Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Lexus IS 300h F-Sport

Prueba: Lexus IS 300h F-Sport

'Sayonara' al diésel

30.08.2013

En su tercera generación, esta berlina japonesa dice `sayonara´ al motor diesel. Lo reemplaza una nueva versión híbrida que promete ser mejor en rendimiento y economía...

Intentar que una berlina triunfe en Europa sin ofrecer en su gama una o varias motorizaciones diesel resulta, a priori, una misión imposible. A pesar de esa máxima, o de que el 75% de las ventas del anterior IS correspondieron a la versión de gasóleo, Lexus ha tomado una decisión valiente: prescindir del motor diesel en la tercera generación de su berlina más pequeña, apostando en su lugar por una avanzada mecánica híbrida.

Galería: Prueba Lexus IS 300h F-SportSe denominará IS 300h y será la variante que monopolice la práctica todalidad de las ventas del nuevo modelo, con una cuota del 95% –el 5% restante será para la variante IS 250, equipada con un 'convencional' motor 2.5 V6 de gasolina y 208 CV–. Por todo ello, era lógico que para este primer contacto nos centrásemos en la variante híbrida: en concreto, hemos escogido una unidad equipada con el acabado F Sport, que incluye accesorios deportivos tanto estéticos –paragolpes, faldones y llantas de 18"– como de puesta a punto de chasis –cuenta de serie la suspensión adaptativa AVS y una dirección específica–. Bajo el capó del IS 300h conviven un motor 2.5 gasolina de cuatro cilindros con 181 CV y un propulsor eléctrico de 143 CV. En conjunto, anuncian una potencia total combinada de 223 CV y un consumo de sólo 4,7 l/100 km –que se queda en 4,3 en el acabado más básico Eco, equipado con llantas de 16"–.

¿Y en marcha? El IS 300h se desplaza con gran suavidad. Su motor no pretende ofrecer una respuesta contundente o deportiva, sino que esta pensado para viajar con total comodidad. Por lo que respecta al cambio –que, curiosamente, no tiene velocidad como tal; ver Técnica–, su suave funcionamiento es un buen complemento para este propulsor.

Galería: Prueba Lexus IS 300h F-SportExiste un mando en la consola que permite modificar el 'carácter' del vehículo para que sea más ecológico, cómodo, deportivo... Con el fin de hacer más estimulante la conducción del IS 300h, selecciono el más 'rácing' de todos –denominado Sport+– y que, entre otras cosas, permite manejar el cambio a través de las levas del volante. Asimismo, al seleccionar esta modalidad, entra en funcionamiento el llamado ASC; se trata de un sistema que emite, a través de los altavoces, un sonido que pretende imitar el de un motor V6 'de los gordos'. El sonido no siempre va en relación con la aceleración del coche... y la experiencia llega a resultar un tanto curiosa. Eso sí: la tecnología híbrida da un buen resultado en cuanto a economía de consumo. De hecho, durante la prueba, este IS se quedó en unos ajustados 5,9 litros de media, como un buen diesel.

También hay buenas noticias en lo relacionado con el chasis –que deriva, nada menos, del de su hermano mayor, el GS–. Puesto a punto en el trazado alemán de Nürburgring, lo tiene todo: eficacia, agilidad y facilidad de conducción. De hecho, la solidez del bastidor, la estabilidad, la precisa y rápida dirección y la excelente amortiguación de este IS, hacen pensar que si bajo su capó descansara el motor de 423 CV del IS-F que acaba de desaparecer, estaríamos ante una magnífica berlina deportiva.

En conclusión, aun con sus 'carencias emocionales', el IS 300h es el mejor híbrido que existe por este nivel de precio: la versión F-Sport sale por 49.700 €. Una cifra en la que, además, van incluidos cinco años de garantía, una calidad de acabado que es la envidia de las marcas alemanas y un equipamiento tecnológico, de seguridad o técnico a la altura de los mejores coches del segmento.

Técnica: di 'no' a reducir

Galería: Prueba Lexus IS 300h F-SportLexus llama 'continuamente variable' al cambio automático del IS 300h aunque, en realidad, el coche no dispone de marchas como tal. Tanto el motor térmico como el eléctrico del 300h están conectados a un engranaje epicicloidal, que funciona sumando el giro de ambos propulsores para transmitir la fuerza a las ruedas. Así, es posible 'ajustar' el régimen del motor térmico, simplemente, acelerando o frenando el propulsor eléctrico. El lado bueno es que eso permite 'sutilezas' como cargar las baterías con el coche detenido en un semáforo, pero también hace que la respuesta del acelerador del IS 300h sea más progresiva de lo esperado.

Lexus IS 300H F Sport

  • Motor: Gasolina, 2.494 cm3, 4 cil en línea, 181 CV; 221 Nm. Eléctrico 143 CV; 300 Nm.
  • Potencia conjunta: 223 CV.
  • Cambio: Automático de variador continuo.
  • Tracción: A las ruedas traseras.
  • Prestaciones: 0 a 100 km/h en 8,3 seg.
  • Vel. máx.: 200 km/h.
  • Peso: 1.695 kg.
  • Precio: 49.700 €

Lo mejor y lo peor

+ Equipamiento completo, chasis muy bien puesto a punto.
– Prestaciones y agrado de funcionamiento del sistema híbrido.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.