Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Prueba Peugeot 2008

Prueba: Peugeot 2008

Agarre urbano

14.05.2013

En los últimos tiempos proliferan los modelos del segmento B con aire SUV que siguen la estela del Nissan Juke, como el Renault Captur, el Opel Mokka, Chevrolet Trax, etc. Ahora el turno le llega a Peugeot con su 2008.

Galería: Prueba Peugeot 2008Si hay un segmento que ha sufrido una profunda evolución en estos últimos años, ese es el segmento B. Ya no sólo se ciñe a vehículos pequeños, de menos de 4 metros de largo, que, en muchos casos con carrocería de tres puertas y con motores más aptos para las ciudades. Ahora, la tendencia ha cambiado, son ya muchos los modelos que sobrepasan dicha longitud – Renault Clio, 4,06 m, Seat Ibiza, 4,06 m,- e incluso las marcas han dado un paso más allá al introducir el concepto SUV. Así, no es de extrañar que los mini-todocamino den mucho de qué hablar durante este 2013. Uno de ello será, sin duda, el Peugeot 2008 y Autofácil pudo probarlo durante la presentación realizada en Estrasburgo.

El 2008 podría catalogarse como la versión ´todo camino´ del 208; no en vano, el 66% de sus piezas son idénticas. Sin embargo, nuestro protagonista es 20 cm más largo, 4,16 metros, 9,6 cm m1s alto y tiene una altura libre total de 16,5 cm, 2,5 más que el 208, lo que le convierte en un modelo apto para hacer alguna escapadita por el campo. De ahí que incorpore ciertos elementos típicos de los SUV como son las barras cromadas, los protectores delanteros y traseros en la carrocería y la ya comentada altura libre al suelo.

En el interior, se gana en habitabilidad, al poder alojar a cuatro pasajeros adultos -de más de 185 cm de altura- sin problemas de espacio, ni en las piernas, ni en la cabeza; y versatilidad, al tener un maletero mucho más capaz que varía desde los 360 litros –285 del 208– hasta los 1.194 litros con la segunda fila abatida. Además, por el habitáculo hay repartidos varios huecos –puertas, túnel central- y una guantera de amplias dimensiones.

Galería: Prueba Peugeot 2008Mejor por asfalto, pero con aptitud off road

Llegará con dos mecánicas de gasolina, 1.2 VTi de 82 y 1.6 VTi 120 CV, y otras dos diesel, 1.6 e-HDi de 92 y 115 CV. En ambas se incluirá el Start&Stop y el sistema de recuperación de la energía de frenado, consumiendo 3,8 l/100 km y emita 98 gr/km de CO2 datos que logra con el motor de 92 CV, cambio automático-manual pilotado de seis marchas (CMP) –4,2 l/100 km y 103 gr/km con el manual de cinco-.

Durante la toma de contacto comprobamos que es un vehículo verdaderamente cómodo, con una suspensión firme sin llegar a ser extremadamente seca. La dirección cumple de sobra al ser muy asistida cuando circulamos a bajas velocidades y algo más dura cuando se va un poco más rápido. También pudimos probar todos y cada uno de los motores y tras realizar prácticamente el mismo número de kilómetros, el HDi de 92 CV nos parece la opción más acertada. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 sg y alcanza los 181 km/h, pero además tarda 12,5 sg en realizar el 80-120 km/h en quinta. El HDi de 115 CV se postula como un buen motor ya que sólo gasta 0,2 litros más, es un segundo más rápido en acelerar pero es 2 sg más lento en recuperar. Además, sólo se puede adquirir con el nivel de equipamiento más alto, por lo que es 2.800 más caro que el e-HDi de 92 con acabado Active, el intermedio y, a nuestro juicio, el más recomendable.

Galería: Prueba Peugeot 2008Con respecto a los de gasolina, el 120 CV es mucho más satisfactorio que el de 82 CV, no sólo por la diferencia de potencia, logrando una mejor respuesta desde un régimen cercano a las 1.700 rpm –el de 82 CV debe subir por encima de las 2.000 rpm-, sino por el agrado de conducción al filtrarse menos vibraciones. No obstante, la situación es idéntica a la de los diesel ya que el 1.6 VTi sólo se puede adquirir con el acabado más alto, mientras que el 1.2 VTi puede hacerlo con el básico, Access y con el intermedio, Active; de elegir este último, sería 3.300 euros más barato.

Sin embargo, la ventaja que posee el acabado más alto es que pueden incorporar como opción el sistema de aparcamiento automático Park Assist –350 euros–, y el Grip Control. Un sistema que aumenta la motricidad en terrenos de poca adherencia adaptando el control de tracción y el par a las condiciones del terreno y con el que se descarta por completo la idea de un 2008 con tracción total. Posee cinco modos, Normal, Nieve, Arena, Barro y ESP Off pudiendo seleccionar cada uno mediante una rueda situada en la consola central. El hecho de incorporar el Grip Control, obliga al usuario a adquirir la opción de los neumáticos M+S –barro y nieve- con llanta de 17" -100 euros-.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.