Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Lexus IS 250C

Prueba: Lexus IS 250C

Pura distinción

24.12.2009

Lexus nunca se ha distinguido por hacer descapotables. Sin embargo, siempre han ido un paso por delante en tecnología híbrida y su máxima preocupación ha ido mayoritariamente enfocada a la comodidad y al espacio para los ocupantes. Ahora bien, el sucesor del SC 430 aporta casi por completo la comodidad de la berlina ofreciendo una carrocería descapotable mejorada aerodinámicamente para seguir en un alto nivel de confort. Y es que para Lexus sigue siendo cuestión de distinguirse. Está disponible a partir de 53.970 euros…

Diferencias lógicas

Galería: Prueba Lexus IS 250CAunque la plataforma es compartida, en realidad este descapotable tiene bastantes diferencias con el IS. Muchos de los paneles de la carrocería son diferentes, ya que había que adaptar la estructura de una berlina a la aerodinámica y al diseño de un descapotable. De esa transformación sólo ha sobrevivido el capó junto con elementos básicos como los tiradores de las puertas, los faros delanteros o los espejos retrovisores. Donde más cambios estéticos llegan es en la parte trasera, justo donde debe centrarse su peso visual. Aquí encontramos unos grupos ópticos diferentes y la luz de freno (ambos con tecnología LED) integrada en el reborde del portón. Por delante, la rejilla inferior del paragolpes se ha estrechado para dar cabida a los faros antinieblas, que ahora van integrados en huecos de corte más deportivo.

Echando un vistazo desde el lateral, rápidamente descubrimos que los voladizos son más grandes (15 y 50 mm más delante y detrás) y que han sido rediseñados con la única intención de mejorar la aerodinámica y dar más capacidad al maletero. También las puertas laterales son 30 centímetros más largas que en la berlina y encima éstas tienen un mayor ángulo de apertura. Son varias reglas básicas a la hora de convertir una berlina en un coupé descapotable pero … ¿es realmente cómodo el acceso a la parte posterior a pesar de todos estos cambios?.

Galería: Prueba Lexus IS 250CInterior

Sinceramente, sí lo es. La altura de la carrocería (sólo 3 centímetros más baja) no obliga a retorcerse demasiado y, si encima podemos retirar desde el exterior el respaldo y la banqueta delantera (se acciona a través de un botón situado junto al pasador del cinturón de seguridad), la tarea es bien sencilla. Lo único que debemos hacer, una vez ha pasado el cuerpo, es dejarnos caer con un ligero impulso dentro de las banquetas posteriores, que gracias a una inclinación considerable hacen un efecto de “absorción” de nuestro cuerpo. Sin muchos movimientos estamos ya perfectamente colocados.

Galería: Prueba Lexus IS 250CY dentro el espacio para los pasajeros es más que correcto. Los asientos han sido adelantados ligeramente para no mermar la altura disponible y ofrecen buen espacio para las piernas y mucha comodidad en cuanto a anchura. Lo único que echarán en falta es un reposabrazos en la pared del habitáculo y unas vistas algo mejores, ya que el pilar C tiende a elevarse demasiado cuando se circula con el techo rígido desplegado. Un buen detalle (que beneficia al conductor) es que los reposacabezas traseros se pueden abatir, cuando no viaja nadie detrás, con una palanca situada en los pies de la banqueta trasera, justo debajo del hueco portabebidas, y que está situada a una distancia cómoda para el conductor. De esta forma la visibilidad por el retrovisor central mejora un poco y se agradece, porque en este tipo de coches suele ser casi nula.

Galería: Prueba Lexus IS 250CEn el interior del IS 250C hay pocos argumentos en contra de la calidad o de la terminación de los materiales, es más, da siempre una elevada sensación de lujo en parte debido a la acertada combinación entre la tapicería de cuero (de alta calidad y clara) y los materiales del salpicadero (oscuros con inserciones en madera). La pena es que optar por esta terminación supone pasar al acabado más alto, a partir de 62.500 euros. Un detalle que lo separa de la gama IS es que el cuadro de mandos se ha adaptado para circular en condiciones de mucha luz y evita en casi cualquier situación los reflejos y destellos. Además, los indicadores de los relojes tienen una aguja diferente y el ordenador de a bordo cuenta con indicador del estado de la capota. Cambia también el sistema de climatización y de audio, que pueden adaptar su intensidad según la velocidad a la que circulemos.

La más rápida

Lexus asegura que el mecanismo que recoge y despliega el techo rígido es el más rápido del mundo porque sólo tarda 20 segundos en completar su cometido, un tiempo que hemos medido y del que podemos dar fe. Esta hazaña, que sirve fundamentalmente para que de tiempo a descubrir el coche en un semáforo, viene además adornada con otros bonitos datos: 3 piezas, 15 motores y 37 sensores forman un complejo mecanismo que a simple vista parece coser y cantar.

Galería: Prueba Lexus IS 250CPero vamos a lo que realmente importa. El techo está recubierto de tela de calidad en su totalidad y no hemos encontrado malas terminaciones en ninguna de las piezas ni en las juntas que las unen al desplegarse, algo frecuente en muchos descapotables incluso de alta gama. Además, a una velocidad alta legal (entre 110 y 120 km/h) el ruido aerodinámico se percibe muy levemente en el puesto del conductor y algo más en las plazas traseras. En las mismas condiciones de velocidad, circulando sin techo, no hay prácticamente turbulencias en la parte delantera y se puede mantener una conversación tranquilamente, a un volumen muy bajo.

El sistema de extensión y plegado se debe activar cumpliendo varios requisitos imprescindibles como, por ejemplo, tener el coche completamente parado, tener el maletero despejado y apretar el botón situado bajo el volante durante toda la maniobra, algo que puede no gustar a todo el mundo aunque sea poco tiempo. En lo que respecta al maletero (donde irán alojadas las piezas), es necesario anclar firmemente una cubierta de plástico en dos enganches especiales, que dejará el espacio necesario. Si no se cumplen estas condiciones, el sistema alerta en el cuadro de mandos de que la operación no se va a realizar.

Galería: Prueba Lexus IS 250CEl último requisito tiene que ver con el espacio disponible en el exterior. Se trata de un sensor de proximidad que sirve fundamentalmente para asegurarse de que el techo del IS 250C no choque con otros vehículos durante una maniobra, por ejemplo, en el interior de un parking.  El requisito es que no existan objetos por detrás a menos de 35 centímetros. Si se encuentra a una distancia comprendida entre 35 y 45 centímetros, el techo se pondrá en funcionamiento, pero advirtiendo al conductor de que puede haber riesgo. La altura disponible con respecto al techo de un garaje es cosa totalmente del conductor, ya que este sistema sólo se ocupa de la retaguardia.

Elegante dinámica

No es un coche en el que las cualidades dinámicas supongan el primer argumento de compra, pero su elevado precio hace que debamos ser exigentes en todos los aspectos. El IS 250C, en este sentido, es un coche que proporciona una conducción muy entregada a la comodidad, tanto por la suspensión como por el tacto del acelerador, que es muy suave (de hecho más de uno lo encontrará demasiado poco sensible). Para tener una respuesta rápida del coche, tanto desde parado como en una incorporación a una vía rápida, es necesario pisar casi a fondo o reducir dos marchas de golpe con las levas, ya que necesita un régimen de giro bastante alto (entre 4.000 y 5.000 vueltas) para empujar con firmeza. En este modo de conducción el ruido que entra en el habitáculo sí es muy elevado.

Galería: Prueba Lexus IS 250CEs un coche muy indicado para aquellos a los que les guste conducir con un margen de revoluciones muy bajo, casi como el de los diesel, ya que los desarrollos son largos y el nivel de ruido y vibraciones del motor son apenas imperceptibles. De esta forma, además, contribuiremos a mejorar el consumo, que es más bien alto (9,3 litros según los datos de homologación) si tenemos en cuenta algunas alternativas en el mercado. Por ejemplo un BMW 325i Cabrio con cambio automático, además de ser más potente (218 cv) consume casi 1,5 litros menos. Un Audi A5 2.0 TFSI de 211 cv también consume menos (7,4 litros, casi dos menos que el IS 250 C). El consumo más bajo que hemos conseguido obtener fue de 7,6 litros por autopista a una velocidad siempre constante de 100 km/h.

En lo que se refiere a la suspensión y al aislamiento, sin duda es lo mejor del vehículo. Se ha conseguido un coeficiente aerodinámico muy bueno para ser un descapotable (el Cx es 0,29) y un confort acústico elevado, en parte porque Lexus ha utilizado mucho material aislante para este modelo. Un ejemplo es que los bajos del coche y el interior de los pasos de rueda cuentan con un carenado especialmente aislante.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Lexus IS 250C
Versión   President
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4635 / 1800 / 1415
Distancia entre ejes  (mm)   2.730
Diámetro de giro (m)   10,2
Peso (kg)   1730
Volumen del maletero (l)   583
Neumáticos   225/40 R18 y 255/40 R18
Motor    
Cilindrada (cc)   2500 (6 en V)
Potencia (cv)   208
Par máximo (Nm/rpm)   252 / 4800
Tracción   Total
Transmisión   Automática, 6 velocidades
Consumo    
Combustible   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   13,1 / 7,1 / 9,3
Emisiones CO2 (gr/km)   219
Consumo durante test (l/100km)   10,5
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª    
Capacidad depósito (l)   65
Velocidad máxima   210
Precio (sin extras)    
Euros   62.500
Equipamiento extra   Control de crucero adaptativo + Seguridad pre-colisión (3.600 euros)
 
Más datos
Menos datos
 

Capacidad y equipamiento

Galería: Prueba Lexus IS 250CLa unidad de medida en Lexus son los palos de golf y con ese propósito se ha creado el maletero. Si no pretendemos utilizar el IS 250 C como un descapotable mayoritariamente, el espacio disponible en el maletero es muy grande (583 litros) debido a que se ofrece con kit reparapinchazos y no con rueda de repuesto. En este caso la capacidad es de 420 litros. Con el techo plegado la capacidad sigue siendo buena (235 litros), sobre todo por la gran anchura que ofrece (una bolsa con palos de golf cabe algo justa). La superficie principal del maletero esconde varios huecos bajo el piso y ofrece otros huecos a cada lado para transportar pequeños objetos. Además hay un par de enganches para transportar bolsas.

La diferencia de la terminación President con respecto al otro nivel de equipamiento (Luxury) es de 8.500 euros. A cambio el cliente recibe el sistema multimedia con DVD, equipo de sonido Mark Levinson, el sistema de navegación con disco duro, los faros bixenon y otros detalles de calidad como la cámara de visión trasera o los pedales deportivos. Estéticamente cambia el interior porque los acabados llevan inserciones en madera y embellecedores en las puertas.

La única opción disponible es el sistema de protección previa a la colisión, que funciona de forma conjunta con el control de crucero activo. Lamentablemente nuestra unidad no equipaba esta opción que cuesta 3.600 euros y que sólo puede ir ligada al equipamiento President.

Resumen

Como casi todos los modelos de Lexus, el IS 250C es un coche entregado a la comodidad y a la suavidad de conducción, a pesar de que el motor es potente y que su estética corresponde perfectamente a un vehículo de altas prestaciones. Los detalles abundan por el habitáculo, cuenta con un maletero excepcional para su categoría y el sistema de capota rígida es tan refinado como rápido. Su buen confort acústico, que siempre es lo que más preocupa en los coches descapotables, hace pensar a veces que circulamos en una simple carrocería coupé. El punto en contra, sin duda, es que cuesta casi 10.000 euros más que la berlina y más que la mayoría de sus rivales. Es cuestión de distinguirse.   

Galería: Prueba Lexus IS 250C

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.