Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Mazda 5 2.0 CRTD

Prueba: Mazda 5 2.0 CRTD

Aún más práctico...

30.09.2008

A comienzos de 2008, Mazda llegó con el monovolumen Mazda 5, apenas dos años después de su lanzamiento al mercado, con retoques aislados y nuevos e ingeniosos detalles. Motivo suficiente para probar el remozado 6+1 plazas con motor diesel de dos litros ligeramente mejorado.

El cambio más espectacular, francamente sensacional y de gran utilidad, consiste en las puertas corredizas eléctricas opcionales para la parte de atrás. No solo porque las puertas laterales del Mazda 5 se deslizan hacia atrás con un leve toque: también el mando a distancia permite incluso abrirlas desde lejos. Las miradas atónitas de los transeúntes quedan garantizadas.

Manejo: un juego de niños

Galería: Prueba Mazda 5 2.0 CRTDTambién es práctico. En verano, antes de subirse al coche caliente se puede ventilar de manera eficaz en tan sólo unos momentos. Llegados al vehículo podremos guardar al instante y con facilidad el equipaje de mano detrás del asiento del conductor. Antes de ponerse en marcha, desde el asiento del piloto se pueden cerrar las puertas pulsando un botón. De forma alternativa se puede conducir con las puertas corredizas abiertas, si bien hay que aguantar un pitido sumamente molesto.

Las puertas corredizas también presentan otra utilidad: en plazas de aparcamiento estrechas se entra y sale sin problemas, permiten cargar por el lateral con mayor facilidad y también subirse con mayor comodidad. La amplitud de la apertura facilita además montar sillas infantiles. Si los niños son un poco más grandes no podrán hacer ninguna abolladura a los vehículos vecinos al abrir la puerta.

Test de "compresión"

Galería: Prueba Mazda 5 2.0 CRTDAsimismo, las puertas corredizas no representan riesgo de lesión alguno. Nos hemos armado de valor para hacer la prueba y hemos podido constatar para nuestro consuelo que el proceso de cierre automático se para nada más encontrar una leve oposición. Así pues, gracias a la sensibilidad del sistema mecánico no hay peligro de sufrir accidentes. Asimismo, el mecanismo causa una "robusta" impresión, como si fuera capaz de resistir abrir y cerrar un millar de veces seguidas.

En el equipamiento interior del Mazda 5, de marcado carácter pragmático, no se ha cambiado nada con respecto al modelo 2008. A pesar de las aún compactas dimensiones del vehículo, el habitáculo sigue ofreciendo un amplio espacio para el equipaje y los pasajeros, además de ser muy versátil en su uso. Asimismo, los asientos ofrecen numerosas posibilidades de transformación. Recomendamos consultar el manual a fin de conocer todas las opciones para abatirlos y desplazarlos. Si se controlan los trucos de este virtuoso conjunto de asientos, cambiar la configuración pasando de siete plazas a una será un juego de niños.

Todo encaja

Galería: Prueba Mazda 5 2.0 CRTDDa igual qué variante se elija: no se debe/puede desmontar ningún asiento. De este modo, el maletero se puede ampliar en cualquier situación pasando de 112 a 1.566 litros. Un valor, si bien adecuado, nada del otro mundo en el segmento de los monovolúmenes. Plegados por completo, también se podrán cargar muebles más grandes en el maletero plano pero ligeramente irregular. Soluciones ingeniosas para fijar los bultos como, por ejemplo, el paquete FlexOrganizer de Opel, no las incluye el Mazda 5.

Galería: Prueba Mazda 5 2.0 CRTDIgualmente no acaba de convencer la gran cantidad de plástico duro del salpicadero ni la calidad de acabado en algunos puntos. Otros fabricantes incorporan pantallas para sistema de navegación que se ajustan con precisión a la consola central. En cambio, el interior del 5 ofrece una variada mezcla de superficies, numerosos compartimentos y apartados para guardar cosas, convenciendo además por su elevada funcionalidad.

Espléndido diesel

De este motor diesel con un potencia de 143 CV bien pueden tomar nota otros fabricantes. El motor impresiona por su gran suavidad de marcha y su óptima aceleración. Aunque el máximo par motor de 360 Nm no se alcanza hasta las 2.000 revoluciones, apenas molesta el retardo del turbo. El modelo autoignición alcanza la máxima potencia a tan solo 3.500 revoluciones. La palanca, que tan a mano queda, de la caja de seis velocidades permite cambiar de marcha sin más, de forma nítida y precisa. Quien tenga prisa puede acelerar las 1,6 toneladas de este modelo de 0 a 100 en 11,0 segundos. La velocidad punta es de casi 200 km/h.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Mazda 5 2.0 CRTD 143 cv
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4505 / 1755 / 1665
Distancia entre ejes  (mm)   2750
Diámetro de giro (m)   10,6
Peso (kg)   1535
Volumen del maletero (l)   426 /1566
Neumáticos   205/50R17
Motor    
Cilindrada (cc)   1988
Potencia (cv)   143
Par máximo (Nm/rpm)   360
Consumo    
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   7,3/5,4/6,1
Emisiones CO2 (gr/km)   162
Consumo durante test (l/100km)   7
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   11
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   N.D
Capacidad depósito (l)   60
Velocidad máxima   196
Precio (sin extras)    
Euros   24450
 
Más datos
Menos datos
 

El motor de cuatro cilindros Common Rail bebe con moderación aunque vaya "tragando kilómetros" a buen paso. El depósito de 60 litros podría bastar para recorrer 1.000 kilómetros según consumo normalizado (6,1 litros). No obstante, el consumo en la práctica suele ser mayor. Por término medio hemos repostado unos siete litros por cada 100 kilómetros. A quien le guste especialmente la velocidad debe contar con ocho o incluso nueve litros. Un filtro de partículas de hollín, por cierto de serie, se encarga de limpiar los gases de escape diesel.

Incluso ágil

Galería: Prueba Mazda 5 2.0 CRTDMazda hace gala de una imagen más bien deportiva. Incluso este monovolumen familiar 5 de talante pragmático sigue la tradición. Así pues, el chasis presenta un diseño más bien rígido que confortable y bien podría funcionar con un toque más de precisión. En cambio no se despega del firme y no se inquieta siquiera a velocidad máxima. Asimismo, tomar las curvas con determinación tampoco reviste problema alguno. Ahora bien, si la carrocería se inclina claramente en las curvas rápidas, aunque, el vehículo equipado con ESP sigue dominándose con seguridad incluso en subviraje.

Alternativa asequible

El Mazda 5 con el potente motor diesel de dos litros cuesta alrededor de 24.450 euros. El interior tiene una nueva consola central, un navegador multifuncional de 7 pulgadas y el sistema de apertura eléctrica de las puertas. Es importante señalar que esta última opción no es de serie sino opcional en el acabado Active+ y Sportive. Pertenece al “Pack Travel” y viene acompañada por el bluetooth, faros de xenón, navegador, dvd y cámara trasera. Esto es, que para comprarnos el Mazda 5 más barato que equipe este sistema de puertas debemos pagar 24.850 euros (2.0 gasolina acabado Sportive) más 5.600 euros del pack. Por cierto, en comparación con los competidores Opez Zafira y Volkswagen Touran, el Mazda 5 supone la oferta más rentable.

En resumen

Unos fascinantes asientos contorsionistas, unas prácticas puertas corredizas, un fenomenal y potente diesel, así como un chasis de diseño realmente deportivo, todo ello a un precio atractivo: el Mazda 5 sigue haciendo gala de un óptimo e impresionante trabajo, ofreciendo una serie de notables características. Con sus matices dinámicos, este 6+1 plazas de aspecto claramente familiar también entra por el ojo. No obstante, el selecto motor diesel se recomienda solo para aquellos que pasen mucho tiempo al volante y deseen disfrutar de un potente par motor.

Galería: Prueba Mazda 5 2.0 CRTD

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.