Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Prueba: Mazda3 MPS

Prueba: Mazda3 MPS

Maravillas al alcance de la mano

04.05.2007

Cada vez que tenemos la ocasión de conducir un motor MPS – ya sea en la carrocería del 6 o del 3 - se nos dibuja una tímida sonrisa en la cara. Son 260 cv resoplando en un motor 2.3, una tracción delantera –muy rara en una carrocería así- y uno de los diseños más competitivos que se pueden encontrar hoy en día. Todo por un precio inferior a 28.000 euros. Hoy en día es difícil conseguir tanto a cambio de un precio así.

De entre sus rivales directos –en las variables de tamaño, motor, y precio- sólo el Opel GT le supera en potencia (264 cv a un precio de 29.900 euros). El resto de la clase estaría formada por el Seat León Cupra (2.0 TFSI de 240 CV por 26.000 euros) y el Opel Astra OPC 2.0 Turbo (también de 241 cv por cerca de 30.000 euros). Dentro de esta reunión de joyas, es muy fácil decantarse hoy en día por ésta, el “Performance Series” de Mazda.

Coleccionar sensaciones al volante
Prueba Mazda3 MPS
Aunque ya habíamos honrado en su momento las virtudes de este propulsor, lo cierto es que nos sigue provocando un juguetón revoloteo en la tripa conducirlo. Apurarlo, salir en seco, revolucionando el motor como sólo Mazda permite a sus coches, desde abajo y buscando el par máximo sin tapujos. Y hasta que la ley nos separe.

Al ser notablemente más compacto y ligero que el 6 MPS (pesa casi 200 kilos menos) y no tener tracción total –sino delantera-, su comportamiento es mucho más extremo y agresivo, y hace que la conducción de uno y otro no tenga nada de parecido. Por ejemplo, en éste el volante recibe mucha mas sensaciones – a pesar de que el par esté controlado en las primeras marchas– y obliga a asegurarse con las dos manos en un buen envite de esta máquina.

Salir a fondo y en seco con esta máquina puede producir reacciones contradictorias para el conductor. Por un lado, certeza de saber que el DSC (el control de estabilidad) está en alerta y al cual obligamos a asomarse en momentos como éste, donde la dirección del vehículo pende de tanta fuerza. Por otra, el inmenso placer de continuar sintiendo gravedad en nuestra espalda.
Prueba Mazda3 MPS
Con su potencia y un par máximo de 380 Nm a 3.000 vueltas, el nuevo Mazda3 es capaz de alcanzar los 100 km/h en tan sólo 6,1 segundos. Una vez en marcha, recupera - en 5ª y a 80 km/h - los 120 en menos de cinco segundos. Uno de los artífices de esta proeza es el sistema S-VT, un mecanismo de sincronización de válvulas que mejora la apertura y cierre de éstas para agilizar la eficacia en cada marcha.

Éste es un motor de inyección a alta presión (máx 115 bar.) capaz de entregar el 100% de su fuerza en frío, a pesar de que otros elementos, como los frenos, necesiten mas tiempo para calentarse y funcionar a pleno rendimiento. Damos fe de la notable diferencia que hay entre detener el vehículo a 50 km/h en frío y hacerlo tras haber recorrido 5 kilómetros por ciudad. Si bien no comprometen demasiado la seguridad, supone un “handycap” provocado por unos discos de freno tan grandes pero a la vez necesarios – tienen 320 mm de diámetro en las motrices y 280 en las traseras -.

Aerodinámica y diseño: suma y sigue
Prueba Mazda3 MPS
La explicación a que este coche se mueva con la soltura que le caracteriza tiene mucho que ver con la evolución que Mazda ha hecho de su aerodinámica. De la carrocería lo mas significativo sea quizás el aumento del tamaño de  los guardabarros, así como la evolución que se ha dado tanto al parachoques y las mejoradas entradas de aire.

Es un par de centímetros más largo que la carrocería normal, pero similar tanto en anchura como en altura (4435/1765/1465). Lo más atractivo son sin duda sus llantas -de 10 radios y 18”- y su escape -cromado de enormes dimensiones-. Estos dos elementos son diferentes a la serie tradicional porque evidentemente son deportivos, formando un resultado mezcla de atletismo y sobriedad.  

De puertas para adentro no hay excesivos cambios de diseño - sólo algunos detalles - aunque sí mejoras del equipamiento. Los asientos del MPS sujetan mucho mejor que los tradicionales del Mazda3, sin perder comodidad. Son anatómicos, de corte deportivo y con tapicería forrada en cuero negro con detalles en las costuras, que dan personalidad al habitáculo a la par del volante de cuero o la pedalera acabada en aluminio.

De los controles integrados en el volante, una vez mas alabar la sencillez y precisión del control de velocidad y los botones de control de sonido (en el MPS con equipo BOSE de 8 altavoces y cargador de 6 cds).

Distinción:

En Japón utilizan orgullosos este motor para el nuevo MPV (sólo a la venta allí) y cuentan ya mas de un millón de ejemplares vendidos desde su lanzamiento. Es sin duda el estandarte de la japonesa y transmite al mundo de los compactos de altas prestaciones una poderosa alternativa. Un caramelo realmente asequible que hará las delicias de un público potencialmente joven y atrevido.

Espíritu Zoom Zoom lo llaman.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.