Mustang GT

Prueba: Ford Mustang GT

Mucho por muy poco

11.04.2016

Es uno de esos coches con los que se sueña desde la infancia. En mayor o menor medida, estamos ante una auténtica leyenda del automóvil. El Ford Mustang es, además de pasional, una compra inteligente si dividimos su precio entre el número de caballos de potencia que ofrece. El mítico modelo americano ahora se produce de manera independiente para Europa y está disponible en los concesionarios desde hace algunos meses. Es sin duda una oportunidad única de galopar sobre una cantidad ingente de caballos a un precio más que razonable.

Clásicos o modernos, europeos o americanos, da igual. Si te gustan un poco los coches, no hace falta que te presentemos al Ford Mustang GT, un modelo deslumbrado por los flashes de la fama y que se ha convertido desde hace varios meses un auténtico fenómeno en el panorama automovilístico. Una fama bien merecida por sus cualidades técnicas y también por su diseño y por el apabullante sonido de su motor V8.

Galería: Prueba Ford Mustang GT

Es un auténtico espectáculo de coche ya que, incluso en parado, provoca cierta inquietud en quien lo contempla. El envoltorio es sencillo pero también está cuidado al detalle. Un frontal de corte recto y afilado, unas proporciones atléticas con un capó inmenso y una zaga elegante sirven un cocktail explosivo agitado por un motor de cinco litros y ocho cilindros que puede poner los pelos de punta a cualquiera.

Sin embargo, no hay radicalidad en este coche si no se busca. El jinete de este caballo de carreras no se encontrará con una dura y vieja montura, sino más bien con un cómodo sofá (calefactado, ventilado y tapizado en cuero) en el que echarse hacia atrás y tomarse tranquilamente el café de la mañana rodeado de un ambiente de lo más americano. Una vez desayunados, ya podemos pasar a darle emoción al cuerpo.

Espíritu deportivo

El espíritu deportivo que emana el Ford Mustang se huele desde antes incluso de arrancar el motor. Sus 421 cv de potencia y sus 530 Nm de par prometen un comportamiento bastante bestia y damos fe que su patada desde parado tiene pocas comparaciones posibles dentro del mercado. La entrega de la potencia es totalmente lineal a lo largo del régimen de revoluciones (la potencia máxima la entrega a 6.500 vueltas) y el acompañamiento que hace el sonido de su motor pone una banda sonora de lujo comparable a la de cualquier videojuego.

Galería: Prueba Ford Mustang GT

El paso de 0 a 160 km/h se produce a con una rapidez fastuosa y pone de manifiesto su origen americano, donde se valora más las sensaciones de la aceleración en recta que la finura en el paso por curva. A pesar de la contundencia en la aceleración (0 a 100 en 4,8 segundos), la sensación no es en ningún caso la de llevar un caballo desbocado, tanto por la información que lleva la dirección como por el fantástico tacto y respuesta de los frenos.

12,5 litros de consumo

El punto débil del Mustang sigue siendo su consumo, debemos asumirlo. En parte porque no hay una clara intención de conseguir un bajo consumo, y segundo, porque muchas de las medidas que encontramos en un coche moderno, como el sistema start/stop, aquí no existen. Con un depósito de combustible de 60 litros apenas llegaremos a los 500 kilómetros de recorrido, y esto siendo bastante optimistas. Aun así, nosotros hemos conseguido registros de consumo de un litro menos que lo anunciado por Ford en ficha técnica, es decir, 12,5 litros por cada cien kilómetros.

Galería: Prueba Ford Mustang GT

Como es lógico, los primeros días con el Mustang pueden llevar a engaño, ya que es ahí donde querremos verlo en acción desplegando todo su arsenal. Ver cifras cercanas a los 20 litros no es de extrañar en estos primeros momentos, aunque por suerte todo vuelve a la calma al superar esta fase de adaptación. En carretera es posible bajar de los diez litros de consumo mixto siempre y cuando las condiciones de la carretera sean favorables y no circulemos a plena carga de ocupantes y equipaje.

La habitabilidad no es por cierto un punto fuerte del Ford Mustang. Aquellos que busquen un coche fácil de cargar, con un paso cómodo a las plazas traseras y una capacidad grande de maletero deberían buscar otro coche. El maletero tiene 408 litros de volumen de carga, pero el problema viene más bien por la forma del mismo, que no es muy aprovechable.

Muchos caballos, poco dinero

El precio de partida del Ford Mustang es de 39.500 euros y corresponde a la versión 2.3 Ecoboost de 317 cv. Para el motor de cinco litros V8 el precio inicial es de 46.500 euros y de 3.000 más cuando lleva el cambio automático. En este caso, hay una diferencia de consumo de 1,5 litros a favor del automático frente al manual, por lo que interesa decantarse por esta opción ya no solo por comodidad.

  • Datos técnicos

Coupé, 4 plazas y 2 puertas; Longitud: 4.78 metros Ancho: 1.92 metros (con espejos: 2.08 metros), Altura: 1.38 m, batalla: 2.72 metros, volumen de maletero: 408 litros

5.0-litros V8 gasolina, cambio manual de seis marchas, tracción trasera, 310 kW / 421 cv, par máximo: 530 Nm at 4,250 rpm, 0-100 km / h: 4.8 segundos, Vmax: 250 km / h, consumo: 13.5 litros / 100 km, Euro 6, Categoría de eficiencia: G, Consumo medio durante el test: 16.1 litros

Precio desde € 46,500

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.