Imprimir artículo   Twitter
[Global Handler onURLNotFound] Line 15: Error: LoadById: Wrong type. Please specify numeric argument.
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cv

Prueba: Kia Venga 1.4 CRDi 90 cv

Espacio y ahorro

23.04.2010

Hay que reconocer, antes de empezar a desmenuzar este nuevo monovolumen urbano, que el salto de calidad demostrado por KIA es para quitarse el sombrero. Primero, porque lo han hecho en poco tiempo, y segundo, porque han sometido a casi toda la gama a una renovación que probablemente nos borre rápidamente el recuerdo de aquellos coches clasificados de inmediato como “de los baratos”. Ahora esos prejuicios son agua pasada. El nuevo Venga es, junto con el Sorento, el último en llegar a los concesionarios de Kia. Entre algunas cosas positivas, ofrece un espacio interior realmente generoso, buen equipamiento de serie y materiales más que aceptables. Esta versión de 90 cv puede consumir muy poco, aunque está a un mundo del motor de 128 cv…

El Venga es de esos coches que antes de subir a él provocan dudas acerca de su clasificación. ¿Es un monovolumen o un compacto?¿Un modelo urbano o un coche confortable para largos viajes?¿Habrá maletero suficiente bajo ese diseño tan redondeado?¿Es realmente más cómodo para sus ocupantes?. Después de toda una semana subidos a él, me atrevería a decir que es un monovolumen con las mismas cualidades dinámicas de un compacto, válido para recorridos de media distancia y con una habitabilidad sobresaliente. Vamos por partes…

Más cómodo imposible

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvAcceder a un habitáculo como éste facilita mucho las cosas y, sinceramente, se nota sobre todo en el día a día. La banqueta de los asientos, al quedar más o menos a la altura de la cintura, favorece tanto un acceso cómodo y rápido como las labores de colocación, por ejemplo, de una silla infantil en la banqueta trasera (ya que no habrá golpes en la cabeza ni dolores de espalda). De todas formas, si de momento no hay niños que colocar detrás, el Venga también ofrece una buena amplitud una vez subidos en él. Personas de hasta 2 metros de altura entrarán sin problemas tanto en la parte delantera como en la trasera porque el techo queda lejos para la mayoría de los mortales. La única pega tras varios días es que los asientos, aunque son muy cómodos por el mullido y por la regulación que ofrecen, son demasiado planos y dejan casi toda la responsabilidad de la sujeción en manos del cinturón de seguridad. Habrá que tomar las curvas con cierta calma.

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvComo ya nos imaginábamos viendo el exterior, la postura de conducción es más parecida a la de un monovolumen que a la de un turismo. Entiéndase esto como una virtud, primero porque la visibilidad es excelente (el salpicadero queda por debajo de la línea de nuestros ojos y vemos perfectamente dónde acaba el capó) y segundo porque los pedales han de utilizarse con las piernas dobladas casi en 90 grados (se pisa, no se empuja). Deportividad cero, pero comodidad absoluta. No hay que pasar sin recordar que la regulación del volante es también aceptable, dispone de ajuste en altura y también en profundidad, algo frecuentemente olvidado en coches urbanos.

Bien terminado

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvAunque el material predominante es el plástico, la terminación en general del Venga es muy buena, y el salto de calidad de KIA es totalmente alabable. No hemos encontrado malos ajustes, piezas mal ancladas o plásticos con bordes cortantes. Nuestra unidad, que cuesta 15.950 euros con el descuento actual incluido, viene asociada a un nivel de equipamiento “Drive” bastante sencillo que incluye programador de velocidad, faros antiniebla, climatizador (que no es bizona), pack EcoDynamics y bluetooth, entre otras cosas. Por ese dinero, todo hay que decirlo, se podrían ofrecer al menos unas llantas de 16”, automatismos de luz y lluvia o una rueda de repuesto igual que las cuatro que van montadas.

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvDurante el tiempo que hemos podido conducirlo hemos echado principalmente de menos un ordenador de a bordo un poco más completo con el que controlar la información al volante, así como un indicador de temperatura del motor en el cuadro de instrumentación. Elementos a destacar son, sin embargo, el control giratorio de la climatización (es uno de los elementos que definen por dentro a este coche y nos ha gustado mucho), el sistema de parada y arranque automático del motor desconectable y el completísimo volante multifunción. Por cierto, hay muchos huecos repartidos por todo el habitáculo y todos son aprovechables.  

EcoDynamics

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvAunque las medidas sean pocas, el equipamiento incluido en el Venga para reducir el consumo repercute de una forma muy favorable. En el pack “Eco Dynamics” incluido de serie en este coche se incluyen, además de los neumáticos de baja resistencia, un recomendador de cambio de marchas en la instrumentación y un sistema start/stop llamado ISG. Utilizando los tres dispositivos a la vez, y combinando ciudad y autovía en nuestro recorrido de pruebas, el Venga ha conseguido un consumo mixto de 5,5 litros. Es poco, pero tampoco es la mejor cifra para un monovolumen de pequeño tamaño. Sin embargo, donde se notará mucho la diferencia es en recorridos por autovía, donde gracias a una sexta velocidad que otros motores de la gama no tienen ha llegado a marcar 4,2 litros tras recorrer más de 100 kilómetros a una velocidad constante de 110 km/h. Esto conquistará sin duda a los perseguidores del “ahorro a toda costa”.

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvProbablemente, son los neumáticos de baja resistencia la única medida que influye decisivamente en el consumo, ya que el indicador de marcha no es demasiado visible para el conductor y que el start/stop se acaba desconectando tras cuatro o cinco arranques y paradas del motor. El Venga nos ha dado la sensación de ser uno de esos coches que parecen consumir más de lo que en realidad consumen. Por dos motivos, uno, porque el indicador de combustible es muy grande y ves la aguja bajar casi por minutos, y dos, que el depósito de combustible no tiene una capacidad excesivamente grande (sólo caben 48 litros).

En marcha

Lo primero que queríamos comprobar a bordo de este motor 1.4 CRDi de 90 cv, dotado con inyección directa y common-rail, era su sonoridad. ¿Serán por fin un poco más refinados?. Afortunadamente, el ruido en el interior es escaso circulando por autopistas y también en ciudad. Lo que ocurre es que, igual que en muchos diesel, el trabajo de aislamiento del vano motor es excelente y sólo sufriremos el inconfundible “sonido diesel” en parkings cerrados o circulando con las ventanillas bajadas. También hay ocasiones en las que, nada más arrancarlo, el motor no tiene toda la fuerza necesaria y es preciso revolucionarlo mucho para no calarlo en una rampa de garaje, por ejemplo. Es un poco más ruidoso cuando no ha cogido todavía la temperatura, un dato que además no podemos comprobar puesto que, como ya hemos comentado, no hay indicador en el cuadro de instrumentación.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Kia Venga
Motor   1.4 CRDi 90 cv
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4068 / 1765 / 1600
Distancia entre ejes  (mm)   2.615
Diámetro de giro (m)   10,4
Peso (kg)   1342
Volumen del maletero (l)   440 / 1253
Neumáticos de serie   195/65 R15
Motor    
Cilindrada (cc)   1.396 / 4 en línea
Potencia (cv)   90
Par máximo (Nm/rpm)   220 / 1750-2750
Tracción   Delantera
Transmisión   Manual, 6 velocidades
Consumo    
Combustible   Gasoil
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   5,2 / 4 / 4,5
Emisiones CO2 (gr/km)   117
Consumo durante test (l/100km)   5,1
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   14,5
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª    
Capacidad depósito (l)   48
Velocidad máxima   167
Precio (sin extras)    
Euros   15.952
Equipamiento extra    
 
Más datos
Menos datos
 

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvPero todo eso se olvida pasados cinco minutos. En general el Venga es un coche muy suave en una utilización por ciudad, con tarados de suspensión muy confortables y en el que la segunda y la tercera marcha (ésta última bastante larga) harán el 90% del trabajo sin problemas. Este motor es por eso el más indicado si se va a combinar el uso por ciudad con viajes de media distancia. Si la utilización principal va a ser la carretera, creo que es necesario pagar los 1.800 euros de diferencia por la versión 1.6 CRDi de 128 cv (la misma que lleva el Kia Soul). Esto es debido a que las marchas cinco y seis no pueden sacar mucho partido a los 220 Nm de par porque están entregadas a conseguir un consumo bajo y obligan a reducir a cuarta velocidad para realizar adelantamientos.

Hasta 570 litros

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvYa hemos dicho que el habitáculo y el confort para cuatro personas es excelente dentro del Venga, y la capacidad de su maletero también deberá estar a la altura. Gracias a que la fila de asientos traseros puede adelantarse 13 centímetros, el volumen inicial de 314 litros puede convertirse en 570 rápidamente, renunciando eso sí al buen espacio para las piernas. Abatiendo los respaldos (en la clásica forma 60/40), el volumen puede llegar hasta más de 1250 litros. Son datos aceptables, ya que la mayoría de modelos de la competencia (Honda Jazz, Toyota Urban Cruiser, etc…) ofrecen un volumen de carga muy similar. Dentro del Venga encontraremos algún que otro gancho para colgar bolsas, una toma de corriente y, bajo el doble fondo del suelo del maletero, una rueda de repuesto (es de emergencia, eso sí). La única pega que podemos poner al maletero es que deja un escalón al abatir los asientos bastante importante, siendo necesaria la compra de otra tapa para que toda la superficie quede totalmente horizontal.

Equipamiento

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cvEn nuestra unidad hemos echado de menos lo último en llegar a la lista de opcionales de Kia, como la cámara de visión trasera en el retrovisor exterior, los sensores de parking, el techo panorámico o el arranque por botón, que son elementos destinados exclusivamente al motor más alto de la gama. Con el techo solar (720 euros) y la pintura metalizada (300 euros), el motor 1.6 CRDi de 128 cv llega a costar prácticamente 20.000 euros.

Así, tuvimos que disfrutar la prueba de este equipamiento “Drive” con climatizador, asistente de arranque en pendiente, control de crucero y bluetooth para el teléfono móvil, sin ningún extra a añadir más que el pack de navegación (1.800 euros), barras en el techo (180 euros) o un kit de pedales deportivos (80 euros).   

Resumen

El Venga es un modelo amplio y con una buena capacidad de carga con el que se pueden conseguir unos consumos muy bajos siempre que sea fuera de la ciudad. Sin embargo, ese no es el escenario donde mejor se desenvuelve, ya que el motor 1.4 CRDi de 90 cv parece bastante escaso para realizar largos viajes cargados de equipaje hasta los topes.  Sin embargo, si lo que necesitamos es un vehículo urbano con capacidad para realizar escapadas puntuales, nos llevaremos un coche bien terminado y equipado por un precio dentro del margen que piden sus rivales.

Galería: Prueba Kia Venga 1.4 CRDi 90 cv

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.