Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Mazda BT-50

Prueba: Mazda BT-50

Razones de peso

13.09.2007

Con el objetivo de duplicar las ventas de Pick-up en España, Mazda estrenó en noviembre del año pasado la nueva versión de la BT-50, un modelo que ahora solo está disponible con cabina doble y que se puede personalizar con dos acabados. La impresión general es la de un coche que puede con todo, que sabe comportarse en carretera y que, además, tiene toda la fuerza necesaria para remontar cualquier adversidad. La austeridad de su interior juega algo en su contra, pero gana a sus rivales en par motor, en capacidad de remolque y en longitud de caja. Los amantes de la aventura tienen una razón más para ser felices.

Galería: Prueba Mazda BT-50¿Quién compra una Pick-up hoy en día? La respuesta no es tan sencilla si tenemos en cuenta el afluente de mercado producido por los SUV en España. En un principio puede parecer que sólo en ámbitos rurales tendría cabida un concepto de coche así. Sin embrago, el cliente potencial, según Mazda, es un ejecutivo tradicional que no necesariamente ha de salir de la ciudad para disfrutarlo. ¿Cuáles son entonces sus secretos?

Rigidez y firmeza absoluta

A pesar de que conserva toda la esencia de su antecesor, la B-2500, su carrocería es 7 centímetros más larga y los laterales de la caja son ahora más altos (han crecido 6 cm). La plataforma es la misma que la del Ford Ranger, mientras que de la B-2500 ha heredado sin embargo las suspensión delantera y el eje trasero “Berlin Eye” con ballestas. Los amortiguadores son también más grandes y permiten más cantidad de carga (hasta 1225 kg).  

Galería: Prueba Mazda BT-50Conserva el buen acceso a la caja aunque debamos acostumbrarnos al excesivo peso del portón. El recubrimiento de la carrocería se ha hecho con resina orgánica para evitar el desgaste de pequeños impactos, algo que mejora notablemente la durabilidad y la resistencia al paso del tiempo. Otro detalle importante es que el suelo de la zona de carga está ligeramente inclinado para facilitar la labor de almacenaje, además de servir para drenar el agua en días de lluvia. Se pueden insertar divisores para dividirla en dos compartimentos.

Las medidas exactas de la caja en esta Pick-up son 1,53 metros de longitud, 1,45m de ancho, altura de 46 centímetros.

Interior demasiado austero

Los tonos grises predominan en el habitáculo. La principal característica de puertas hacia adentro es el espacio que se ha querido heredar de la B-2500 y que ahora viene agrandado por la doble cabina. Siguen echándose de menos algunos detalles y un acabado no tan escueto. La consola central ha sido totalmente renovada, la retroiluminación ahora va en color verde y en los acabados Sportive existen cromados en los tiradores de las puertas.

Galería: Prueba Mazda BT-50Situados ya en el puesto de conducción nos damos cuenta de que los reposacabezas están situados a mayor altura y los brazos de los asientos recogen algo mejor el cuerpo. En la parte trasera, el ángulo entre la banqueta y el respaldo también ha aumentado casi 23 grados. La altura del asiento del piloto no es regulable, aunque se beneficia de un nuevo reposabrazos central.  Hay una sola luz para todo el habitáculo situada aproximadamente entre las filas delantera y trasera

Buen tacto al volante, a pesar de la suspensión

El comportamiento de este monstruo se caracteriza por una suspensión muy rígida, quizá demasiado, que entorpece un poco la conducción siempre que tengamos que sobrepasar resaltos a más de 20 km/h. Se nota sobre todo en la parte trasera por la gran longitud de la caja. La dirección nos ha parecido precisa y lo suficientemente rígida para no perder tacto y sensaciones. No se nota diferencia entre la posición 4x2 y la 4x4.  

EL nivel de ruido que pasa al habitáculo no es excesivo aunque sí hay que tener en cuenta que no filtra las vibraciones. Mazda ha utilizado materiales de aislamiento que consiguen atenuar el gran rugido del 2.5 CRTD (como la fibra de vidrio, por ejemplo) hasta en 6 db.  

Este motor dispone de un turbocompresor con bajo momento de inercia y con geometría de álabes variable (VGT). Éste se combina con el intercooler (más grande) que mejora la refrigeración hasta en un 14%.

Los desarrollos de la caja de cambios son amplios y disponen de par desde muy bajas revoluciones (330 Nm a 1800 rpm). Las marchas tercera y cuarta son muy largas y permiten adelantamientos progresivos sin necesidad de reducir. Los consumos que deberemos asumir no bajarán de los 9 litros cada 100 kilómetros.

La transmisión 4x4 de la BT50 monta una caja más grande y permite pasar de la tracción 4x2 a la total y utilizar la reductora. Además del diferencial autoblocante (que ajusta el par entre las dos ruedas traseras), se puede utilizar el sistema de rueda libre remota (RFW).

Precio

La japonesa logró vender en todo el mundo mas de tres millones de modelos B-2500. Ahora, la BT-50 se puede comprar a un precio de 26.300 euros, en versión de doble cabina (única) y con acabado Sportive.  La intención de Mazda ha sido la de crear un Pick-up con interior de berlina y con carácter Zoom-Zoom. En nuestra opinión, han conseguido lo segundo.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.