Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba MINI

Prueba: MINI

Crecimiento sostenido

27.02.2014

La tercera generación de este exitoso e icónico modelo llega al mercado español con diversas mejoras en sus motorizaciones, sistemas de seguridad, espacio interior... aunque sin perder el aire retro tan característico del modelo.

La marca MINI sin lugar a dudas ha sido la gallina de los huevos de oro desde que BMW se hizo con el mando. En el 2001 presento la primera generación y desde entonces se han vendido 2.500.000 en todo el mundo. En marzo se pone a la venta la tercera generación y en Autofácil nos hemos desplazado hasta Puerto Rico para realizar la primera prueba de conducción después de la presentación estática que se hizo en Londres en noviembre del año pasado.

La tercera generación del MINI se trata del más moderno, más amplio y mejor fabricado de todas las generaciones anteriores. Por un lado es normal, ya que los modelos van alcanzando un grado de madurez en cada nueva generación pero no siempre tiene porque ser así en cuanto a materiales y acabados. En este caso el MINI mejora en todos ellos con unos plásticos de tacto blanco incluso en las zonas bajas del salpicadero. Los ajustes de todos ellos resultan buenos ya que incluso circulando por carreteras bacheadas –muy típicas en la zona de Puerto Rico por donde discurría la ruta- en ningún momento se apreciaron ´grillos´ típicos de las anteriores generaciones. En este caso el interior de MINI parece estar formado de una sola pieza.

Galería: Prueba MINIPor dentro la ergonomía también ha sido un factor determinante en la nueva generación. Se han recolocado los mandos de los elevalunas que ahora pasan a estar en las puertas junto con el mando que acciona el cierre centralizado. El diseño original con un gran reloj central sigue estando presente pero en este caso ahora no marca la velocidad sino que lleva una pantalla –que en opción puede ser TFT de 8,8"- y los mandos para manejar el equipo de audio. Los indicadores de velocidad y de combustible pasan a estar colocados en una posición más lógica esta es detrás del volante.

Las palancas de los intermitentes y los limpiaparabrisas son de nuevo diseño ofreciendo un buen tacto junto con el del resto de botones disponibles para controlar las diversas funciones. En el caso de elegir el sistema de navegador, el MINI incorporara un mando para controlarlo similar al de los últimos modelos de BMW con un gran botón central que admite la escritura táctil para por ejemplo, marcar un número de teléfono o escribir una dirección sin apartar la vista de la carretera.

Gracias al aumento de tamaño exterior –es 10 cm más largo, 4,4 cm más ancho y 0,7 cm más alto- la ganancia del espacio interior es notable sobretodo en las plazas traseras pasando a ser utilizables por adultos incluso en viajes largos. Eso sí, el interior sigue estando homologado para cuatro pasajeros.

Una cosa que resulta curiosa y novedosa es que por primera vez desde que MINI es de BMW lleva motores de ´cosecha propia´. Recordemos que en el modelo de 2001 los motores gasolina eran de origen Chrysler y los diesel de Toyota, en la segunda generación los motores tanto diesel como gasolina los compartía con PSA -excepto en los últimos años que los diesel fueron sustituidos por unos de BMW-.

Galería: Prueba MINIAhora los motores son totalmente nuevos y tanto en diesel como en gasolina van equipados con turbo. En el caso de los gasolina –todos con tres cilindros menos el Cooper S que es de cuatro- equipan el sistema TwinPower Turbo, inyección directa y sistema de regulación variable del árbol de levas en admisión y escape que la marca denomina doble VANOS. Además tanto los Cooper como los Cooper S incorporan es sistema Valvetronic que regula la apertura de las válvulas lo que mejora la respuesta y reduce los consumos. Los diesel –todos con tres cilindros- incorporan turbo de geometría variable e inyección directa.

Por lo tanto la gama de motores queda de la siguiente manera:

  • MINI One: Motor 1.2 Turbo con tres cilindros y 102 CV con un consumo medio de 4,6 l/100 km
  • MINI Cooper: Motor 1.5 Turbo con tres cilindros y 136 CV con un consumo medio de 4,5 l/100 km.
  • MINI Cooper S: Motor 2.0 Turbo con cuatro cilindros y 192 CV con un consumo medio de 5,7 l/100 km.
  • MINI One D: Motor 1.5 Turbo con tres cilidros y 95 CV con un consumo medio de 3,4 l/100 km.
  • MINI Cooper D: Motor 1.5 Turbo con tres cilindros y 116 CV con un consumo medio de 3,5 l/100 km.

*Las versiones One todavía no disponen de fecha de comercialización.

Todas las motorizaciones equipan una nueva caja de cambios de seis velocidades menos la versión One D que es de cinco. Para los cinco motores está disponible una caja de cambios automática de seis relaciones. Todos ellos llevan el sistema Start&Stop que apaga el motor de manera automática mientras estemos parados.

Durante la presentación tuvimos la oportunidad de probar la versión Cooper con cambio manual y Cooper S con cambios automático.

Galería: Prueba MINIDe la primera sorprende la elasticidad del motor con par desde apenas 1.200 rpm lo que resulta muy agradable a la hora de conducir en ciudad teniendo siempre respuesta circulemos en la velocidad que circulemos. En marcha la sonoridad del motor tricilíndrico apenas es apreciable aunque al ralentí esta peor conseguido que por ejemplo el motor Ecoboost –también con tres cilindros- del Ford Focus. Eso si, en ningún caso existen vibraciones características hace años de estos motores.

La caja de cambios ofrece un tacto directo con unos recorridos de la palanca muy cortos y unos desarrollos que sobretodo en las últimas velocidades tirando a largos lo que reduce las revoluciones del motor mejorando así los consumos. El gasto total real de la prueba se sitúo en unos interesantes 5,7 litros.

La versión Cooper S con cambio automático sorprende por su respuesta aunque bien es cierto que la diferencia de potencia de 8 CV respecto al actual Cooper S no es apreciable. Lo que si ha mejorado ha sido la suavidad con la que sube de vueltas resultando mucho más progresivo a la hora de entregar la potencia reduciendo las pérdidas de tracción de la generación anterior. A esto también ayuda el sistema de control de tracción con bloqueo electrónico de diferencial y Performance Control –un sistema que controla el subviraje-

Galería: Prueba MINIEn marcha ambas versiones sorprenden por su comportamiento en cualquier tipo de carretera. Gracias a su elaborado sistema de suspensión –que ahora por primera vez puede ser pilotada con regulación de dureza- el MINI es capaz de pasar por zonas a alta velocidad sin apenas inmutarse por muy bacheado y roto que este el asfalto. En el caso del Cooper S, la suspensión resulta más dura pero la sequedad de las anteriores generaciones ha desaparecido. La dirección eléctrica tiene un excelente tacto y una muy buena precisión de guiado.

Otra de las novedades destacables de la nueva generación son las mejoras de equipamiento ya que puede llevar de manera opcional el Head-Up Display -que proyecta la información referente a la velocidad, navegador...en una membrana de plástico que aparece de manera automática en el salpicadero-, cámara de visión trasera, control de velocidad activo, lector de señales de tráfico, sistema de aparcamiento asistido, luces largas automáticas, faros de LED, detector de peatones en caso de atropello...

Las primeras unidades del MINI de tercera generación llegaran al mercado español en el mes de marzo y justos antes de ponerse a la venta, conoceremos los precios oficiales los cuales se espera que aumente ligeramente respecto al actual modelo.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.