Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Prueba: Opel Meriva 1.8 125 cv

Prueba: Opel Meriva 1.8 125 cv

Flexibilidad para un polivalente

06.01.2007

Siguiendo una fórmula habitual en los fabricantes de automóviles de aumentar el volumen para conseguir espacio, Opel ha apostado por este nuevo concepto de monovolumen. Con un recién estrenado sistema de asientos FlexSpace, que permite configurar el espacio interior según deseemos, puede ofrecer al conductor de una a cinco plazas mediante unos sencillos pasos. Las motorizaciones del Meriva son variadas, de modo que también hay precios al alcance de casi cualquier bolsillo, y permiten que configuremos este modelo de acuerdo a nuestras necesidades

El Meriva es un coche de tamaño contenido, de concepto parecido al Ford Fusion o, en otro orden, al C3. La clave en todos ellos es sobreelevar el techo para aumentar la habitabilidad. La versatilidad que alcanza el espacio interior del Meriva gracias al sistema de asientos FlexSpace permite que el conductor disponga de cinco plazas y, en menos de tres minutos, las transforme en un espacio de carga superior a los 2.000 litros. Los pasajeros traseros cuentan con tres asientos con una configuración 40:20:40 con un buen espacio para las piernas. La plaza central tiene un respaldo de 15 cm menos que la banqueta ya que cuando no se necesita puede plegarse y bajar hasta la altura de los asientos exteriores, permitiendo que éstos se desplacen 75 mm hacia el centro y 70 hacia atrás, con la consiguiente ganancia de espacio. Si necesitamos más de los 350 litros que ofrece el Meriva en su configuración normal, las banquetas pueden desplazarse hacia delante, con lo que se consigue un volumen de 560 litros.

El Meriva tiene la posibilidad de pedirse con mesillas adosadas a los asientos delanteros. También se puede equipar con el sistema de sonido Twin Audio consiste en un módulo situado en la consola central trasera que permite escuchar la radio mientras el conductor y su copiloto disfrutan de un CD gracias a sus tomas para dos auriculares.

La unidad probada era la que monta el motor de gasolina de 1.8 cc con un rendimiento de 125 CV. Es el mismo que montan las unidades GSI de la marca, lo que dota a este modelo de un dinamismo y alegría en marcha muy superior a la que modelos parecidos de otros fabricantes nos tienen acostumbrados. Acelera sin tirones desde muy abajo en el cuenta revoluciones y a ello contribuye sin duda su caja de cambio de 5 relaciones más bien cortas. A cambio de este rendimiento tenemos un consumo y rumorosidad algo elevados, por lo que se echa de menos una sexta marcha que eliminase estos inconvenientes.

La estabilidad es correcta en todo momento, notando cierta tendencia subviradora  que corregimos con el tiempo y la adaptación al vehículo. La comodidad de las suspensiones priman sobre otros factores, dada la vocación familiar del vehículo. De todos modos, con este motor preferiríamos unas un poco más formes que permitan inscribir mejor el vehículo en curvas por permitirnos mayores apoyos y menores oscilaciones.

La sensación de conducción es buena en todo momento, la ergonomía prima el diseño interior y los mandos son de suave y fácil manejo. La impresión de seguridad en circunstancias normales resulta notable. El mismo esmero se ha puesto en el diseño exterior, que otorga al nuevo modelo un aspecto robusto y estable y que le ha hecho merecedor del ‘Premio de Diseño MPV’, otorgado por el Instituto Británico de Ingenieros de Vehículos.

Uno de los pocos peros que le podemos poner al buen puesto de conducción es que en giros cerrados hacia la izquierda el conductor encontrará su visión limitada por el pilar que une el parabrisas con la ventanilla adicional delantera. Aunque proporciona luminosidad al habitáculo y aumenta la sensación de amplitud, el parabrisas está muy echado hacia delante y la columna que lo integra en la estructura del vehículo pasa directamente ante los ojos del conductor.

Opel, que pretende formar el 40% de su gama con modelos innovadores, prevé unas ventas de 150.000 a 180.000 Meriva cada año, tanto en Europa como en América del Sur, donde se conocerá como Chevrolet Meriva. Según el fabricante alemán, el 50% de sus compradores serán nuevos clientes de la marca, que se verán atraídos por la buena fama del monovolumen ya que, por ejemplo, en seguridad ha conseguido 4 estrellas en los últimos tests de la entidad EuroNCAP.

Su precio va desde 12.700 euros (2.113.00 pesetas) del modelo básico, hasta 16.340 (2.718.000 pesetas) del 1.8 Cosmo.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.